REPERFILAR
Violencia de Género

"Un corazón de balas", la amenaza del policía que disparó a su novia en Agronomía

Una letra T y un corazón formado por balas de pistola 9mm. Además, un texto que decía “Son todas para vos, si me llegas a engañar”.

"Un corazón de balas", la amenaza del policía que disparó a su novia en Agronomía
"Un corazón de balas", la amenaza del policía que disparó a su novia en Agronomía | Net TV

Este martes un policía de la Federal baleó a su ex pareja y a su actual novio, cuando los vio caminando de la mano por el barrio de Agronomía. La investigación consiguió que se dieran a conocer audios y varias de las amenazas que el agente le mandaba a su ex pareja.

Este mensaje es fundamental para la investigación ya que fue enviado un rato antes de que la víctima sea atacada y porque muestra que hubo premeditación y planificación en el hecho.

Se pensaba que el hecho se había desencadenado luego de que la ex pareja del agente fuera vista de la mano con otro. No obstante, estos nuevos mensajes muestran que hubo intención de atacar desde antes. El efectivo de la policía lanzó 6 disparos contra su ex novia, aspirante a policía.

Sebastián Vargas Orellana, efectivo de la PFA, tenía amenazada a su expareja Cintia Santa Cruz desde hacía tiempo. La joven continúa en estado grave al igual que Ulises Gonzalo Dos Santos, la nueva pareja del agente.

Los audios de la policía reportando el intento de asesinato

“Sobre Nazca y Beiró tengo una femenina de la Policía Federal con dos heridas de arma de fuego en el abdomen”, se escucha en el audio interno de la Policía de la Ciudad reportando el hecho.

“El masculino que tenemos detenido en el lugar es también personal de la Policía Federal”, completa el audio.

Sebastián Vargas Orellana quedó detenido por el caso. Días antes había amenazado a su ex pareja con este mensaje. Una letra T y un corazón formado por balas de pistola 9mm. Además, un texto que decía “Son todas para vos, si me llegas a engañar”.

La investigación quedó a cargo del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional N°5. En tanto, fuentes del operativo aseguran que, cuando la policía llegó al lugar, el atacante estaba en el suelo gritando “me mandé una macana”. Hoy se confirmó que el policía ya fue separado de su cargo.