miércoles 16 de junio de 2021
PROTAGONISTAS Con inversiones y nuevas ideas
29-05-2021 04:02

Bezos cumplió su sueño en Hollywood: tiene su propio estudio de cine

Compró MGM por US$ 8 mil millones y planea desarrollar franquicias como Rocky y James Bond. Mientras, los productores lo miran con cautela.

29-05-2021 04:02

Con US$ 200 mil millones se pueden comprar muchas cosas. Y Jeff Bezos lo sabe. Pero el magnate de la tecnología y los viajes al espacio tiene el foco puesto en una industria en particular y hace tiempo expande su poder hacia ella. El fundador y CEO de Amazon puso sus pies en Hollywood y esta semana dejó claras sus intenciones con la compra de Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) por US$ 8 mil millones.

“Queremos desarrollar y re-imaginar el extenso catálogo que tiene la compañía. Su verdadero valor financiero está en la propiedad intelectual”, aseguró Bezos en la reunión anual de accionistas de Amazon. James Bond, Rocky y RoboCop son algunas de las franquicias que pasan a su dominio y que planea utilizar para expandirse en la industria cinematográfica. “Con el talento que hay en Amazon Studios, podremos darles un nuevo rumbo a estas historias. Será un trabajo divertido y los espectadores serán los primeros beneficiados”, aseguró el hombre más rico del mundo. La adquisición de MGM es la segunda más cara en la historia de Amazon y a eso se suman los US$ 10 mil millones que se invirtieron en contenidos para streaming durante 2020. “La única forma de obtener ganancias es invirtiendo y tomando riesgos. Algunos no darán resultado y otros sí, pero siempre hemos asumido los riesgos y aquí estamos”, explicó a los accionistas que lo escucharon con atención. 

Bezos y Hollywood. El recorrido del fundador de Amazon en la industria cinematográfica comenzó hace tiempo. No solo con la creación de Prime, su plataforma de streaming, sino también con otras acciones más pequeñas. Como su aparición en los Premios Oscar de 2020, donde se lo vio compartiendo espacio con productores, directores y actores. Una jugada más simbólica fue la compra de la mansión más cara de Beverly Hills. Bezos pagó US$ 165 millones por la propiedad que, además de tener múltiples lujos, tiene fuertes lazos con Hollywood. Su primer propietario fue Jack Warner, primer presidente de los estudios Warner Bros. y a lo largo de su existencia hospedó a figuras como el aclamado productor de cine y teatro David Geffen.

Pero no todos en la industria reaccionan de buena manera a la llegada de Bezos. Un ejemplo es el de los productores de James Bond, que tienen un gran porcentaje de los derechos de la franquicia y por lo tanto pueden tomar decisiones sobre ella. “Para bien o para mal, somos los custodios de este personaje y nos tomamos esa responsabilidad con mucha seriedad”, indicó Bárbara Broccoli a Variety. Y agregó: “Más allá de la compra, seguimos comprometidos en hacer películas para cine”.Las declaraciones fueron tomadas como una alarma ya que Broccoli y su medio hermano Michael Wilson tienen la última palabra en relación con el desarrollo, la distribución y el marketing de las producciones de James Bond. “Si ellos no están contentos con la idea, será una dificultad”, aseguraron desde la productora. 

El futuro de Amazon. Al mismo tiempo que Bezos anunció la compra de MGM, también reveló que el próximo 5 de julio dejará de ser el CEO de la compañía. “Elegimos la fecha porque es muy especial para mí. Ese día, pero hace 27 años, Amazon nació y me pareció una buena ocasión para dejar mi puesto”, aseguró el magnate.

Su sucesor será Andy Jassy, quien hasta el momento era el director de Amazon Web Service. De todas formas, Bezos continuará tomando decisiones aunque enfocará su tiempo a proyectos relacionados con los transportes al espacio y aquellos destinados a la generación de contenido para streaming.

Además, durante los últimos años, el hombre más rico del mundo compró empresas de todos los sectores posibles. Desde la cadena de supermercado Whole Foods Market, por la cual pagó US$ 13 mil millones, hasta la minorista de calzados Zappos, que costó mil millones de dólares, pasando por Zoox, una compañía de vehículos autónomos por la cual también pagó mil millones de dólares.

Para todos esos negocios, él continuará dando la aprobación final pero delegará en equipos las cuestiones del día a día. De esta forma, comienza una nueva etapa en su vida en la que estará más lejos de Amazon y más cerca de Hollywood y la difícil misión de viajar al espacio.

En esta Nota