Llovizna
Temperatura:
17º
Ciudad:
Buenos Aires
viernes 26 de abril de 2019 | Suscribite
POLITICA / marcha y misa en lujan
domingo 21 octubre, 2018

Moyano y su frente le mostraron al Gobierno el abierto apoyo de la Iglesia

Mientras crece la puja con Macri, el camionero juntó a gremios duros y al kirchnerismo. Monseñor Radrizzani habló de los más necesitados y llamó a seguir la palabra de Francisco.

por Aurelio Tomás

Respaldo. Radrizzani, el arzobispo de la diócesis Mercedes-Luján que participó del armado del acto, ayer fue el único “orador” al pronunciar la homilía en la misa ecuménica. El líder camionero se sentó en primera fila. Foto: Cedoc Perfil

El Frente Sindical consagró ayer su plan de lucha al cuidado de la Virgen de Luján y escenificó con un acto masivo la afinidad del cegetismo más duro con la figura de Francisco. Con una Marcha de Fe y Esperanza, sin oradores gremiales y con una misa y una oración interreligiosa como eventos centrales, la alianza sindical tuvo su primer test callejero.
Todas las miradas estuvieron puestas en Pablo Moyano, hombre clave de este armado político-sindical, por el caso que investiga sus vínculos con la barra de Independiente y el escándalo judicial que desencadenó el pedido de detención, luego desestimado por el juez, que realizó la semana pasada el fiscal Sebastián Scalera.
Apenas horas después de haber llegado al país desde Singapur, donde participó del congreso internacional de gremios del transporte, Pablo viajó el viernes a Luján para afinar los últimos detalles junto a Julián Domínguez, abogado y responsable de formación del Smata, y Eduardo Berrozpe, de La Bancaria. Como un equipo que concentra en la previa de un partido, pasaron la noche en el Hotel de la Paz, a metros de la basílica.
La idea de realizar una marcha a Luján surgió del líder de los metalmecánicos, Ricardo Pignanelli, quien integra junto a Hugo Moyano (Camioneros) y Sergio Palazzo (La Bancaria y la Corriente Federal) el triunvirato en las sombras que se opone al liderazgo de la CGT.
Pignanelli encomendó a Domínguez, ex presidente de la Cámara de Diputados, coordinar la organización del evento con el Arzobispado Mercedes-Luján, que dirige monseñor Agustín Radrizzani. La importancia del acto quedó evidenciada por haber tenido al propio Radrizzani como encargado de la misa. El arzobispo habló de la paz social, los más necesitados y llamó a seguir la palabra de Francisco sin intermediarios.
También denunció el “sistema globalizado de avaricia”. Mieles para los oídos de los dirigentes que se preparan para “resistir el presupuesto del FMI” la próxima semana. De la oración interreligiosa participaron Néstor Miguel de la Federación Argentina de Iglesias Evangélicas (FAIE), el sheik de la Mezquita de Flores –templo que estuvo en el centro de la denuncia de Nisman– y otros representantes del islam, el judaísmo y la iglesia metodista. Hugo siguió el acto junto a su mujer, Liliana Zulet, sus hijos Pablo y Gerónimo, además de Pignanelli y Palazzo.

Puja. El Gobierno eligió poner a los Moyano en el centro del ring. Por eso el acto aparece para muchos como un round pugilístico más entre dos contendientes. Pero esa visión oculta un entramado más complejo. Camioneros es un elemento central del Frente Sindical por el Modelo Nacional, pero su peso está dado por la adhesión de decenas de gremios cegetistas, la alianza con otros sectores como la CTA y la capacidad de acción conjunta que comenzaron a demostrar con el acto en Luján. Ayer, también acompañaron intendentes del PJ, líderes de movimientos sociales y otros sectores.
El Frente contiene a gremios grandes como Camioneros, Smata y La Bancaria, pero también a sindicatos con menos afiliados pero con líderes influyentes como Pablo Biró (APLA), Omar Plaini (Canillitas) y Walter Correa (Curtidores), hombre que muchos definen como el nexo de Cristina Kirchner con el mundo sindical.
La afinidad con el kirchnerismo es otro elemento clave del armado, pero también algo que generó tensiones internas porque algunos dirigentes creen que le pone un techo a la expansión de un frente que aún está lejos de contar con votos suficientes para desafiar a los clanes sindicales que hoy controlan la CGT: los Gordos, el barrionuevismo, los independientes y los ex moyanistas que eligieron mantener los pies en el plato cegetista.
Nexos eclesiásticos. La relación que construyó el moyanismo con la Iglesia tampoco resiste interpretaciones lineales como un “apoyo del Papa” o un “aval de la Iglesia” a las posiciones muchas veces extremas de Pablo Moyano. Sí muestra un entramado de relaciones que se fue tejiendo desde Camioneros hace tiempo y que cristalizó en el acto de ayer. Por un lado, con una vinculación con referentes políticos y sociales que mantienen relaciones, afectivas e informales, con el papa argentino. Como Juan Grabois (Ctep) y Gustavo Vera (La Alameda). Por el otro, en audiencias con las autoridades de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA), que preside monseñor Oscar Ojea, y la Pastoral Social de Jorge Lugones, una de las figuras más críticas con el gobierno de la CEA.
Hugo Moyano, de fe pentecostal, fue recibido este jueves por Lugones. No hubo fotos y la Pastoral lo presentó a la audiencia como un encuentro a pedido de Camioneros. En mayo, su hijo Pablo había sido recibido por Ojea en la previa de una protesta de la Multisectorial.
Los encuentros tuvieron su impacto político, pero desde la CEA se informó que sus puertas están abiertas a los dirigentes para generar espacios de diálogo. Una iniciativa a contracorriente de la estrategia del Ejecutivo, que busca confrontar cada vez más con los frentes de protesta.

El kirchnerismo acompañó

Al mediodía gris que se vivió en Luján se sumaron varios referentes alineados con el kirchnerismo. En las primeras filas, hacia la derecha del palco en el que monseñor Agustín Radrizzani pronunció su homilía, se ubicaron varios dirigentes opositores. Entre ellos estuvieron los legisladores nacionales Daniel Scioli, Felipe Solá, Fernando Espinoza, Daniel Arroyo y el camporista Eduardo “Wado” de Pedro. También se destacó la asistencia de varios intendentes bonaerenses del peronismo, que el miércoles pasado organizaron su propio 17 de octubre en Merlo. Asistieron a la misa del Frente Sindical Gustavo Menéndez (Merlo), Verónica Magario (La Matanza), Gabriel Katopodis (San Martín), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Alberto Descalzo (Ituzaingó), Ariel Sujarchuk (Escobar), entre otros. También se sentaron en primera fila el ex secretario de Comercio durante el kirchnerismo, Guillermo Moreno, y el premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel.


Temas

Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4611

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard