viernes 24 de septiembre de 2021
POLITICA cuarentena administrada
11-04-2020 23:06
11-04-2020 23:06

Los gobernadores pedirán mínimas flexibilizaciones y harán más controles

Los jefes provinciales apoyan la continuidad del aislamiento que anunció Alberto Fernández. Evaluarán la apertura de actividades locales. Se extiende el uso de barbijos obligatorios.

11-04-2020 23:06

Pocas horas después de que Alberto Fernández hiciera público que los gobernadores serán los encargados de proponer hasta dónde se flexibilizará el aislamiento, muchos de ellos le escribieron para transmitirle que seguirán el mismo camino que el gobierno nacional y serán mínimas las excepciones que pedirán para sus territorios.

La provincia de Buenos Aires gobernada por Axel Kicillof mantendrá durante la próxima semana las mismas normas de la cuarentena que Fernández extendió hasta el 26 de abril. El conurbano bonaerense quedará excluido de cualquier evaluación. La única actividad que se retomará en las ciudades más populosas es la obra pública con turnos programados y que no involucre más de 50 trabajadores. Cloacas, agua y asfalto son algunas de las tareas que podrían reactivarse. En estas ciudades no habrá apertura de fábricas ni comercios como sí se comenzará a evaluar en los distritos del interior. Ninguna flexibilización sería antes del 26. Para analizar las nuevas excepciones, entre hoy y el lunes comenzará una ronda de consultas con los intendentes que estarán a cargo del jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y la ministra de Gobierno, María Teresa García. Los encargados de abrir el diálogo con los empresarios y gremios serán Augusto Costa (ministro de Producción) y Mara Ruiz Malec (Trabajo). Además, Javier Rodríguez ya coordina con las entidades agropecuarias los protocolos para la actividad.

El conurbano bonaerense quedará excluido excluido de cualquier apertura que se habilite 

El gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, fue uno de los primeros en anunciar que no se habilitarán nuevas excepciones. El Comité de Crisis de esta provincia estableció  que “la mayor apertura de actividades generaría menor posibilidad de control de la circulación social y, por ende, mayor riesgo de propagación del virus”. Omar Suárez (Mendoza) también se mostró firme: “El control va a seguir siendo de estricto cumplimiento y con mayores controles”.

En Córdoba y Santa Fe por ahora todo seguirá igual. “Muchas actividades que el gobierno de Santa Fe sugirió a las autoridades nacionales son las que ya se incluyeron en el anuncio de ampliación de excepciones en el aislamiento”, dijo el gobernador Omar Perotti. Ayer se amplió el listado de actividades exceptuadas del aislamiento entre las que se incorporó la actividad bancaria; talleres para mantenimiento y reparación de vehículos, ventas de repuestos bajo la modalidad puerta a puerta; fabricación de neumáticos, venta y reparación; y venta de artículos de librería con entrega a domicilio.

El Poder Ejecutivo Nacional publicó también la prórroga del aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto ante la pandemia de coronavirus hasta el 26 de abril. En su artículo 2, el DNU establece que el jefe de Gabinete de Ministros podrá, previa intervención de la autoridad sanitaria nacional, y a pedido de los gobernadores y jefe de Gobierno porteño, disponer nuevas excepciones. Los jefes provinciales esperaban el discurso presidencial para evaluar la situación en sus territorios pero las pocas exclusiones impuestas por el Gobierno nacional hará que sean muy puntuales y mínimas las actividades que los gobernadores pedirán liberar.

En Misiones se analiza reactivar la producción de yerba y en Tucumán la azucarera 

El jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, reúne hoy a su equipo para estudiar alternativas posibles. Las prioridades son la obra privada y una opción para que los comercios puedan comenzar con las ventas.

Desde el 20 de marzo que se inició la cuarentena en algunas provincias como Buenos Aires, Mendoza, Formosa y Neuquén hubo obras públicas que continuaron. Ahora, los gobernadores evalúan reactivar la obra privada chica en las que se cumpla el protocolo que elaboró la Uocra y la Cámara Argentina de la Construcción.

El gobernador de Entre Ríos, Gustavo Bordet, elevará un plan de flexibilización al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, que tendrá que ver con el pedido de intendentes de ciudades con pocos habitantes que buscan retomar algunas actividades.

El jefe provincial de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, analiza reactivar la producción de yerba mate, la actividad forestal y los aserraderos. Y el gobernador de Tucumán, Juan Manzur, estudia  reactivar la producción de los ingenios azucareros para que pueda ser transportada hacia otras regiones y otros países.

En Neuquén, gobernada por Omar Gutiérrez, se evalúa extender el horario del delivery de 20 a 21.30 que hasta hoy estaba prohibido y que sumen este servicio otros sectores como ferreterías, pinturerías, servicios de tecnología y corralones para atender la obra pública en ejecución. En esta provincia seguirá estando prohibida la circulación los días domingo. Según fuentes del gobierno de Neuquén, las restricciones en el tránsito lograron que sea uno de los territorios con menor circulación de personas desde que se anunció la cuarentena obligatoria.  Tierra del Fuego acaba de imponer que aquellas personas que no tengan que salir a trabajar en los servicios esenciales deberán salir por días.

Lejos de una fuerte flexibilización, a las limitaciones impuestas por el Ejecutivo, muchos jefes provinciales sumarán reglamentaciones como las de La Rioja, Misiones, Jujuy, Santiago del Estero y Salta que ya dispusieron el uso de barbijos obligatorios para circular por la vía pública. Rodríguez Larreta también evalúa establecer

la obligatoriedad del uso de barbijos en transporte y comercios que estén habilitados a funcionar en la Ciudad de Buenos Aires.

Reunión por alimentos

Después de la polémica por los sobreprecios en la licitación de alimentos, el presidente Alberto Fernández recibió ayer en la Quinta de Olivos al empresario Luis Perez Companc, titular de Molinos Río de La Plata, con quien evaluó la posibilidad de adquirir alimentos sin intermediarios y directamente de los productores.

Del encuentro participó el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo. Fue su ministerio el que compró a mayor costo del valor de mercado aceite y azúcar, lo que derivó en la renuncia de 15 funcionarios y la marcha atrás de la licitación. Según se informó desde Presidencia, esto fue parte de la charla con Perez Companc. Molinos se dedica a la producción de alimentos en 14 plantas industriales y emplea a más de 2.800 trabajadores. “También analizaron la aplicación de un sistema con procesos claros y transparentes que permita que todas las empresas productoras puedan acceder a ser proveedoras del Estado”. Por el avance del coronavirus, el Estado aumentó a 12 millones de toneladas de alimentos para distribuir entre la población más vulnerable.  

Del encuentro también participó el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello.