sábado 25 de junio de 2022
SOCIEDAD El lunes empiezan las clases en CABA

El 70% de niños de entre 3 y 11 años tiene al menos una dosis anticovid

El 57% tiene el esquema completo. Las cifras suben entre los adolescentes. Pediatras advierten que “es clave recuperar el calendario de vacunación”, que cayó desde 2020.

19-02-2022 01:16

A dos días del comienzo formal del ciclo lectivo en la Ciudad de Buenos Aires –en el resto de las jurisdicciones hay que esperar al primer día hábil de marzo–, el 70% de los chicos de entre 3 y 11 años ya inició el esquema de vacunación contra el covid-19.

Según datos del Ministerio de Salud porteño, desde octubre de 2021, cuando se habilitó el empadronamiento para vacunar a los niños de esa edad, ya recibieron la primera dosis de Sinopharm 253.055 personas, que equivalen al 70% de esa población. Y 204.534 chicos y chicas (el 57% de ellos) completaron el esquema de dos dosis. 

Entre los adolescentes de 12 a 17 años, 202.837 ya recibieron la primera dosis de Moderna o Pfizer, lo que representa el 86% de la población, mientras que 187.109 (79%) completaron el esquema. La Ciudad ya aplicó 426.797 dosis en adolescentes.

Sin grietas médico-políticas, los pediatras alertan: la vacunación contra el covid es la medida esencial para el regreso seguro. Y redoblaron la apuesta con un comunicado contundente: “Este es también el mejor momento para recuperar las vacunas del calendario anual que se postergaron durante la pandemia”.

“Si bien las coberturas de vacunación ya mostraban una tendencia al descenso desde 2015, en todos los grupos etarios esta situación se vio agravada como producto de la cuarentena y el aislamiento: todas las actividades de prevención, cuidados de la salud y hasta el tratamiento de las enfermedades se vieron afectadas”, le explicó a PERFIL María Florencia Lución, presidenta de la Subcomisión de Epidemiología de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP). Y otro dato reciente –publicado por la Organización Panamericana de la Salud– le da contexto al tema: solo en nuestra región geográfica se estima que 1,5 millones de niños menores de un año no completan su esquema de vacunación en tiempo y forma.

Según las estadísticas que informaron desde la SAP, en Argentina no se registran casos autóctonos de sarampión desde el año 2000, de rubéola congénita desde 2009, poliomielitis desde 1984, difteria desde 2006, tétanos neonatal desde 2007. Y se redujeron en un 96% los casos de trasplante hepático por hepatitis A. “Pero si no tomamos medidas urgentes y se mantiene esta baja en la tasa de inmunización, podemos perder rápidamente todos estos logros”, advirtió Lución.

Por otra parte, alcanzar un nivel  adecuado de protección requiere de constancia y tiempo: “Se considera que para que las coberturas sean óptimas deben superar el 95% del grupo objetivo”, recordó Elizabeth Bogdanowicz, infectóloga pediatra de la SAP. “Por eso necesitamos tasas elevadas, homogéneas y sostenidas para mantener los logros y eliminar las enfermedades prevenibles por vacunación”.

Posiciones

Aunque todavía hay algunos pocos médicos que proponen postergarla, la opinión oficial y mayoritaria de la SAP sobre la vacunación contra el covid-19 en niños y adolescentes es clara: “Es una herramienta que beneficia a quienes la reciben y contribuye a lograr una mejor protección comunitaria. Hoy, el perfil de seguridad de las vacunas disponibles para los chicos es adecuado y la inmunogenicidad y la protección que otorgan ya ha sido largamente demostrada en este grupo etario”, resumió Lución. Y agregó que dársela “es lo que contribuye a disminuir las formas graves, las hospitalizaciones y las muertes. Hoy tenerla aplicada con el esquema completo es fundamental para facilitar la continuidad en el desarrollo de las actividades escolares, sociales, culturales y deportivas de los chicos”.

Por su parte, Gonzalo Pérez Marc, integrante del Departamento Materno Infantil del Hospital Argerich, dijo a PERFIL que “la mejor forma de asegurar el regreso al colegio es completar el esquema de vacunación. La vacuna anticovid está disponible para los chicos de 3 años en adelante e, incluso, ya se está investigando su seguridad y efectividad para los menores de 6 a 36 meses de edad”. Y explicó que es clave proteger a los más chicos porque “suele ser una etapa en la que aún no se tiene identificado quiénes son los pacientes de riesgo o con algún problema inmunológico”. 

Otro dato que resaltan en la SAP es que a esta altura está comprobado que la inmunización para el Covid puede administrarse simultáneamente con otras vacunas, incluso el mismo día, sin requerir intervalos entre las dosis. “Aparte de la prevención del SARS-CoV-2, es fundamental no olvidar el resto de las inmunizaciones del calendario. Tenemos que recuperar la vacunación perdida”.

 

Qué vacunas perdieron lugar desde que empezó la pandemia

Desde la Sociedad Argentina de Pediatría resumieron en un documento cuáles son las vacunas más afectadas por la presente disminución de las coberturas: la quíntuple (que protege contra coqueluche, tétanos, difteria, hepatitis B y enfermedad invasiva por Haemophilus influenzae b), la polio inactivada, el rotavirus (que previene cuadros diarreicos severos), el neumococo (prevención de neumonías y meningitis), la triple viral (sarampión, rubéola y parotiditis), la hepatitis A, varicela y meningococo (protege contra meningitis causadas por cuatro tipos de meningococo: A, C, W e Y). 

En el grupo de adolescentes, la más impactada fue la vacuna contra el VPH (prevención de lesiones genitales y cáncer cervical), meningococo y los refuerzos correspondientes a difteria, tétanos y coqueluche. 

Vale recordar que todas estas están actualmente incluidas en el calendario nacional de inmunizaciones, y que todas estas aplicaciones son gratuitas y obligatorias.

En esta Nota