lunes 21 de junio de 2021
POLITICA PODA A LA COPARTICIPACION
01-12-2020 13:22

Tras los cambios, Ciudad y Nación tendrán 60 días para negociar los fondos de la coparticipación

El oficialismo debió incorporar cambios al proyecto de recorte a la coparticipación para llegar a los 129 votos. Una vez que reciba el aval del Senado, se abrirá una instancia de negociación pero mientras tanto habrá transferencias automáticas.

01-12-2020 13:22

Con una cifra más que ajustada, el Frente de Todos logró aprobar hoy en la Cámara de Diputados el proyecto que avala el recorte de más de un punto de coparticipación a la Ciudad de Buenos Aires, con el pretexto de aportar más federalismo a la distribución de los fondos. 

A raíz de los cambios que se incorporaron en el proyecto, volverá al Senado para lograr la sanción definitiva ya en el período de sesiones extraordinarias que estableció el presidente Alberto Fernández ayer antes de la medianoche para organizar la discusión parlamentaria de aquí al 28 de febrero de 2021. 

En la oposición había trascendido el temor de que Cristina Kirchner, vicepresidenta y titular del Senado, intentara insistir con el proyecto original ya que cuenta con la mayoría necesaria para llevarlo a cabo pero confían en que se seguirá el rumbo de la negociación que se encaró entre las distintas partes involucradas. 

Una vez que se apruebe de manera definitiva el proyecto, se podrá comenzar a trabajar en la comisión que involucrará a referentes del Poder Ejecutivo Nacional y del Gobierno porteño para definir la cifra.

"El gasto anual que demande la transferencia realizada a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en el marco del convenio aprobado por el artículo 1° de la presente y su mecanismo de actualización trimestral serán acordados en forma bilateral por el Poder Ejecutivo Nacional y el Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en un plazo de sesenta (60) días corridos contados a partir de la sanción de la presente”, señala el texto modificado en su artículo 2.

 

Hasta la puesta en marcha del nuevo mecanismo de transferencia de fondos, el Gobierno nacional transferirá cada mes de manera automática la "doceava parte" de los previstos $24.500 millones hasta tanto se determine un nuevo monto con el acuerdo de las dos partes.

Con ese dinero, el Gobierno de la Ciudad deberá afrontar el financiamiento de los gastos de las Superintendencias de Seguridad Metropolitana, de Bomberos, de Policía Científica, de Investigaciones Federales, de Tecnologías de la Información y Comunicaciones y de Aviación Federal, transferidas a la órbita distrital por el entonces presidente Mauricio Macri en 2016.

En ese contexto, la diputada del radicalismo porteño Dolores Martínez se quejó porque "en el debate en Comisión no pudimos realizar ninguna modificación, y en el recinto se modificó radicalmente. Jamás la Ciudad fue consultada sobre el proyecto en cuestión”. 

El cuestionamiento de la referente cercana a Martín Lousteau desnudó la negociación que se realizó por fuera del ámbito del Congreso, en donde llegó un proyecto negociado durante el fin de semana que no tenía que ver con lo previamente acordado en la comisión y que obtuvo dictamen.

El proyecto de Ley Convenio de Transferencia Progresiva de Competencias al distrito porteño sumó 129 votos positivos, con el estratégico respaldo de los cuatro diputados de Córdoba Federal que responden al gobernador de la provincia Juan Schiaretti: Paulo Cassinerio, Carlos Gutiérrez, Claudia Márquez y Alejandra Vigo, lo que generó la inmediata reacción de los legisladores de Juntos por el Cambio. 

"Ahí están. Firmes los cuatro votos de Juan Schiaretti, consolidando una nueva estocada al federalismo. Que no nos vengan a decir que son distintos al kirchnerismo. Ya no solo son funcionales: son lo mismo", descargó la radical por Córdoba Brenda Austin, en línea con las críticas que se multiplicaron al interior de su bloque. 

Tras la media sanción del texto en el Senado, el debate venía complicado en la Cámara baja porque el oficialismo no tenía garantizado el habitual respaldo de sectores aliados que suelen acompañar sus iniciativas para alcanzar los 129 votos necesarios que no logran reunir solo con los integrantes de su bloque. 

Es así como se abrió una línea de negociación con los referentes schiarettistas que incluyó no solo a los referentes parlamentarios sino también a representantes del Poder Ejecutivo como el ministro del Interior Eduardo "Wado" De Pedro, involucrado en la relación con las provincias. 

"Desde el jueves venían diciendo que no iban a dar quórum pero Schiaretti está muy débil, está muy complicado económicamente", comentó a PERFIL una alta fuente de la oposición parlamentaria que indicó que en varias oportunidades del fin de semana le advirtió al jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta que se corría el riesgo de una jugada de los cordobeses que complicara el tablero. 

El gobernador de Córdoba Juan Schiaretti.

Por la tarde, Larreta recibirá a referentes parlamentarios de Juntos por el Cambio para evaluar el texto final del proyecto y definir los pasos a seguir. Más allá de que se estableció la creación de una comisión que trabajará durante 60 días para discutir cómo será la distribución de los fondos, en principio Larreta no realizará ningún cambio en el reclamo que ya tiene avanzado en la Justicia para reclamar por el dinero que le corresponde a la Ciudad.

El conteo final sumó siete abstenciones de los referentes de la izquierda Romina Del Plá y Nicolás Del Caño, los socialistas Luis Contigiani y Enrique Estevez y los tres integrantes del lavagnista Consenso Federal Graciela Camaño, Jorge Sarghini y Alejandro "Topo" Rodríguez, pero su postura no resultó una sorpresa para Juntos por el Cambio. 

 

 

En cambio, en Juntos por el Cambio apuntan contra la neuquina Alma Sapag que votó a favor del proyecto, luego de que en la votación del Aporte Solidario y Extraordinario lo hizo en contra e incluso se había comprometido a no avalar la iniciativa que se terminó de discutir en la mañana de hoy.