lunes 17 de febrero de 2020 | Suscribite
POLITICA / diplomáticos contra el golpe
lunes 11 noviembre, 2019

¿Golpe de Estado o crisis institucional? Cruces en Cancillería por la postura sobre Bolivia

La asociación que nuclea a diplomáticos en el exterior rechazó el "golpe de Estado" y mostró preocupación por los colegas que trabajan en el país limítrofe.

El canciller Jorge Faurie. Foto: Cedoc
lunes 11 noviembre, 2019

El canciller argentino, Jorge Faurie, fue claro al expresar la postura del gobierno de Cambiemos sobre Bolivia: "No están los elementos para definirlo como un golpe de Estado", dijo y consideró que el país solo atraviesa una "crisis institucional".

Sin embargo, no todos en Cancillería opinan lo mismo. Este lunes, la Asociación Profesional del Cuerpo Permanente del Servicio Exterior de la Nación (APSEN), se diferenció de la postura del gobierno y expresó su condena al "golpe de Estado que depuso al Presidente Evo Morales", además de manifestar su preocupación por la situación de los diplomáticos que se encuentran trabajando en el país limítrofe.

Por qué Macri debe condenar la intervención militar en Bolivia

"Seguimos con atención la situación de los funcionarios diplomáticos que están asistiendo a los argentinos en la Embajada y nuestros 6 consulados en Bolivia, a raíz de la violencia y el golpe de Estado que depuso al Presidente Evo Morales, el cual condenamos", sostuvo a través de Twitter la organización que representa al 94% de los diplomáticos argentinos activos y jubilados.

El breve texto se suma al documento publicado el domingo por los trabajadores de ATE Cancillería que cuestiona lo expresado por Faurie y acusa al gobierno de "supeditar su postura internacional a un cálculo político de carácter discrecional".

"El comunicado de la Cancillería argentina frente al golpe cívico-policial consumado en el Estado Plurinacional de Bolivia, por el cual califica lo acontecido como ‘renuncia al cargo’ y ‘período de transición’, en un contexto de persecución abierta y amedrentamiento de dirigentes y ciudadanos bolivianos, lleva nuevamente a pensar que el gobierno ha decidido supeditar su postura internacional a un cálculo político de carácter discrecional, cuando no a una lisa y llana subordinación a los dictados emanados por una autoridad foránea”, expresó ATE Cancillería.

El gobierno argentino expresó su postura anoche a través de un comunicado que fue reforzado este lunes por la mañana por el canciller Faurie en una conferencia de prensa. El funcionario de la administración de Mauricio Macri dijo que "no están los elementos para definir como un golpe de Estado" lo sucedido en Bolivia el domingo pasado, después de que Evo Morales renunciara tras la amenaza por parte de las Fuerzas Armadas y Policiales, y el asedio y detención de funcionarios de su gobierno de manera arbitraria.

Los 13 años de Evo Morales en el poder: aciertos y fracasos de sus gobiernos

"Las fuerzas armadas no han asumido el Poder. Están simplemente haciendo medidas de diálogo con distintas fuerzas políticas y esto va a conducir a que mañana pueda la Asamblea Legislativa elegir quién va a presidir este gobierno de transición para el período de noventa días", dijo Faurie.

El canciller dijo también que en Bolivia hay "un vacío de poder" hasta que la Asamblea Legislativa decida quién conducirá el país por los próximos noventa días. "En este momento y siguiéndolo paso a paso no están los elementos para describir esto como un Golpe de Estado ya existente. Creemos que es muy importante el rol de las fuerzas armadas y de seguridad simplemente para garantizar la continuidad de la vida institucional de Bolivia y no asumir ni tener un rol más protagónico que el que marcan las leyes de Bolivia", dijo.

MS/ EA


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4908

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.