Despejado
Temperatura:
11º
Ciudad:
Buenos Aires
martes 23 de julio de 2019 | Suscribite
POLITICA / Entrevista exclusiva
lunes 22 octubre, 2018

Ojea sobre el FMI: "Son decisiones que no se pueden tomar en una mesa aislada"

El titular de la Conferencia Episcopal cuestionó la falta de diálogo con la oposición antes de firmar un acuerdo con  el Fondo Monetario internacional.

por Aurelio Tomás

Macri recibió a Poli y Ojea en diciembre Foto: Presidencia

Distintos obispos han hecho pronunciamientos muy críticos con la intervención del organismo financiero internacional en la Argentina. En el caso del titular de la Conferencia Episcopal, Oscar Ojea, se mostró más preocupado por la falta de diálogo con los partidos de la oposición que del contenido del convenio rubricado. En una entrevista con PERFIL también se refirió a la búsqueda de acuerdos y el diálogo, palabra que repite incesantemente, cuando se le preguntó por los contactos de la Iglesia y Francisco con políticos condenados por corrupción.

Francisco criticó al sistema financiero internacional y el tema se reiteró en la misa en Luján, ¿la Iglesia se opone al acuerdo con el FMI?
—Nosotros recibimos al Gobierno interesado en explicarnos los motivos de este acuerdo. Agradecemos esa deferencia, pero hubiéramos preferido que, ante un paso tan importante, hubiera habido un diálogo más profundo con las demás fuerzas políticas de la oposición. Por todo lo que significa para el horizonte del país un acuerdo de esta naturaleza. Creemos que son decisiones que no se pueden tomar en una mesa demasiado aislada. Son cosas que nos importan a todos. En ese sentido, estamos más preocupados por la necesidad de generar un diálogo para tomar este tipo de decisiones, que por la decisión en sí misma. Si la proporción de los pensamientos es tan pareja, realmente vamos a necesitar una mesa de acuerdo, una mesa de diálogo. Eso es lo que más nos preocupa.

Sindicatos, movimientos sociales e industriales les pidieron que abran instancias de diálogo ¿qué responde el Gobierno?
—En una conversación con un dirigente del Gobierno me dijo que es muy difícil dialogar cuando no se cede nada. Me pareció comprensible, pero creo que más allá de eso debemos lanzarnos a la aventura del diálogo. Pensamos que en las segundas líneas del Gobierno se dá constantemente el diálogo. Y tenemos que aprovecharlo. Cuando era presidente de Caritas me convocaron de vicejefatura de Gabinete y desde los movimientos sociales para garantizar el relevamiento de los barrios populares, que ahora salió la ley. En muchos momentos parecía que la mesa se iba a levantar, pero se consiguió un acuerdo muy importante, con casi todas las villas relevadas, donde hoy cada habitante tiene derecho a un certificado de familia y la habilitación para tener servicios. Fue un logro concreto del diálogo, que creo no fue suficientemente puesto de relieve.  

El obispo Ojea defendió la misa sindical: "No estamos acá tomando un partido o aprobando conductas"

Otras direcciones de la Conferencia Episcopal emitieron pronunciamientos muy fuertes sobre el tema de la corrupción. Hoy en día el tema está altísimo en la agenda para todos. Para los que creen que hay una persecución y también para los que creen que llega el castigo que corresponde a cosas que vimos todos, como un ex secretario de estado revoleando bolsos…. ¿por qué no emitieron un comunicado sobre el tema? Pareciera que no es un tema prioritario para la Iglesia.
—Hace dos meses tuve una conferencia con la Comisión de Justicia y Paz en el Episcopado, con jueces que fueron invitados donde hablamos, entre otros temas, de la corrupción. También pienso que es abundante el magisterio del papa Francisco sobre la corrupción. Nosotros constantemente estamos hablando del tema. Estamos absolutamente de acuerdo en dejar que la justicia nuestra haga su cometido. Lo que no queremos perder es la libertad de recibir a todos. Por más que alguna vez suene mal que abramos las puertas a alguien. Porque estamos convencidos que tenemos que superar ciertos sentimientos emocionales, que detienen e impiden el diálogo entre los argentinos.

La Iglesia puede recibir a alguien a través de un sacerdote, un obispo o lo puede recibir el máximo jefe de la Iglesia. Cuando hay un ex presidente que es juzgado por el encubrimiento del asesinato de 85 argentinos, condenado por corrupción… ¿por qué tiene que ser el Francisco quién lo recibe?
—El Papa tiene derecho a recibir a quién quiera. O a quien él discierne que tiene que recibir. Entrar en eso es quitarle libertad. Yo puedo dar una opinión sobre a quién tiene que recibir o a qué preso tiene que visitar. Los pastores siempre estamos en deuda porque tendríamos que atender muchísimas más situaciones, simplemente hacemos un discernimiento y decimos: “Me parece que esto puede ser constructivo”. Y, en función de eso, decidimos. Pero la finalidad no es nunca política, es una finalidad pastoral.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4699

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard