Soleado
Temperatura:
24º
Ciudad:
Buenos Aires
domingo 18 de noviembre de 2018 | Suscribite
SOCIEDAD / CASO NÓOS
martes 19 junio, 2018

Del palacio a la celda: cómo será la vida del cuñado del rey de España en la cárcel

Iñaki Urdangarin será un preso "ordinario" en Ávila, donde pasará 5 años y 10 meses. Régimen de visitas, "comodidades" y qué será de su familia.

Darío Silva D'Andrea

La prisión de Brieva, a 100 kms. de Madrid, donde el ex duque de Palma ingresó el lunes. Foto: AFP

Iñaki Urdangarin era el "yerno ideal" para el rey Juan Carlos I. Era un deportista exitoso, un ejemplo para la juventud, un esposo cariñoso, un miembro discreto de la familia real. Sin embargo, del cuento a la pesadilla -o del palacio a la celda-, solo tardó 10 años: el ex duque de Palma se convirtió en el primer familiar del rey de España que entra en prisión, donde permanecerá casi años.

¿Cómo será la vida de Urdangarin y su familia de ahora en más?

CONDENA JUDICIAL Y SOCIAL

El esposo de la infanta Cristina fue condenado por el Tribunal Supremo español a 5 años y 10 meses de cárcel por prevaricación, fraude y malversación, entre otros delitos. Aunque el alto tribunal rebajó en cinco meses la pena respecto a la original, esto no evitó su entrada en prisión. El tribunal de Mallorca que lo juzgó en 2016 junto a su esposa (que fue absuelta en su momento), le dio la semana pasada un plazo de cinco días para presentarse de forma voluntaria en cualquier centro penitenciario español, tal y como marca la ley.

Desde que estalló el escandaloso "Caso Nóos", una ramificación de la extraordinaria trama de corrupción llamada "Caso Palma-Arena", los españoles condenaron a Urdangarin y dudaron sobre si la familia real no participó en los negocios del yerno real. La popularidad de la Casa de Borbón cayó estrepitosamente y se desataron, desde 2012, muchas manifestaciones a favor de la república. Los políticos condenaron el accionar del duque de Palma mientras el desprestigio le costó la corona al rey Juan Carlos. El sucesor, Felipe VI, vetó a su hermana de las actividades de la casa real y, en respuesta al pedido de los ciudadanos, les retiró el título ducal de Palma que habían recibido como regalo de bodas en 1997. Desde 2013, Cristina y su familia viven en Suiza y solo se los vio junto a la familia real en ocasiones privadas.

¿POR QUÉ ESTÁ EN LA CARCEL DE ÁVILA?

urdangarin 20180619

En España, los condenados pueden elegir a qué cárcel acudir cuando ingresan de forma voluntaria después de que se les imponga una pena, como es el caso de Urdangarin. La elección, sin embargo, no garantiza un destino definitivo ya que corresponde a Instituciones Penitenciarias, órgano dependiente del Ministerio de Interior, decidir si permite al preso quedarse en ese centro o no. En este caso, el cuñado del rey Felipe VI eligió la cárcel de Brieva, cerca de la ciudad de Ávila y a poco más de 100 kilómetros de la capital española y de su aeropuerto.

Se trata de una cárcel de mujeres con un pequeño módulo para hombres, al contrario que suele ocurrir con el resto de prisiones españolas, según informó Instituciones Penitenciarias. El centro fue construido en 1989 en una parcela de casi 100.000 metros cuadrados y cuenta con 162 celdas, además de 18 complementarias. Según la prensa, el módulo de hombres en el que ingresó Urdangarin permanecía vacío. En la actualidad hay 99 internas, todas penadas excepto tres preventivas.

Las condiciones de vida de este hombre, que se relacionó con la realeza del mundo durante veinte años, cambiaron drásticamente el lunes a las 8.13, cuando ingresó a la prisión. El ex duque dispone de una celda de entre 12 y 15 metros y otros 25 metros de patio en un pabellón en el que no hay más reclusos.

Su celda tiene una cama, una mesa, ducha propia y también puede solicitar televisión; en el pabellón dispone de sala de estar con televisión y también de otras duchas. Recientemente se llevaron a cabo obras para mejorar la calefacción y aislamientos, aunque la cárcel no tiene piscina ni otras comodidades.

