miércoles 12 de mayo de 2021
POLITICA presentación judicial
31-10-2020 04:20

Zannini complicó aún más a la firma postal de los Macri

El Procurador del Tesoro entregó un nuevo informe que perjudicaría el salvataje de la empresa. El caso pone en riesgo a Socma y Sideco, principales empresas de la familia.

31-10-2020 04:20

El Procurador del Tesoro, Carlos Zannini, presentó ante la Justicia un nuevo informe sobre el patrimonio de Correo Argentino SA, la empresa de la familia del expresidente Mauricio Macri, que será central en el futuro de la compañía y del resto del grupo empresarial. En este caso, los Macri se juegan gran parte de su poder económico: Socma y Sideco.

La tasación de los activos de Correo es crucial para la etapa en la que se encuentra la compañía: el salvataje o cramdown, que implica que, como la empresa no puede pagar sus deudas, deberá ser adquirida por terceros. Quienes adquieran las acciones de Correo deberán primero hacer una oferta a los acreedores y, si hay acuerdo, cancelar las deudas. A cambio, obtienen los activos de Correo. 

El organismo que encabeza Zannini sostiene que obtendrán poco y nada comparado con lo que deberán pagar. ¿Cuál podría ser entonces el interés para ofertar por la compañía? 

Si el salvataje fracasa, la empresa puede ir a la quiebra. Esa posibilidad pone en riesgo incluso a Sideco y Socma (ex y actual accionista de Correo), ya que los acreedores -con el Estado a la cabeza- podrían plantear la extensión de la quiebra a esas compañías del grupo, explicaron fuentes judiciales que intervienen en el caso. 

Tasación. Zannini, jefe de los abogados del Estado, presentó el lunes ante la jueza Marta Cirulli un informe realizado por el Tribunal de Tasaciones de la Nación. Lo hizo en respuesta a otro estudio que valuó el patrimonio de Correo: un informe privado realizado por el Estudio Urreaga Cichero & Asociados, que salió sorteado entre una lista de evaluadores que prestan servicios auxiliares a la Justicia, como informó PERFIL el sábado último. 

Tanto el estudio privado como el oficial coinciden en que las acciones de la compañía de los Macri valen “cero pesos” porque la empresa tiene un “patrimonio neto negativo” debido a que sus pasivos o deudas superan ampliamente a sus activos, según el escrito. Pero no coinciden en cuáles son los activos reales de la empresa. 

El estudio Urreaga Chichero & Asociados informó que la empresa tiene un patrimonio neto de -$14.485 millones, según el escrito en el expediente.

La Procuración del Tesoro sostiene que el patrimonio de la empresa es mucho más negativo:  -$26.137 millones, según el informe del Tribunal de Tasación de la Nación.

La diferencia, entre otras razones, es porque el informe del estudio contable había establecido que el principal activo en pesos serían los juicios que la empresa de los Macri inició contra el Estado y contra terceros por más de $14.585 millones y que están pendientes de resolución. Para el Tribunal de Tasación, en cambio, los juicios no pueden ser considerados como parte del “activo contingente”. Es decir, da por caído el principal activo de Correo.

Activos. Con el nuevo informe, el principal activo de Correo pasarían a ser unos plazos fijos en el Banco Ciudad por alrededor de US$10 millones. Además, Correo tiene acciones en dos sociedades y 191 cajas de seguridad valuadas en poco más de $10 millones, según el informe oficial. Ese sería el principal activo del que dispondrán los eventuales nuevos dueños.

La deuda original era por 300 millones de pesos/dólares (2001). En 2017, superaba los $4.000 millones, según el cálculo del Ministerio Público Fiscal. Al valor del dólar oficial actual, los US$10 millones sólo alcanzarían para saldar deudas por $775 millones, apenas el 19% de esa cifra.

La empresa, además, no tiene bienes inmuebles, según la Justicia. Las cajas físicas de seguridad, principales “bienes de uso” o bienes muebles de la compañía (según el nuevo informe oficial) no alcanzaría ni para pagar el 0,25% de la deuda de la empresa.

 

¿Quién quiere la empresa?

Una de las interesadas en adquirir el paquete accionario de Correo es OCASA. Su presidente, Mario Dobal, dijo a este medio que el interés se centra en la Planta de Monte Grande (que era del Correo Argentino) y su Clasificadora Automática de Paquetes (Sorter). Sin embargo, la jueza les informó que esos bienes no están bajo administración de Correo sino del correo estatal. Transporte Chimiray SRL es otra empresa interesada. Ramón Puerta, exembajador en España durante el gobierno de Macri -y amigo personal del exmandatario-, es accionista minoritario. “El interés primordial era analizar las posibilidades de hacerse con las rutas, trayectos, depósitos o infraestructura” de Correo, explicaron. Puerta “no forma parte de las principales decisiones de la sociedad”, dijo un vocero de la empresa. No hay evidencia de que Correo cuente con esos activos, según los informes evaluadores.

En esta Nota