lunes 12 de abril del 2021
REPERFILAR Opinión

El Gobierno y las agendas

La columna fue tomada del formato audiovisual del programa "RePerfilAR", de NetTV.

28-08-2020 11:03

El Gobierno Nacional ha logrado nuevamente retomar la iniciativa política después de un mes donde efectivamente los anuncios frustrados lo habían hecho retroceder. La intervención en el mercado de las telecomunicaciones le ha dado nuevamente una impronta y un sesgo de avance que había perdido. A partir de esto, claramente, se ha instalado en los medios opositores, que son la mayoría, la hipótesis de que existen dos agendas.

Una, la agenda de Alberto Fernández, que hubiera sido considerada en su momento una agenda moderada, una agenda más vinculada al tránsito por la avenida del medio, en términos de construcción política, y otra más severa, más polarizante que es la agenda de Cristina Kirchner. Según la hipótesis de los medios opositores, estaría ahora dominando la escena la agenda que instala Cristina Kirchner, de la cual surgirían, entre otras iniciativas, el tema Vicentin, el tema de impuesto a las grandes fortunas, y ahora, la intervención en el terreno de las telecomunicaciones.

Alberto Fernández recibe a Kicillof y Larreta por el futuro de la cuarentena

Obviamente es una hipótesis falaz, pero es una hipótesis de trabajo que está siendo asimilada por el conjunto de la dirigencia política, entre ellos Eduardo Duhalde, que ha aparecido un poco brutalmente en los medios para advertir que, de continuar por el camino que va del Gobierno nacional, nada bueno espera en su final e incluso aventuró una metáfora de golpe de Estado como un final posible para el Gobierno nacional, si es que persiste en el camino que ha iniciado a partir de la intervención en el terreno de las telecomunicaciones.

Que a Eduardo Duhalde no le gusta la agenda kirchnerista y que tiene grandes problemas cuando se realiza el kirchnerismo en alto, no es ninguna novedad. Ahora que haya propuesto la metáfora de golpe de Estado para señalar el final de esta perpectiva de profundización de las transformaciones a partir de asumir como propia el pacto de gobierno que ha establecido Alberto Fernández en 2019 con sus propios electores, sí es una novedad. Quizá se refiera Eduardo Duhalde al tipo de golpe de Estado que propició durante el gobierno de Adolfo Rodríguez Saá, que terminó en un cambio de mano, otorgándole a él la presidencia luego de haber sido presidente del Senado. En fin, estas circunstancias son siempre muy difíciles de establecer pero, vuelvo a insistir, es lo que está a la orden del día con la hipótesis de las dos agendas que, por supuesto, una vez más es una hipótesis falsa.