martes 28 de septiembre de 2021
POLITICA en el correo argentino
22-08-2021 00:20
22-08-2021 00:20

Hubo fallas y retrasos en el simulacro del escrutinio

El sistema que este año vuelve a proveer la española Indra mostró falencias que en el Gobierno esperan que sean resueltas para la prueba de la próxima semana. Se detectaron telegramas con otra fecha y demoras en la carga.

22-08-2021 00:20

La Dirección Nacional Electoral realizó ayer el simulacro general electoral para corroborar el correcto funcionamiento del despliegue técnico y logístico de cara a las elecciones PASO del 12 de septiembre, y surgieron algunas señales de alerta que deberán ser resueltas en los próximos días, para volver a probar el sistema el sábado 28 de agosto.

El sistema de escrutinio quedó a cargo de la empresa Indra, ganadora de la licitación, y también se encuentran involucrados en el proceso el Ministerio del Interior, la Justicia Electoral y el Correo Argentino.

Según contaron a PERFIL especialistas que participaron de la prueba en la provincia de Buenos Aires hubo algunas sucursales del Correo Argentino que no permitieron el ingreso para realizar el simulacro así como se registraron inconvenientes con la lectura de los telegramas.

“Tenían fecha del 1° de agosto”, confirmó un fiscal de Juntos por el Cambio, quien indicó además que hubo complicaciones en el sistema de transmisión y de recuento, que hizo que el sistema se trabara a media mañana. A las 14 llevaban procesados apenas 20 mil telegramas sobre 100 mil.

A diferencia de la prueba de escrutinio, que ya se realizó hace dos semanas, el simulacro implica la verificación de todas las instancias involucradas en el conteo de los votos, que contempla la transmisión, el recuento y la difusión de los resultados.

Para ello, fueron convocados y capacitados 13.663 operadores de transmisión y 2.456 supervisores en todo el país, a los que se suman 6.400 trabajadores de Correo que brindaron soporte técnico, administrativo y de logística.

Además, participaron 1.170 digitadores de los telegramas, para cargarlos en el sistema de recuento provisorio y más de 2 mil apoderados y fiscales informáticos de todas las fuerzas políticas.

La titular de la DINE, Diana Quiodo, reconoció que “la pandemia modificó todo el trabajo del proceso electoral. La idea era simular lo más cercano a una situación real de elección”. La funcionaria anticipó también que “es probable que la jornada de votación se extienda más allá de las 18, por las filas y el distanciamiento”.

En el simulacro se probó la carga de datos de la totalidad de los telegramas en el sistema de recuento provisorio a cargo de la DINE, que se instalará para su operación en dos centros de cómputos en las sedes de Correo en el barrio porteño de Barracas y en la localidad bonaerense de Monte Grande.

Por su parte, la secretaria de Asuntos Políticos, Patricia García Blanco destacó la participación de fiscales y apoderados de las alianzas y remarcó que en la semana se analizarán con ellos los resultados del simulacro.

Si bien desde el oficialismo minimizaron los inconvenientes durante el simulacro, especialistas de la oposición anticiparon que no descartan realizar alguna presentación judicial en el transcurso de la semana para dejar asentadas las deficiencias en el sistema. Otra de las preocupaciones fue que no fueron invitadas a participar las ONGs ligadas a la transparencia electoral, como sí sucedió en las ediciones de 2017 y 2019.

La mayor inquietud tiene que ver con que a tres semanas de las elecciones el sistema todavía no pudo funcionar sin inconvenientes, lo que pone en marcha un trabajo contrarreloj de todas las partes involucradas para poner a tono el funcionamiento para el 12 de septiembre y evitar cualquier sospecha sobre el conteo de los votos.

En esta Nota