PROTAGONISTAS
FAMILIA REAL BRITÁNICA

En Estados Unidos no tiene corona: peligra la visa del príncipe Harry tras admitir que consumió drogas

El duque de Sussex, que vive en California desde 2020, dijo que en su adolescencia había consumido cocaína, cannabis y hongos mágicos. Si fue sincero en la solicitud de visa, debería haber sido rechazado.

Spare harry
La autobiografía del príncipe Harry "Spare" dominó los titulares después de que una versión en español de las memorias salió a la venta por error. | AFP

La admisión de consumo de drogas por parte del príncipe Harry podría amenazar su visa para residir en Estados Unidos, país adonde se mudó a principios de 2020 con su esposa Meghan Markle después de romper escandalosamente con la familia real británica

El duque de Sussex -de 38 años- reveló en sus impactantes memorias "Spare" y en sucesivas entrevistas que en su adolescencia había consumido cocaína, cannabis y hongos mágicos. Dijo que la marihuana y los psicodélicos "realmente ayudaron" con su "trauma", mientras que la cocaína era más una "cosa social".

En una entrevista con el terapeuta Gabor Maté, un abierto partidario de la despenalización de las drogas Harry dijo: "La cocaína no hizo nada por mí, era más una cosa social y me dio un sentido de pertenencia seguro, creo que probablemente también me hizo sentir diferente a como me sentía, que era tipo de punto".

harry meghan
Se cree que Harry, hijo de Carlos III y nieto de la fallecida reina Isabel II, podría estar trabajando en los EEUU con una visa de vía rápida otorgada a personas con "habilidades extraordinarias", conocida como visa O-1.

Pese a la crisis familiar, los hijos de Harry y Meghan ahora son príncipe y princesa

En la misma charla con Maté, que supuestamente usó la planta amazónica de ayahuasca para tratar a pacientes que padecían enfermedades mentales, el hijo del rey Carlos III también habló sobre su experiencia "positiva" con esta droga psicodélica y reconoció que "me trajo una sensación de relajación, liberación, comodidad, una ligereza a la que logré aferrarme durante un período de tiempo".

"Empecé a hacerlo de manera recreativa y luego me di cuenta de lo bueno que me hacía, diría que es una de las partes fundamentales de mi vida que me cambió y me ayudó a lidiar con los traumas y dolores del pasado", aseguró.

Estados Unidos reacciona: ¿hay privilegios para la realeza?

príncipe Harry
El duque de Sussex -de 38 años- reveló en sus impactantes memorias "Spare" y en sucesivas entrevistas que en su adolescencia había consumido cocaína, cannabis y hongos mágicos.

Estas revelaciones abrieron en EEUU una campaña de un grupo de expertos conservadores que reclaman la publicación de la solicitud de visa de Harry, para ver si admitió su uso de drogas en el documento antes de emigrar a California. Dijeron, sin embargo, que los funcionarios del gobierno que se niegan rotundamente a publicar cualquier detalle citando la "privacidad" del duque.

La Fundación Heritage dijo a la prensa británica que la solicitud de visa de Harry debe publicarse para que el contribuyente estadounidense pueda saber si declaró su uso de drogas en el pasado. La ley de inmigración de EEUU impone penas severas por mentir a los funcionarios de inmigración, incluida la deportación y la prohibición de solicitar la ciudadanía en el futuro.

Mike Howell, director del Proyecto de Supervisión de la Fundación, dijo: "Esta solicitud es de interés público a la luz de la posible revocación de la visa del príncipe Harry por uso de sustancias ilícitas y más preguntas sobre el uso de drogas del príncipe y si fue investigado adecuadamente antes de entrar en los Estados Unidos".

príncipe Harry
Cualquier persona que busque la residencia temporal o permanente en los EEUU debe responder una serie de preguntas sobre su historial criminal y de consumo de drogas al hacer la solicitud.

