martes 18 de febrero de 2020 | Suscribite
POLITICA / BUSCAN RESPONSABLES
domingo 30 julio, 2017

Se reactiva la causa sobre la filtración de escuchas de CFK

El juez federal Rodolfo Canicoba Corral hizo lugar a un pedido del fiscal Federico Delgado para que se solicite al Departamento de Intercepción y Captación de las Comunicaciones la verificación de “la identidad de las grabaciones” a través del código hash.

por Patricia Blanco

Oscar Parrilli Foto: Cedoc
domingo 30 julio, 2017

“Soy yo, Cristina, pelotudo”. La frase llegó a ser ring-ton pero es el centro de una investigación penal que se reactivó por estos días. No por el trato que la ex presidenta Cristina Fernández le dispensaba a su ex secretario y jefe de los espías kirchneristas Oscar Parrilli, sino por la filtración de esas escuchas judiciales que llegaron a manos de algunos medios de comunicación. 

Según pudo saber PERFIL, el juez federal Rodolfo Canicoba Corral hizo lugar a un pedido del fiscal Federico Delgado para que se solicite al Departamento de Intercepción y Captación de las Comunicaciones (DICOM) la verificación de “la identidad de las grabaciones” a través del código hash. Aunque la palabra suene técnica, allí podría estar la clave para que la causa llegue a buen puerto. “El hash es el ADN de las grabaciones. Cada soporte digital tiene un sonido que permite identificar a quién se le entregó la grabación. Si se encuentra eso, se sigue la ruta de la filtración y se sabe quién las entregó”, señalaron las fuentes a este diario. 

La causa investiga las filtraciones de audios que involucran a Cristina Fernández y a Parrilli. Las grabaciones, vía el celular del ex funcionario, se ordenaron en una precausa que tramitó en el juzgado de María Servini y de una investigación penal que encabezó el juez Ariel Lijo para dar con el narcotraficante prófugo Ibar Pérez Corradi. En los diálogos de abril y julio de 2016, la ex presidenta hablaba de causas “armadas” al espía Antonio Stiuso y criticaba a dirigentes políticos del justicialismo que la abandonaron. Parrilli acusó por las filtraciones a la Dicom; al presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti; a la AFI; y al juzgado de Lijo.

La causa recayó en manos de Canicoba. Delgado pidió identificar a los que participaron en las escuchas y detalles sobre “recaudos burocráticos y técnicos” para evitar filtraciones. La Dicom se despegó de la filtración, Lijo explicó su gestión y Servini informó que había ordenado la destrucción de las grabaciones a la AFI. Mientras tanto, nuevos audios entre la ex presidenta y Parrilli se filtraron a la prensa, en donde criticaba a Sergio Massa y Margarita Stolbizer. “En el ‘hash’ puede estar la respuesta” de esas filtraciones, dijeron las fuentes. 


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4909

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.