lunes 27 de junio de 2022
REPERFILAR Columna

Ernesto Tenembaum: "El 12-O fue importante, pero no fue masivo"

No fue una marcha, fue una caravana automovilística en la que como máximo participaron 40 mil personas.

13-10-2020 17:03

Muy bien y finalmente ayer 12 de octubre se realizó la marcha opositora "El Banderazo". Muchos colegas, muchos medios de comunicación, llenaron rápidamente a la conclusión de que fue una marcha masiva y que es realmente muy extraño que un gobierno a tan poco tiempo de asumir, tenga que enfrentar desafíos de esta naturaleza. En esta columna nos vamos a permitir disentir con ambas ideas.

La primera es muy difícil calificar de masiva la marcha de ayer, porque no fue una marcha, una caravana automovilística. Y si uno mira con objetividad cuántos autos entran por mar, por cuadra en la avenida, en avenida 9 de Julio, va a contar que son 100 por 15, que más o menos es la distancia entre el Obelisco y la Libertador. Estamos hablando de 1500 autos con dos personas, tres personas por auto. Hablamos de cinco mil personas que se trasladaban en auto. Más 10 mil 20 mil, pongamos 40 mil personas, que no las había, que se trasladaban, que estaban ahí merodeando alrededor del Obelisco.

#12O: Banderazo, movilizaciones y reclamos en contra del Gobierno

Bueno, estamos hablando de 50 mil personas y en el acto de cierre de Mauricio Macri hubo 500 mil o 400 mil. O sea que no pasó nada. Pero obtener de lo de ayer, que fue una marcha masiva es demasiado apresurado. ¿Cuánta gente hubiera ido de no haber existido el coronavirus? No lo sabemos. ¿Cuánta gente hubiera ido a pie de no haber podido ir en auto? Tampoco lo sabemos. Con lo cual mejor no apresurarse. Fue importante. Representa a un sector importante de la población. Y hasta ahí.

Luego los gobiernos cuando arrancan, tienen marchas que son opositoras y que son fuertes. Por ejemplo, Cristina en 2008, las marchas como parte de las protestas del sector agropecuario, había 400 mil personas. Por ejemplo, Macri, cuando recién arrancó las marchas kirchneristas eran muy masivas, muy coloridas y también muy agresivas. Con lo cual no fue una marcha masiva y tampoco una marcha no habitual.

El banderazo del 12O arrancó en todo el país con críticas al Gobierno

Lo otro que hay que mirar con atención es cómo estas marchas dividen a la oposición, porque uno no lo vio ayer. Horacio Rodríguez Larreta, María Eugenia Vidal, ni Martín Lousteau, ni Elisa Carrió, ni los intendentes que son jefes territoriales en el conurbano bonaerense, no estaban. Estaba Macri, por lo menos el espíritu. Estaba Patricia Bullrich, estaban Hernán Lombardi y ¿Quién más?

Entonces mejor pensar como corresponde. Me parece a mí que para que la oposición vuelva al poder necesita un largo recorrido. Este gobierno recién empieza. La oposición acaba de perder elecciones, con lo cual la marcha fue importante. La repetición de marcha es sólo un elemento nuevo en la política argentina, pero conviene no simplificar y no apresurarse a leer batallas ganadas cuando esto recién empieza.