La admisión del consumo de drogas hubiera rechazado la solicitud de ingreso al país. Ante esto, la Fundación Heritage dijo que si los funcionarios de inmigración lo sabían, el caso del príncipe Harry plantea dudas sobre si recibió un "trato especial" porque es un príncipe y su esposa es una actriz televisiva, lo que insisten sería "ilegal".

Se cree que Harry podría estar trabajando en los EEUU con una visa de vía rápida otorgada a personas con "habilidades extraordinarias", conocida como visa O-1, también otorgada al cantante canadiense Justin Bieber y al actor australiano Hugh Jackman. Tiene una duración de tres años. Otros especulan que tiene una visa de cónyuge, patrocinada por su esposa estadounidense.

Sin embargo, cualquier persona que busque la residencia temporal o permanente en los EEUU debe responder una serie de preguntas sobre su historial criminal y de consumo de drogas al hacer la solicitud.

"Harry & Meghan": bombas y una ridícula reverencia en el documental de los duques de Sussex

"Si fue sincero en sus respuestas, debería haber sido rechazado", dijo el profesor Alberto Benítez, director de la Clínica de Inmigración de la Universidad George Washington. Y argumentó que si Harry hubiera ocultado su uso de drogas, habría estado "perjurando en un documento oficial del gobierno de los Estados Unidos".

El experto opina que la honestidad habría sido lo mejor para el duque de Sussex y señaló que puede haber recibido discreción de los funcionarios de inmigración debido a su estatus real: "Si no fuera el príncipe Harry, si fuera 'Fred Jones' y tuviera este tipo de antecedentes, tendría mucho más escrutinio y ciertamente podría ver que se le negara la green card".

El exfiscal federal Neama Rahmani explicó esta semana que "la admisión de uso de drogas generalmente es motivo de inadmisibilidad" para cualquier persona. "Eso significa que la visa del príncipe Harry debería haber sido negada o revocada porque admitió haber consumido cocaína, hongos y otras drogas". "No hay excepción para la realeza", remarcó.

La Fundación Heritage armó un expediente de evidencia, que incluye las propias admisiones de Harry en sus memorias y entrevistas televisivas sobre el consumo de cocaína, cannabis y hongos mágicos, y lo envió al Departamento de Seguridad Nacional, Aduanas/Protección Fronteriza y los Servicios de Inmigración de Ciudadanía para reforzar su solicitud de libertad de información.

guillermo kate harry meghan
En los últimos años, Harry acusó a su padre Carlos III de ser mentiroso, y de "traicionar" a la familia real por no haberles protegido a él y a su esposa Meghan Markle, la estadounidense con quien se casó en mayo de 2018.

Las lágrimas más caras del mundo: Harry y Meghan denunciaron el "juego sucio" de la Corona

Pero un portavoz del Departamento de Estado dijo sin embargo que es publicar detalles sobre la forma en que Harry ingresó a su país: "Los registros de visas son confidenciales según la Sección 222 (f) de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA); por lo tanto, no podemos discutir los detalles de casos individuales de visas".

"No podemos especular sobre si alguien puede o no ser elegible para una visa", dijo el portavoz en enero.  "Cada vez que una persona solicita una visa estadounidense, un oficial consular revisa los hechos del caso y determina si el solicitante es elegible para esa visa según la ley estadounidense. Todas las solicitudes de visa se adjudican caso por caso".

Howell insiste en que es de "interés público" saber cómo se manejó el caso de Harry y apeló la decisión, exigieron ver cualquier correo electrónico, mensaje de texto, WhatsApp u otra correspondencia relacionada con la visa del príncipe para garantizar la confianza del público sobre cómo se manejó el asunto.

"Como resultado, este interés generalizado de los medios en el abuso de drogas del príncipe Harry inevitablemente genera posibles preguntas con respecto a su solicitud de residencia en los Estados Unidos", dijo.  "La confianza pública en el gobierno sin duda se vería afectada si no investigaran adecuadamente un caso de tan alto perfil". 

