miércoles 06 de julio de 2022
POLITICA causa por las reuniones con jueces

Macri quedó a un paso de una victoria judicial

11-06-2022 03:15

Todo apunta a que la próxima semana Mauricio Macri podría saber si gana o pierde una de las batallas judiciales que tiene en Comodoro Py que además, involucra a dos miembros de la Cámara Federal de Casación.

Y es que la Sala II, del tribunal de alzada encargado de revisar los dictámenes de primera instancia, quedó conformada para empezar a analizar el sobreseimiento dictado por el juez Marcelo Martínez de Giorgi el pasado 28 de abril.

La causa se funda en febrero de 2021 a partir de una denuncia de Martín Soria, en su momento diputado y hoy ministro de Justicia, quien junto a sus pares Eduardo Valdés y Rodolfo Tailhade acusaron a Gustavo Hornos, por entonces titular de la Cámara Federal de Casación, de integrar una “mesa judicial” durante el gobierno de Macri.

Los legisladores puntualmente denunciaron visitas de Hornos a Macri en la Quinta Presidencial de Olivos en seis oportunidades, en días que se dictaron fallos judiciales adversos a funcionarios afectos al kirchnerismo. Cuatro meses más tarde, Soria, Valdés y Tailhade sumaron otra denuncia por la misma razón, esta vez contra otro miembro de Casación, Mariano Borinsky, por 18 visitas. Todo esto fue denominado por los denunciantes como un “mecanismo sistemático de manipulación política de causas penales”.

En su dictamen, Martínez de Giorgi sostuvo que los ingresos y egresos a la Quinta de Olivos fueron confirmados, pero no se pudo comprobar que fueron con un fin ilícito; asimismo, señaló que ese análisis le competía al Consejo de la Magistratura.

El fallo fue apelado por la fiscal Alejandra Mángano, con lo cual, la decisión quedó a instancias de la Sala II de la Cámara Federal Porteña integrada por Martín Irurzun, Eduardo Farah y Roberto Boico.

Los tres camaristas se excusaron de intervenir. Posteriormente, Pablo Bertuzzi, en un fallo unipersonal, rechazó la excusación de Irurzun y lo ratificó para el estudio de la oposición de Mángano quien sostuvo que la conclusión de Martínez de Giorgi fue una “valoración parcial y aislada de los elementos de prueba incorporados y no alcanzan para descartar, con la certeza negativa requerida en esta etapa instructora, la relevancia jurídico-penal de la plataforma fáctica investigada”.

Con la confirmación de Irurzun, fue él mismo quien avaló los apartamientos espontáneos de Farah y Boico. En las últimas horas y tras un sorteo, la Secretaría General de la Cámara Federal de Apelaciones determinó en principio que sea Leopoldo Bruglia quien integre la sala que revisará el recurso de la Fiscal Mángano y lo que eventualmente presenten las defensas.

En las últimas horas de este viernes la Sala II de la Cámara Federal Porteña fijó audiencia para el jueves 16 de junio a fin de analizar oposición de Mángano de la cual su par ante la Cámara Federal de Apelaciones, José Luis Agüero Iturbe, desistió de acompañar.

En su dictamen, Agüero Iturbe reconoce lo dictado en primera instancia por Martínez de Giorgi, al tiempo que sostiene que “ninguna de las medidas que propone Mángano permite determinar qué pasó dentro de dichas reuniones”.

Lo anterior abriría la puerta para que se ratifique el sobreseimiento de Macri, Hornos y Borinsky. Sin embargo, la opinión de Agüero Iturbe no es vinculante a lo que se pueda resolver y que quedará a consideración de los camaristas si son válidas las razones con las que él se aparta de lo dicho por la fiscal de primera instancia, es decir si el desistimiento legalmente es fundado o no.

Cuál sea el resultado, significaría posiblemente la primera victoria o derrota de Macri ante la Justicia, de la que también se aguarda la confirmación de su procesamiento en la causa por presuntas maniobras de espionaje a familiares de la tripulación del submarino ARA San Juan.

En esta Nota