lunes 27 de septiembre de 2021
POLITICA siguen los dardos cruzados
01-08-2021 01:00
01-08-2021 01:00

Traspiés en Juntos por el Cambio en los intentos de alcanzar una frágil tregua

Iban a presentar ayer un “manual de convivencia”, pero Carrió anunció que denunciará a Manes y se suspendió. Cornejo pidió una reunión “urgente” de la mesa nacional mañana.

01-08-2021 01:00

“Habrá tregua hasta que abra la boca Carrió, y ahí volverá a cobrar Horacio. Nos cansamos de eso de que Lilita es incontenible”. La frase, en boca de uno de los popes del radicalismo, preanunciaba los límites de la frágil tregua que están buscando firmar desde los diferentes sectores de Juntos por el Cambio y deja en claro el objetivo que tienen desde la UCR: pelearle el liderazgo a Horacio Rodríguez Larreta. Sin embargo, ayer la líder de la Coalición Cívica volvió a disparar contra Facundo Manes y puso en stand by la firma de un “código de convivencia” que tenían previsto presentar en el principal espacio opositor. Al punto tal de que Alfredo Cornejo, titular de la UCR, pidió una reunión “urgente” de la mesa nacional.

La campaña para las PASO entre la lista del neurólogo y la de Diego Santilli empezó con mucha más virulencia de la que anticipaban los más tremendistas. Pero las acusaciones cruzadas exceden a los candidatos bonaerenses y alcanzan a los referentes nacionales, como Carrió, pero también Rodríguez Larreta, Cornejo o Gerardo Morales.

Lilita denuncia. Después de los dardos cruzados de esta semana, ayer se iba a presentar a los medios de comunicación el decálogo que armaron Patricia Bullrich, Cornejo y Maximiliano Ferraro bajo el título de “Compromiso ético”. Sin embargo, una entrevista de Carrió a Infobae, donde planteó que le iniciará una demanda por “daño moral” a Manes, dinamitó todo. 

"Habrá tregua hasta que vuelva a abrir la boca Carrió. Ahí volverá a cobrar Horacio", anticipan en la UCR.

Esta semana, el científico respondió a las críticas de Lilita asegurando que en 2015 ella le había ofrecido ser su candidato a vicepresidente. “Yo no cambié”, dijo. Carrió lo acusó de “mitómano” y de “mentir descaradamente”. Y se encargó de insistir con que el primer mandamiento del “manual de convivencia” sea “no mentir”. Ayer insistió en redes sociales: “Con la mentira no hay confianza”.

Cornejo, apenas vio la entrevista, llamó a sus pares Bullrich y Ferraro para frenar la difusión del código (igual se filtró a la prensa) y pidió que este lunes se reúna la mesa nacional de JxC, que recién tenía previsto juntarse la semana siguiente. Al cierre de esta edición seguían definiendo si se iba a realizar o no. 

En Twitter, Cornejo fue más medido: “Las PASO en JxC son la forma de darle a los ciudadanos la posibilidad de elegir a los candidatos para derrotar al proyecto kirchnerista y avanzar hacia una Argentina de todos y para todos”.

“Acá parece que lo único que molesta son las declaraciones de Carrió”, salieron a replicar cerca de la líder de la CC. “El que empezó a hablar y mentir fue Manes. Que no nos usen de excusa para buscar un conflicto”, agregaron. Y concluyeron: “Hay tensiones, pero no hay que ser funcionales al kirchnerismo”.

Desde el sector de Manes evitaron entrar en la discusión. Hay una realidad, con el conflicto el neurólogo logró visibilidad en pleno comienzo de la campaña. El riesgo, sin embargo, es que la confrontación escale y una primaria que podría potenciar al espacio termine dejando demasiado heridos. “La pelea está en unir a los argentinos y combatir la decadencia”, manifestaban ayer cerca de Manes luego de leer las declaraciones de Carrió.

La campaña del líder de la lista “Dar el salto” lo llevó ayer a Mar del Plata. Allí, evitó hablar de los cruces, pero dejó una frase sugestiva: “En estas elecciones se discute el futuro de la oposición, la identidad de la oposición. Debemos dar un salto cualitativo para en 2023 convocar a todos los sectores y reconstruir la Argentina”.

Pelea de accionistas. Para los radicales ya es una obsesión cuidar a Manes, figura con la que apuestan a ganar potencialidad electoral en el territorio más importante del país. Y así, claro está, sumar acciones para evitar seguir siendo uno de los socios minoritarios del PRO. 

"Acá parece que lo único que molesta son las declaraciones de Carrió. Que no la usen de excusa", replican.

Desde la vereda opuesta, Santilli también buscó apaciguar. “Tenemos que tener calma, bajar las tensiones. Lo único que hacen es lastimar la primaria, nuestro verdadero adversario es el kirchnerismo”, planteó durante una recorrida por Quilmes junto a Graciela Ocaña y Martiniano Molina (candidato a diputado provincial).

En el PRO reconocen que la irrupción de Manes significa un desafío para el liderazgo que busca consolidar Rodríguez Larreta. Confían en que Santilli podrá sacar una buena distancia en el Conurbano, pero admiten que la potencialidad de Manes todavía es un interrogante. Lo grafica un dirigente cuando confiesa que sus padres están entusiasmados porque van a poder votar a Manes. Tendrá que trabajar para convencerlos de que su hijo apoya a la otra lista. Y todos en Juntos por el Cambio van a tener que seguir trabajando para llegar sin daños a una tregua, aunque ya prevén que será bastante frágil.