miércoles 28 de julio de 2021
REPERFILAR Análisis

El velatorio que pudo haber terminado en un desastre

Se juntaron las barras bravas de Boca, de River, de Racing y de clubes del conurbano. Todos juntos en un mismo velorio, la receta para el desastre. Se podía haber previsto esta situación.

27-11-2020 20:51

La muerte Diego armando Maradona conmocionó a todos. Sobre todo seguramente a los que tenemos más de 40 años y ligamos su talento a muchas de las alegrías que disfrutamos con él.

Una historia bien argentina la de Diego Armando Maradona, con un talento enorme donde combinaba la habilidad con la viveza de caídas y resurrecciones permanentes. Alguien que en el mundial de México ’86 con toda la carga de la Guerra de Malvinas, derrotó a los ingleses. Cuando llega a Italia y tiene toda la épica del sur pobre con el Napoli que le vienen a ganar al norte

Diego Armando Maradona representaba no solamente el talento el fútbol o la pelota sino también que muchos nos sentíamos inspirados en alguien que tan humilde llega tan lejos. Pero también por sus caídas y sus resurrecciones nos hemos identificado muchas veces con Diego Maradona como país.

Lo que vino después de ese sentimiento colectivo de enorme tristeza, pensé que sería cierta unidad, algo que se vio con las primeras fotos de hincha de River y de Boca abrazados. Pero después la irracionalidad que tiene que ver con el fútbol y la clase dirigente.

 

Velatorio de Maradona | Alberto Fernández: "Hubo una acción desmedida de la Policía de la Ciudad"

El velatorio de Maradona en Casa Rosada pudo haber terminado en un desastre. La Ciudad de Buenos Aires con Nación tirándose responsabilidades por la cabeza de lo que había sido la represión por la policía, luego de lo que fue el cierre del velatorio, para cumplir con el horario que había estipulado la familia.

A partir de ahí la irracionalidad. Un presidente de la Nación que toma un megáfono y pide a gritos detrás de las rejas que la gente se bajara. El operativo de Gendarmería para sacar el cajón de Maradona. La irrupción de los barras al Patio de Las Palmeras en la Casa Rosada. Toda esa situación parte de algo predecible que era que todos los que habían ido a ver a Maradona, no iban a poder pasar por delante del cajón. Se pudo haber pensado alternativas a esa situación para que no se generara ese desbande.

Una situación en la que se iban a juntar barras bravas de Boca, de River, de Racing y de los clubes del conurbano de la provincia de Buenos Aires. Todos juntos en un mismo velorio, la receta para el desastre.

Finalmente ese primer momento de unidad se terminó transformando en una escena de violencia que por suerte no pasó a mayores, pero que pudo haber sido una desgracia. Una tristeza que se desplazara el foco tan velozmente.