Según el portal El Confidencial Digital, Urdangarin pasa estos días en "la cárcel más fría de España" porque carece de instalaciones modernas de calefacción y el establecimiento "está completamente aislado". "A su alrededor no hay viviendas, ni comercios, ni ningún tipo de local o edificio. Por lo tanto, la cárcel está alejada de la civilización", aseguran.

UN PRESO "ORDINARIO"

urdangarin prision españaa 20180618

Tras entrar en prisión, Urdangarin fue examinado por un médico y entrevistado por un equipo de psicólogos y trabajadores sociales, tal y como establece el protocolo penitenciario. A partir de entonces se abrió un plazo máximo de dos meses en el que se observa el comportamiento del preso para determinar qué régimen penitenciario le corresponde.

Según Instituciones Penitenciarias, la clasificación debe tener en cuenta la personalidad, el historial individual, familiar, social y delictivo del interno, pero también la duración de la pena, el medio al que retornará y los recursos, facilidades y dificultades existentes en cada caso. Lo normal es que Urdangarin sea clasificado en segundo grado, lo que implicaría un régimen penitenciario "ordinario". Esto significa que no podrá pedir un permiso de libertad hasta que no cumpla una cuarta parte de la condena, como establece la ley.

VIDA TRAS LAS REJAS

Iñaki Urdangarín

El régimen ordinario implica unos principios de "seguridad, orden y disciplina" que tienen su razón de ser en "el logro de una convivencia ordenada", según establece Instituciones Penitenciarias. En España, los reclusos son separados en el interior de la prisión según criterios de sexo, edad, antecedentes, estado físico o mental y ajustándose a las necesidades del tratamiento, a los programas de intervención y a las condiciones del centro.

Urdangarin tendrá derecho a trabajo y a formación, así como la obligación de realizar "las prestaciones personales necesarias para el mantenimiento del buen orden, la limpieza y la higiene". Como cualquier otro preso, las autoridades establecen para Urdangarin un máximo de dos paquetes -encomiendas- por mes.

El cuñado del rey don Felipe podrá hacer un máximo de diez llamadas telefónicas semanales, de 5 minutos de duración cada una, abonadas por él mismo. Los números serán previamente revisados por la autoridad penitenciaria. La infanta Cristina, en caso de desear visitar a su marido, tendrá que seguir el régimen de visitas que lleva cualquier otro ciudadano, sin privilegio alguno.

"El contacto del cuñado real con otras personas se reducirá a las visitas que reciba y a la convivencia con los funcionarios que trabajen en su módulo", explica la prensa española. No descartan que se instale una bicicleta fija y unas pesas para que Urdangarin, exdeportista olímpico, pueda hacer algo de ejercicio físico.

¿LE QUEDAN OTRAS OPCIONES?

urdangarin 20180619

Urdangarin, padre de tres varones y una mujer, todavía puede pedir un indulto o recurrir ante el Tribunal Constitucional, aunque de momento ambas opciones parecen improbables. En el primer caso, en España esta medida la concede el monarca a propuesta del Gobierno, pero Urdangarin rechazó esta opción, por razones evidentes. Otra alternativa es presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional en caso de que considere que alguno de sus derechos fundamentales ha sido vulnerado. Su defensa considera que hay "muy poco margen para poder sostener con rigor" que esto haya ocurrido.

EL FUTURO DE SU FAMILIA

Cristina de Borbón está acusada de colaborar con su marido Iñaki Urdangarín.

Con la elección de la cárcel de Brieva, cercana a Madrid y por tanto a un aeropuerto internacional, todo apunta a que Cristina de Borbón y sus cuatro hijos -Juan, Pablo, Miguel e Irene Urdangarin- seguirán viviendo en Ginebra, desde donde pueden viajar regularmente para visitar a Urdangarin. La familia se mudó allí en 2013 para evitar el foco mediático tras el estallido del escándalo por "caso Nóos". Urdangarin y la infanta Cristina han estado unidos durante todo el proceso judicial, pese a las presiones sobre la infanta para que se distanciara de su esposo. La prensa española difundió estos días que el rey Felipe VI le pedirá personalmente a su hermana que no visite a su marido en la cárcel.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4452

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.

Positive SSL Wildcard