lunes 20 de septiembre de 2021
REPERFILAR Opinión

El protagonismo de las redes sociales en la elección de Estados Unidos

Joe Biden logró a lo largo de la campaña que cada vez más gente se pronuncie abiertamente sobre su candidatura. Mientras que Donald Trump fue más visible y pese a su imagen negativa, pudo ser un candidato competitivo.

04-11-2020 16:02

Las redes sociales vuelven a ser protagonistas en la discusión política y en los Estados Unidos esto viene siendo hace rato, entre las diferencias entre las redes sociales como Twitter y el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

Una vez que terminó la campaña, que los estadounidenses terminaron de votar y empezó el recuento de votos, la autoproclama de Trump como presidente reelegido de los Estados Unidos mereció que Twitter, Facebook e Instagram le adosaran a la publicación del presidente norteamericano una advertencia sobre contenido falso, lo cual demuestra una vez más que las redes sociales están jugando fuertemente en lo político en territorio norteamericano, más allá de que se excusen y que se justifiquen en la aplicación de este tipo de mensajes, diciendo que están siguiendo políticas de preservación de buena información a través de sus plataformas digitales.

Las redes sociales jugaron un rol importante en las elecciones de Estados Unidos

Hablando de las redes sociales, el seguimiento que hicimos desde junio hasta octubre sobre la campaña electoral norteamericana, quedan algunos datos interesantes y algunas certezas más allá de los interrogantes. En primer lugar, Joe Biden, el candidato demócrata, logró a lo largo de la campaña que cada vez más gente se pronuncie abiertamente sobre su candidatura. Esto no fue así en la figura de Donald Trump, al punto que Biden llega al final, al tramo final de la campaña, con más del 90 por ciento de quienes expresaron su voluntad de votar por uno u otro a favor del candidato demócrata.

Como contrapartida, en algo así como podemos denominar el voto invisible o el voto silencioso, Donald Trump logró un gran protagonismo a través de métricas como el Social Media Rich, que relevan no las publicaciones de los usuarios, sino el comportamiento que tienen a partir de esas publicaciones, es decir, el potencial que esas publicaciones sobre los candidatos tienen de llegar a determinada cantidad de usuarios. En ese escenario, Trump sin dudas fue un candidato mucho más interesante y relevante, lo cual de alguna manera puede ser que esté explicando las sorpresas electorales que se dieron en algunos distritos de los Estados Unidos.

Las redes sociales fueron protagonistas en las elecciones de Estados Unidos.

Y finalmente, digamos que en cuanto a imagen le fue mucho mejor Joe Biden que Donald Trump. Trump en todo momento de la campaña electoral nunca pudo revertir su reputación digital negativa, a diferencia de su rival demócrata. Esto de alguna manera expresa que Trump, pese a esta imagen negativa, fue un candidato competitivo, lo que de alguna manera relativiza el hecho de que para que un candidato sea un candidato triunfador o en todo caso, un candidato con un peso competitivo, tenga que tener necesariamente una buena reputación digital expresada en mayor cantidad de menciones positivas en detrimento de las negativas.