4th de March de 2021
SALUD Prevención
03-02-2021 11:47

Todo lo que debés saber sobre la inmunidad luego de aplicarte la vacuna

Hubo casos registrados de personas que dieron positivo después de inocularse. Qué cuidados hay que mantener.

03-02-2021 11:47

Los intendentes bonaerenses Sebastián Ianantuony (Miramar), Eduardo Campana (General Villegas) y Esteban Sanzio (Baradero) tienen algo en común además de su cargo: los tres se vacunaron contra el coronavirus pero luego dieron positivo para la enfermedad. 

Ianantuony y Campana dieron positivo días después de haber recibido la primera dosis de la Sputnik V, mientras que Sanzio ya había sido inmunizado con ambas. Esto se puede explicar por diferentes razones y ninguna de ellas están relacionadas con la falta de eficacia de la vacuna rusa, que ayer martes 2 de febrero recibió el aval de la prestigiosa revista científica The Lancet

Una posibilidad es que la persona estuviera en proceso de incubación del virus previo a recibir la inyección. En ese caso, el organismo ya estaba comprometido antes de la vacuna. Otra alternativa es que se contagiara a posteriori de inmunizarse, cuando el cuerpo todavía no había podido empezar a generar los anticuerpos necesarios para combatir la enfermedad. 

Vacuna Sputnik V: cuánto tarda la inmunidad contra el covid tras la primera dosis

“La vacuna no ha demostrado, por ahora, la interrupción de la circulación del virus pero sí una eficacia clínica. Esto quiere decir que el paciente inmunizado tiene protección, lo que evita desarrollar una enfermedad grave, hospitalizaciones y muerte”, consigna a PERFIL Ricardo Tejeiro, infectólogo del Hospital Pirovano e integrante de la Sociedad Argentina de Infectología (MN: 58065).

La vacuna requiere de un tiempo para poder generar anticuerpos y defensas en el organismo. En el caso de la Sputnik V, su eficacia es del 91,6%, pero para llegar a estos registros es necesario que pasen un mínimo de 14 días una vez recibida la segunda dosis, aunque lo ideal es entre tres semanas a un mes.

La Sputnik V está compuesta por dos dosis: se aplica la primera y en un período de entre 21 a 60 días como máximo se recibe la segunda. Cada una de las inyecciones contiene un adenovirus diferente, con lo cual no son intercambiables en el orden ni tampoco se pueden repetir una de ellas.

Ninguna vacuna es 100 por ciento efectiva, ni la del sarampión, advierte Tejeiro

“Los anticuerpos empiezan a formarse en el cuerpo según los sistemas inmunológicos de cada persona. No todos los seres humanos somos iguales, pero, en general, el promedio es que los niveles crezcan en 14 días después de la segunda inoculación y a 40 jornadas de la primera. Eso siempre y cuando se respeten los tiempos entre una inyección y la otra”, indica a este medio Hugo Pizzi, médico infectólogo, epidemiólogo y magíster en Salud Pública, que asesora al gobierno de Córdoba y director del Centro de Enfermedades Tropicales de esa provincia (MP 54.101).

Con una sola dosis, la protección que ofrece la Sputnik V ronda el 80%, según los estudios realizados hasta el momento. Es decir, que aún así la efectividad de la inoculación rusa incompleta es superior a la que brinda la vacuna china de Sinopharm, con la que el Gobierno de Alberto Fernández busca cerrar un contrato en estos días.

“Ninguna vacuna es 100 por ciento efectiva, ni la del sarampión. Partamos de esa base”, advierte Tejeiro.

¿Qué hacer después de vacunarse?

Los expertos consultados por este medio sostienen que una persona después de inmunizarse tiene que tomar los mismos recaudos que si no se hubiera vacunado. Esto implica mantener la distancia de dos metros con el resto de gente, usar el barbijo, evitar las aglomeraciones, lavarse las manos de forma frecuente y estar en espacio cerrados sin ventilación.

Una vez se recibe la vacuna, el cuerpo se encuentra en un proceso de formar anticuerpos, los cuales deben llegar a un número importante, equilibrarse y armonizarse. Tomar todas las medidas de prevención impide que cualquier otra afección ingrese al organismo y lo comprometa. Precisamente, bajar la guardia con los cuidados tras la inoculación puede hacer que se esté más expuesto al contagio.

Los vacunados de coronavirus tienen que seguir con el barbijo

Otro de los motivos más importantes para mantener los cuidados es para proteger al resto de la población. “Pasado el tiempo prudencial uno puede estar protegido pero igualmente contagia a terceros. Es decir, que por ahora los mecanismos de prevención no se pueden abandonar”, recalca Tejeiro.

Para conseguir la famosa inmunidad rebaño los especialistas en salud estiman que se necesita vacunar a las dos terceras partes de la población. “Y aún así con el coronavirus no está comprobado que con esos números se pueda hablar de que ya estamos fuera de peligro”, alerta Pizzi.

B.D.N.

En esta Nota