Parcialmente nublado
Temperatura:
17º
Ciudad:
Buenos Aires
sábado 20 de octubre de 2018 | Suscribite
POLITICA / Procesamientos por Hotesur
lunes 14 mayo, 2018

Un "plan criminal complejo" y los vínculos entre los Báez y los K fueron claves en el fallo del juez Ercolini

El magistrado consideró que el empresario K trabajó "en forma coordinada con Néstor Kirchner al principio y con Cristina Fernández tras su muerte".

por Cecilia Devanna

Cristina, Lázaro y Máximo, en el mausoleo de Néstor Kirchner Foto: Cedoc

El juez federal Julián Ercolini apuntó al corazón del expediente Hotesur en su fallo, de 439 páginas, con el que procesó por "lavado de activos" este lunes a Cristina Fernández de Kirchner, a sus hijos, Máximo y Florencia, y al empresario señalado como presunto testaferro de la familia, Lázaro Báez

"Los elementos probatorios mencionados dan la pauta de que existió un plan criminal complejo ideado varios años antes para lograr el objetivo perseguido", sostuvo el magistrado, que hizo foco en la relación entre Néstor y Cristina Kirchner con Báez. Y consideró que el empresario K trabajó "en forma coordinada con Néstor Kirchner al principio y con Cristina Fernández tras su muerte". "Había una especial cercanía entre los ex presidentes y el empresario", comentó en el escrito.

Ercolini también procesó a Martín Báez, hijo mayor de Lázaro; al contador de los kirchner, Víctor Manzanares; al empresario Osvaldo Sanfelice; y a Romina Mercado, hija de Alicia Kirchner. Además trabó embargos de hasta 800 millones de pesos.

Iniciado tras una denuncia de Margarita Stolbizer, en el expediente Hotesur se investigó el irregular alquiler de plazas hoteleras de la firma homónima, propiedad de la expresidenta y su familia, a cambio de supuestos retornos que habría pagado Báez, titular de Austral Construcciones.

En ese andamiaje, Ercolini consideró a Lázaro Báez como “la pieza fundamental para la ejecución de la puesta en circulación del dinero que él mismo consiguió ilícitamente en connivencia con Cristina Fernández y el resto de las personas”.

A Báez, detenido desde hace 25 meses en el marco de la causa conocida como “la ruta del dinero K”, Ercolini lo ubica desde los pasos anteriores necesarios para comenzar con las maniobras de lavado, es decir: “compra de sociedades, ejercicio de roles de autoridad en ellas, colocación de personas de su confianza e inyección de fondos para aplicarlos a los pagos que posteriormente se efectuarían”.

El magistrado también consideró que el rol de Báez “se basó en la creación y dirección de las sociedades detrás de las cuales se escondió la maniobra y, en ocasiones, hasta intervino personalmente en los actos que celebraron a esos fines”. Sobre este último, agregó, "solo a título de ejemplo se mencionará la gran cantidad de propiedades que compró a Néstor Kirchner a través de Austral Construcciones SA, actos en los que en tres oportunidades acudió personalmente en representación de la empresa".

Fue precisamente por esto el magistrado explicó que entendió que Báez “ha trabajado en forma coordinada con Néstor Kirchner al principio y con Cristina Fernández tras su muerte” y con parte de los involucrados. Todo para que “cada parte del engranaje montado funcionara del modo en que fue descubierto” en la pericia realizada durante la investigación.

El escrito da por acreditado “la existencia de una asociación criminal”, en cuyo marco Báez habría ejecutado el proceso de blanqueo que derivaría en que los fondos en cuestión lleguen a manos de los ex presidentes”.

 

La relación del ex matrimonio presidencial con Lázaro Báez.

“En lo que aquí importa, lo esencial radica en señalar que efectivamente había una especial cercanía entre los ex presidentes y el empresario, que ha quedado expuesta por la gran cantidad de operaciones de tipo comercial y generalmente de carácter inmobiliario, que se celebraron entre el imputado Báez -a través de las sociedades Austral Construcciones SA y Epelco SA, a veces en forma personal y otras representada por sus apoderados- y Néstor Kirchner y Cristina Fernández -en muchas oportunidades mediante su hijo Máximo”, escribió Ercolini. El magistrado detalló que las pruebas del expediente “dan cuenta de un vínculo próximo y fluido entre los nombrados”.

El juez agregó que las demás constancias de la causa y, fundamentalmente, las conclusiones del Cuerpo de Peritos del Poder Judicial de la Nación Especializados en Casos de Corrupción y Defraudación contra la Administración Pública de la Corte pusieron al descubierto “la existencia de un constante flujo dinerario que emanaba de Austral Construcciones SA y las otras insignias del conglomerado” de Báez “hacia Valle Mitre, que se justificaría con una serie de falsos negocios para, en última instancia, devolver parte del dinero que recibió durante las presidencias de Néstor Kirchner y Cristina Fernández con el objetivo de realizar obras públicas”.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4423

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.