sábado 24 de septiembre de 2022
PROTAGONISTAS SE CONOCIERON HACE UN AÑO

Pedro Merani, el ‘maestro zen’ argentino que ayuda a Nadia Podoroska

Vive en Qatar, donde entrena al equipo nacional de bowling. Y trabaja con la revelación argentina de Roland Garros con métodos de relajación y meditación.

11-10-2020 03:09

“Escuché sobre el trabajo que hizo con Nadia Podoroska y me parece fantástico. ¿Cómo puedo hacer para ponerme en contacto con usted y aprender sus enseñanzas?”, dice un comentario en la cuenta oficial de Pedro Merani. Hasta la semana pasada, su Instagram tenía apenas un puñado de seguidores. Ahora, ese número aumentó a miles y muchas personas lo buscan para conocer su trabajo como “maestro zen”. 

Todo comenzó cuando Podoroska, la nueva revelación del tenis argentino, contó que Merani la ayuda con su parte mental. “Lo conocí por mis entrenadores. Es un aspecto que yo nunca había trabajado y que no está relacionado a la psicología sino que es más un entrenamiento mental para la competencia. Tiene ejercicios diarios de meditación, relajación y visualización. Es un proceso de autoconocimiento”, explicó la deportista.

Como mencionó ella, quienes la contactaron con Merani fueron sus entrenadores Juan Pablo Guzmán y Emiliano Redondi. “Quiero agradecerles a los tres por confiar la preparación mental de Nadia en mi método”, escribió en sus redes el argentino que desde 2009 vive en Doha, Qatar. Él también fue deportista pero en su caso se dedicó al bowling. Una vez finalizada su carrera, se convirtió en entrenador y ejerce ese rol desde 1986. En Argentina trabajó durante años para que esa disciplina se profesionalice e incluso fue uno de los mentores de Lucas Legnani, quien es conocido como “el Messi del bowling”. 

En 2003 viajó para trabajar en Kuwait, luego pasó por Hong Kong y finalmente desembarcó en Qatar. Actualmente, Merani es el entrenador en jefe del equipo nacional de ese país y logró varios títulos importantes con seleccionados juveniles y profesionales. Eso provocó que en 2016 ingrese en la lista de los 100 mejores coaches de bowling en el mundo y actualmente continúa dentro de ese grupo. 

Filosofía de vida. Si bien los logros deportivos de Merani dentro del bowling son notorios, hay otro aspecto de su vida que hoy se destaca gracias a las victorias de Podoroska. El argentino no solo se centra en lo deportivo sino también en lo mental. Y para desarrollar esa área se volcó a los estudios de la filosofía Zen. Durante siete años practicó Tai Chi Chuan –un arte marcial desarrollado en China– con el maestro Tung. El objetivo de Merani era entender mejor el balance del cuerpo en movimiento y la conexión con la mente. 

A partir de ahí comenzó a desarrollar un programa basado en el Zen Bompu, una meditación con disciplina de técnica psicofísica. Para esto, Merani estudió con el Sensei Uchi Umi y Susana Kurokawa y desde entonces se dedicó a compartir esos conocimientos con otros atletas. “La mente es la que empieza a generar todos los problemas que aparecen durante una competencia y el objetivo es mejorar esa parte para enfrentar esos problemas de la mejor manera”, explica el entrenador y asegura que ese aspecto es común a todas las disciplinas y por lo tanto se puede aplicar a todos los deportistas. 

Ejercitar la mente. “Nada nos pertenece, excepto nuestras acciones”, suele decir Merani. Desde hace más de un año que trabaja esa filosofía con Nadia Podoroska y los resultados positivos quedaron a la vista. “Nadia a veces me decía que sentía que podía ganarle a una rival pero eso le generaba ansiedad y terminaba perdiendo. Desde que entrena su parte mental a diario eso parece tenerlo resuelto”, comentó en la semana Marcelo Podoroska, padre de Nadia. 

La argentina se encuentra radicada en Alicante, España, y las clases con Merani son diarias. Las mismas se hacen a través de comunicaciones telefónicas o virtuales y todos los días aplica distintas técnicas que su “maestro Zen” le fue enseñando durante los últimos meses. Mindfulness, ejercicios de respiración, visualización y posturas corporales son solo algunas de ellas. Incluso a Nadia se la vio aplicándolas en los partidos de Roland Garros. 

En ciertos descansos la tenista aprovechó para sentarse en posiciones que aprendió para relajar su cuerpo y controla su respiración para evitar cuestiones relacionadas a la ansiedad y los nervios. “Cuando el cuerpo está relajado, la mente se tranquiliza. Así, uno puede analizar mejor la situación en la que se encuentra y tomar mejores decisiones”, concluyó Merani al explicar su método en el programa radial Puede pasar.