lunes 21 de junio de 2021
REPERFILAR ANÁLISIS

El último adiós a Diego Maradona: "Superó la condición de admirado para convertirse en ídolo"

El médico psicoanalista José Eduardo Abadi evaluó el impacto que tuvo la noticia en la sociedad: "Deja una sensación de vacío por todo el agradecimiento y el reconocimiento que se brindó". 

26-11-2020 10:21

El fallecimiento del astro del fútbol, Diego Armando Maradona, a causa de un paro cardiorrespiratorio, sacudió al mundo entero y lo invadió de tristeza y angustia. En ese marco, RePerfilAr habló con José Eduardo Abadi, médico psicoanalista sobre como impactó esta noticia en la sociedad. 

"El sentimiento común fue la tristeza frente a una perdida, que uno se resiste a aceptar, aunque conscientemente sabemos que ha fallecido y hay una parte emocional que no lo admite ni lo acepta", analizó.

 "Una parte de reclamar la presencia es a través de esas reuniones colectivas donde uno intenta resignificar como sea a esa persona que superó la condición de "admirado" por la gente para convertirse en "ídolo", agregó el especialista.

Qué dicen los datos preliminares de la autopsia sobre la muerte de Diego Maradona

En esa línea, Abadi remarcó que tras una muerte "es cuando se trabaja la idea de aceptación" y una vez que se reconoce la pérdida "empieza la tristeza". "Porque hay una ausencia, la ausencia en la que depositar tantos ideales. Entonces deja una sensación de vacío por todo el agradecimiento y el reconocimiento que se brindó", puntualizó. 

Además, remarcó que "cuando se adquiere la característica de ídolo", como es el caso de Diego Armando Maradona "entramos en el plano de lo semidivino". "Entonces empieza algo del orden de la fascinación porque uno solo pasa a ver el espacio mágico para preservar la ilusión, porque la decepción es muy dolorosa", agregó. 

Maradona murió mientras dormía, según el informe de la Fiscalía

Respecto al último adiós al futbolista, que se realizará en Casa Rosada este jueves donde se espera la visita de más de un millón de personas, Abadi expresó: "Es un velatorio en un lugar de enorme jerarquía dentro del país, y es darle un estatuto que no tiene que ver con un ciudadano normal. Es, más bien un homenaje en el que está incluido el agradecimiento, el reconocimiento, y la compasión por todo lo que sufrió. Y una despedida que tendrá un plano de realidad que no estará en carne y hueso, pero seguramente será alojado en el recuerdo y la memoria amorosa de todos aquellos que lo han seguido y ayudado en su enfermedad por el amor de los argentinos".