viernes 07 de agosto de 2020 | Suscribite
POLITICA / Desacatado en Puente La Noria
miércoles 1 julio, 2020

El "show mediático" de Sergio Berni reavivó las broncas en Provincia y Nación

Desde el ministerio de Seguridad lo tildan de "irresponsable" y en Casa Rosada le reprochan faltazos a reuniones clave. Las críticas del entorno de Kicillof.

Facundo Falduto y Ramón Indart

Sergio Berni, Axel Kicillof y Sabina Frederic Foto: Cedoc Perfil
miércoles 1 julio, 2020

"Show mediático", "insólito", e "irresponsable" fueron algunos de los calificativos que recibió Sergio Berni este miércoles 1 de julio por su aparición en un control policial en Puente La Noria. Algunos en estricto off the record, otros con nombre y apellido. El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires se apersonó en el acceso a la Ciudad de Buenos Aires en el primer día de la vuelta la cuarentena estricta y "levantó en peso" a los policías que encabezaban el operativo de control. "Los controles son para facilitarle la vida a la gente", protestó el funcionario, enojado, frente a las cámaras de TV. La escena mostró lo contrario a lo que el Gobierno nacional quiere transmitir: falta de coordinación y complicaciones para los trabajadores esenciales, en un momento de alto agotamiento por los más de 100 días de cuarentena y la crisis económica sin final a la vista.

Eduardo Villalba, secretario de Seguridad de la Nación, fue el primero en salir al cruce: dijo que Berni se excedió y fue "muy irresponsable". "Si sus intenciones fueran de responsabilidad y de buenas intenciones, me hubiera llamado", planteó en diálogo con A24. Por su parte Gabriel Fuks, secretario de Articulación Federal del Ministerio de Seguridad, no se ahorró los sarcasmos hacia el funcionario bonaerense. "Tuvo una reunión para coordinar y decir todo lo que piensa con su sapiencia ancestral, pero no fue. Fue a pelear con un policía sin capacidad para discutir por el mando. Deja a la provincia de Buenos Aires sin capacidad de coordinar", declaró a Radio 10.

La ministra de Seguridad de la Nación, Sabina Frederic, optó por no nombrar al cirujano y militar retirado, y dejó un mensaje en Twitter para defender el refuerzo a los controles de circulación. "Las demoras en los retenes son consecuencia de una pandemia que nos obliga a intensificar los controles para reducir la circulación del virus. Esta fase de cuidado exige redoblar la solidaridad", escribió. Frederic buscó así evitar la enésima polémica con el ministro de Axel Kicillof, después del cruce por la presencia de fuerzas de seguridad nacionales en la provincia, el debate por la supuesta liberación masiva de presos ante la pandemia, y las críticas al "ciberpatrullaje".

Desde Casa Rosada y la gobernación bonaerense fueron aún más duros. "Lo de Berni es insólito. No tenía por qué estar ahí. No son momentos para mostrarse así. El trabajo ahí es de la Policía Federal, no de Buenos Aires", cuestionaron desde el entorno de Kicillof en diálogo con PERFIL. "Berni podría fijarse como controlan en la provincia, pero elige hacer el show mediático", agregaron desde Balcarce 50.

En el Ejecutivo nacional remarcan la tendencia del ministro bonaerense a cortarse solo, en un momento donde la coordinación es fundamental por la complejidad del regreso a la fase 1 del aislamiento. "La semana pasada hubo reuniones con Ciudad y Provincia. Berni no fue y ahora nos hace esta", reprocharon a este medio. Desde el entorno del funcionario intentaron justificarlo: "Sergio fue porque una ambulancia no avanzaba. Hizo lo que pudo", dijeron.

Berni tuvo un rol con alto perfil por el último mandato de Cristina Kirchner: era formalmente el segundo de la ministra de Seguridad María Cecilia Rodríguez, pero aparecía al frente de los operativos importantes, sobre todo cuando había cámaras presentes. Siempre buscaba mostrarse resolutivo, como en el caso del "gendarme carancho" de Panamericana y la muerte del fiscal Alberto Nisman. Además de esos antecedentes, aterrizó en el gabinete de Kicillof por dos factores principales: su buena relación con las fuerzas de seguridad y en particular con la Bonaerense, y su imagen de "mano dura" para compensar el mote de "marxista" que le adjudicaron al gobernador en campaña.

Con mayor control de circulación, el AMBA ingresa en la cuarentena más estricta

La imagen del ministro fue empeorando en Casa Rosada y en La Plata por su afición a generar internas donde no las había y por sus críticas permanentes a Frederic. "No expresa lo que piensa la mayoría de los bonaerenses", afirmó en enero. Los cruces incluso obligaron a Alberto Fernández a respaldar a su funcionaria: "No lo conozco, no sé qué piensa ni qué quiere", dijo el presidente en febrero, cuando Berni reclamaba la salida de las fuerzas nacionales de la provincia. "Lo que nos distingue de los aficionados es el método", replicó el militar retirado en redes días después.

"No tenemos apoyo de Frederic en materia de seguridad, no estoy enojado, estoy resignado", reprochó Berni a mediados de junio. Días después, tensó la cuerda una vez más al decir que la sociedad tenía "15 días de tolerancia" a la cuarentena, cuyo resultado fue "muy pobre". En Casa Rosada ya no creen que la crítica permanente sea un exabrupto y anticipan un futuro lanzamiento electoral.

RI/FF


Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 5080

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.