"Además, si al príncipe Harry se le concediera un trato preferencial, eso también socavaría la confianza pública en la aplicación de igualdad de justicia ante la ley", advirtió.

 

Harry, un príncipe en guerra con la monarquía británica

20220604_harry_meghan_afp_g
El príncipe y la duquesa -sobre los que el 60% de los británicos tiene una opinión negativa- también denunciaron una guerra entre los distintos servicios de prensa de diferentes miembros de la monarquía.

El hijo menor de Carlos III, es un hombre en pie de guerra con la monarquía que sueña, sin embargo, con la reconciliación con su familia. Pero la publicación de sus memorias, tras otras críticas a la familia real británica en entrevistas a los medios, dinamita constantemente sus esperanzas de volver al redil.

En los últimos años, Harry acusó a su padre Carlos III de ser mentiroso, y de "traicionar" a la familia real por no haberles protegido a él y a su esposa Meghan Markle, la estadounidense con quien se casó en mayo de 2018. Ella admitió haber sido despreciada por la familia real y dijo que su hijo fue discriminado por su color de piel

El príncipe y la duquesa -sobre los que el 60% de los británicos tiene una opinión negativa- también denunciaron una guerra entre los distintos servicios de prensa de diferentes miembros de la monarquía, que según ellos no dudan en difundir informaciones falsas contra unos para proteger a otros.

Durante mucho tiempo, la opinión pública británica se lo había perdonado todo a este rebelde príncipe pelirrojo nacido el 15 de septiembre de 1984, dos años después que su hermano, destinado a convertirse un día en rey. Harry era entonces el tercero en el orden de sucesión al trono. Ahora es quinto, detrás de los hijos de su hermano.

Harry y Meghan acusan a la familia real de "mentir para proteger" a Guillermo, heredero al trono

En 1997, la imagen del príncipe de 12 años caminando con la cabeza gacha tras el ataúd de su madre dio la vuelta al mundo. Siguieron años difíciles: a los 17 años fumaba marihuana, bebía y salía de fiesta. En 2004, se peleó con un fotógrafo a la salida de un club nocturno. Al año siguiente protagonizó un escándalo por disfrazarse de nazi en una fiesta.

Tras obtener el bachillerato en el prestigioso Eton College, al parecer con un poco de ayuda, este aficionado al rugby y al polo de 1,86 m se fue de año sabático a Australia y África, cuidando huérfanos en Lesoto, donde creó una ONG en memoria de su madre.

En 2005 ingresó en la prestigiosa Real Academia Militar de Sandhurst, y su  carrera militar duró 10 años, marcados por dos misiones en Afganistán, en 2007-2008 durante 10 semanas, y luego como piloto de helicóptero de septiembre de 2012 a enero de 2013. Dimitió en 2015. Mientras tanto, creó una competición internacional para soldados heridos, los Invictus Games.

Guillermo y Harry
La relación de Harry, su padre y su hermano se rompió después de que los duques se mudaran a California en 2020 y comenzaron a lanzar una serie de acusaciones negadas por la familia real. ​

 

Una relación irremediablemente rota

La relación de Harry, su padre y su hermano se rompió después de que los duques se mudaran a California en 2020 y comenzaron a lanzar una serie de acusaciones negadas por la familia real. "No han mostrado ninguna voluntad de reconciliación (...) Me gustaría recuperar a mi padre. Me gustaría recuperar a mi hermano", dijo Harry.

En EEUU, los duques de Sussex crearon "Archewell", una productora y una fundación filantrópica que aboga por la "compasión". Además, cobraron varios millones de dólares por una serie documental de Netflix y se dice que tienen tres libros en proyecto después de "Spare".

Viven en una lujosa casa en la localidad de Montecito, donde tienen como vecinos a Gwyneth Paltrow, Rob Lowe, George Lucas y Oprah Winfrey. Aunque echa de menos sus "extrañas reuniones familiares" y su país, Harry asegura que no tiene intención de volver a trabajar para la familia real británica.