domingo 27 de noviembre de 2022
SALUD Salud pública

Polémica campaña del Gobierno despierta críticas y apoyos: vasectomía y ligadura de trompas desde los 16 años

Se trata de una campaña enmarcada en el derecho a la salud sexual y reproductiva. Especialistas subrayan la centralidad de la educación sexual y exponen matices en cuanto a tomar una decisión irreversible a los 16 años.

30-09-2022 15:09

Desde el ministerio de Salud de la Nación compartieron un tweet en el que se sintetizan las políticas públicas de salud sexual y derecho a decidir, entre ellas se incluye el acceso gratuito a vasectomía y ligadura de trompas a partir de los 16 años. Este punto llamó la atención por tratarse de métodos irreversibles de anticoncepción.

Desde Salud plantearon a PERFIL los argumentos para que se lleve a cabo esta política: 

  • El acceso a métodos anticonceptivos en la adolescencia es un derecho reconocido por la ley 25.763 sancionada en 2002, hace casi veinte años”.
  • “Esta ley (25.763) sancionada en 2002, en su artículo 8, establece que el Ministerio de Salud de la Nación tiene a cargo la difusión de información, de manera periódica y actualizada, sobre los derechos de la población en materia de salud sexual y reproductiva”.
  • “El Código Civil y Comercial (2015) establece que ‘a partir de los 16 años el adolescente es considerado como un adulto para las decisiones atinentes al cuidado de su propio cuerpo’. En el caso de la anticoncepción quirúrgica, reconocida por la ley 26.130, se establece que las personas pueden solicitar este método anticonceptivo y pueden elegirlo luego de un proceso de asesoramiento y acceso a la información. No se promueve un método o una práctica anticonceptiva en particular, sino que se hace conocer los derechos vigentes en cuanto a métodos y la información para su ejercicio”.
  • “La cantidad de métodos anticonceptivos gratuitos para la población es amplia y apunta a que cada persona pueda solicitar el que mejor se adapta a su situación de salud, posibilidades y preferencias”.
  • “En la actualidad, se proveen una variedad de 11 métodos anticonceptivos reversibles gratuitos de corta y larga duración. Los de corta duración pueden ser pastillas anticonceptivas orales e inyectables mensuales y trimestrales. Los de larga duración (LARC) pueden ser implantes subdérmicos y dispositivos Intrauterino (DIU).  Además, se distribuyen preservativos, que es un método de barrera, y anticoncepción hormonal de emergencia (AHE), que es la última opción anticonceptiva luego de una relación sexual”.

Por su parte, desde Salud de la Ciudad de Buenos Aires, citaron a PERFIL las mismas normativas enumeradas por el Gobierno Nacional que apoyan esta política, por lo que, en este caso, demuestran un acuerdo.

La anticoncepción y la adolescencia

La educación sexual integral es una pieza clave a la hora de decidir conscientemente el método de anticoncepción más adecuado, conocer la forma en que se usa, hacer valer el derecho a elegir. Además, es prioritaria a la hora de prevenir enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados, sin embargo, la posibilidad de que un adolescente de 16 años tome una decisión que será irreversible, es materia de debate. 

“Todos los métodos anticonceptivos requieren del consentimiento del/la usuario/a”, expresó a PERFIL el psicólogo y sexólogo Patricio Gómez Di Leva. “Cuando el método es irreversible la persona tiene que tener esa información”, agregó.

anticoncepción adolescente 20220930

Aunque aclaró que “más allá de eso, cada un o/a tiene derecho a tomar decisiones respecto a su sexualidad y su cuerpo” y que para asegurar que “las personas tengan la información necesaria para tomar decisiones con libertad se debería implementar la educación sexual integral en todos los niveles”. “Alguno/as hablan de consentimiento informado pero el consentimiento si no es informado no es consentimiento”, concluyó.

Para la Licenciada en psicología Analía Gómez Malacalza, integrante de la Sociedad de Periodismo Médico (SAPEM) y coordinadora en red de víctimas de abuso, el tema es más complejo. “Una de las grandes preocupaciones en lo que es adolescencia puntualmente, es el gran índice de depresión y de suicidio, tanto acá como en el resto del mundo, por lo que es una franja generacional que hoy está este siendo estudiada y con mucha preocupación la comunidad de salud mental”, indicó.

“Esto evidencia que los adolescentes están muy solos, en cuanto a la toma de decisiones y esta medida implicaría tomar una decisión sobre su propio cuerpo cuando las leyes de ESI (Educación Sexual Integral) a veces no son aplicadas de manera correcta y a la que no todos tienen acceso; por lo que es una edad muy vulnerable para que un joven de 16 o una joven de 16 años pueda tomar una decisión permanente sobre alguna cuestión sobre su cuerpo”, detalló.

“Considero que tendría que haber un programa educativo mucho más serio, más firme para acompañar a los adolescentes en la toma de decisiones, ya sea sobre su cuerpo, en este caso sobre un tema tan importante como es la anticoncepción”, evaluó.

“No creo que estemos preparados como comunidad para afrontar esto, esta medida los expone a más soledad lo cual es preocupante, o sea, me preocupa eso desde el punto de vista de salud mental, ya que se trata de algo irreparable en su cuerpo que también el día de mañana puede ser otro motivo que quizás genere daño psíquico porque a lo mejor quieren arrepentirse de esa decisión”, sostuvo y concluyó: “La adolescencia es una fase vital multideterminada y el adolescente es un actor no pasivo, sino activo en la sociedad, pero que está en periodo de formación de su psiquismo aún, entonces, en esa vulnerabilidad, no puede tomar una decisión así”.

RB / MCP