jueves 08 de diciembre de 2022
SALUD Virología

Hace 45 años, la OMS declaraba "erradicada" la viruela tras una exitosa campaña de vacunación

El 26 de octubre se conmemora el aniversario de la erradicación de la viruela, tras la exitosa campaña de vacunación que en pocos años le puso fin a una de las pandemias más devastadoras de la historia.

26-10-2022 06:50

El último caso de viruela por contagio natural en el mundo se reportó hace 45 años, el 26 de octubre de 1977 en Somalia, en el continente africano. La erradicación de la enfermedad sería declarada de manera oficial 3 años más tarde, el 8 de mayo de 1980, cuando la Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció que el «objetivo cero» había sido alcanzado, como resultado de una de las campañas globales de vacunación más extraordinarias de la historia moderna.

El brote de viruela símica que tuvo lugar a partir de mayo de este año encendió las alarmas en la comunidad científica, que tomó nota de los estragos que produjo la viruela original en el transcurso del siglo XX.

La enfermedad marcó un antes y después por haber suscitado una de las pandemias más devastadoras hasta la actualidad, con más de 300 millones de muertes en todo el mundo. Por este motivo, su erradicación fue considerada uno de los triunfos más notables de la salud pública global.

China comienza a desarrollar una vacuna contra la viruela del mono

La temida viruela original

La viruela es una enfermedad aguda y contagiosa causada por el Variola virus. Su nombre proviene del término en latín que significa “moteado”, en referencia a los bultos y pústulas que solían presentarse en el rostro y otras partes del cuerpo de los pacientes afectados.

El virus era mortal en el 30% de los casos y los "recuperados" debían lidiar con secuelas considerables, como quedarse ciegos, estériles o bien con profundas cicatrices en la piel.

Los síntomas iniciales incluían fiebre y fatiga y, a medida que la enfermedad avanzaba producía una característica erupción en la piel, cuyas manchas se convertían en pústulas que podían dar lugar a imborrables cicatrices e incluso a desfiguraciones.

Viruela 20221026
FOTO: Nationalgeographic.es / W.A. ROGERS

La viruela se transfería por contacto directo con los infectados o a través de fluidos corporales. Otro vehículo de contagio eran los objetos contaminados, como las camas.

La enfermedad presentaba dos variantes: la viruela mayor, que era la más extendida y letal, y la viruela menor, que producía un cuadro menos agresivo, mortal en menos del 1% de los casos.

Otras formas menos habituales de la patología eran la hemorrágica y la maligna, las cuales ocasionaban "irremisiblemente" la muerte.

El trágico final de Janet Parker, la última víctima mortal de la viruela en el mundo

La histórica y masiva campaña de vacunación

"Ha habido éxitos enormes en salud pública, como la provisión de agua limpia, los antibióticos, y muchos otros. Pero este, sin duda, fue un tremendo triunfo", sostuvo ante el diario BBC News el profesor Paul Fine, experto en epidemiología de enfermedades transmisibles de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

"Fue un éxito formidable", graficó el especialista, a propósito de la exitosa campaña de vacunación puesta en marcha para neutralizar el avance de la viruela en el mundo.

Edward Jenner 20221026
El hallazgo de Edward Jenner fue crucial para el desarrollo de la vacuna contra la viruela.

En 1967, entre 10 y 15 millones de personas contrajeron viruela y en este contexto la OMS propuso la meta de erradicar la enfermedad en el transcurso de una década, basándose en en programa de vacunación.

El punto de inflexión en el desarrollo de la vacuna se produjo a fines del siglo XVIII, más precisamente en 1796, gracias a un experimento del doctor inglés Edward Jenner.

El científico había demostrado que la inoculación de una variedad similar de la viruela, presente en las vacas, protegía contra la enfermedad. Su descubrimiento fue vital para el programa de vacunación desarrollado casi 200 años más tarde, cuando la OMS lanzó la ambiciosa campaña para ponerle punto final al potente virus.

Viruela 20221026
La campaña de vacunación contra la viruela.

El objetivo se fue cumpliendo gradualmente, hasta que la enfermedad quedó relegada en el Cuerno de África, y el último caso conocido se registró en Somalia en octubre de 1977: el paciente se llamaba Ali Maow Maalin, un joven de 23 años que no se había vacunado. 

En 1980, el organismo anunció que se había logrado el "objetivo cero", por lo cual declaró oficialmente erradicada la enfermedad.

Para la Organización Mundial de la Salud se vislumbra fin de la pandemia del Covid-19

La viruela del mono en la actualidad

La OMS explicó que los síntomas de la viruela del mono son "parecidos a los que se observaban en los pacientes de viruela en el pasado, aunque menos graves".

"Con la erradicación de la viruela en 1980 y el posterior cese de la vacunación contra la viruela, se ha convertido en el ortopoxvirus más importante. La viruela símica sigue apareciendo esporádicamente en algunas partes centrales y occidentales de la selva tropical de África", advirtieron los especialistas del organismo internacional.

"Hasta la fecha se han notificado más de 70 000 casos de viruela símica, con 26 víctimas mortales", agregó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en su exposición de apertura pronunciada el 20 de octubre de este año, durante la tercera reunión del Comité de Emergencias del Reglamento Sanitario Internacional (RSI).

viruela monkeypox
FOTO: AFP

"Con todo, ahora empezamos a observar un descenso prometedor a nivel mundial. El número de casos notificados ha disminuido durante ocho semanas consecutivas, lo que es muy alentador", describió la máximo autoridad de la OMS.

De todas formas, el organismo no perdió de vista que "varios países todavía están entrando en la fase álgida del brote", al mismo tiempo que en otras regiones es probable que no se notifiquen la totalidad de los casos. 

"Aunque contamos con los conocimientos, vacunas y tratamientos para prevenir y controlar los brotes de viruela símica, estos son recursos que no están disponibles en todas partes. Es crucial ampliar y descentralizar la capacidad de diagnóstico", concluyó el director general de la OMS.

 

CA/ED