lunes 05 de diciembre de 2022
POLITICA cayó 0,2 CONTRA JUNIO

La actividad industrial creció 9,2% interanual en julio, según la UIA

24-09-2022 03:20

La actividad industrial registró en julio una suba del 9,2% interanual, pero cayó un 0,2% respecto de junio pasado, según el informe del Centro de Estudios de la Unión Industrial Argentina (UIA).

En los primeros siete meses del año el Indicador de Producción Industrial (IPI) de la cámara fabril registra un crecimiento acumulado del 7,9% respecto del mismo período del año anterior. Estos datos se conocieron horas después de que el ministro de Economía, Sergio Massa, se reunió con la central fabril en la sede de Avenida de Mayo.

El informe de la UIA señaló que la producción de julio se vio afectada “por una mayor incertidumbre macroeconómica y el salto de la brecha cambiaria”, aunque aclaró que “el impacto en la producción fue más moderado de lo esperado, producto de la reducción de stocks que permitieron sostener la producción”.

Según el relevamiento, 11 de los 12 sectores que componen el IPI sostuvieron las subas interanuales durante el mes, con la excepción del textil, que se mantuvo estable en términos interanuales. La producción de autos mostró el mayor incremento con un 37,9% interanual, con subas en las ventas al mercado interno y caída en las exportaciones por las menores compras de Brasil.

Le siguieron el sector de Electrónicos, con una suba de 25,5%, Metales básicos 11,6%, Minerales no metálicos (insumos para la construcción) con un 8,8%, Metalmecánica 8,1%, Refinación de petróleo 7,6%, Papel y Cartón 5,4% y Alimentos y Bebidas 2,9%, Sustancias y Productos químicos 3,6%, mientras que el sector de Productos farmacéuticos registró una caída de 2,7%,comparado con julio del año anterior.

El análisis señala que “la segunda mitad del año comenzó con elevada incertidumbre y un panorama más complejo para la producción, como consecuencia de las tensiones macroeconómicas y las restricciones al acceso a divisas y al comercio exterior”.

Según la encuesta de la UIA, el 74% de empresas encontraron dificultades para abastecerse de insumos y un 70% para pagar importaciones.

Otro 32% frenó parte de sus operaciones, mientras que otro 46% consideraba probable tener que hacerlo en el futuro. Además el 54% de las compañías bajaron sus stocks de materias primas y extendió el plazo de entrega de proveedores. Por último, el porcentaje de empresas con expectativas positivas sobre su propia situación económica pasó del 46,1% al 33,5%.

En esta Nota