SOCIEDAD
TENSIÓN INTERNACIONAL

En medio de amenazas nucleares, se cumplen 78 años del lanzamiento de la bomba de Hiroshima

Este domingo será el aniversario de la tragedia que dejó más de 200.000 muertos debido a la radiación, tras el doble ataque de Estados Unidos sobre Japón.

El 6 y el 8 de agosto de 1945, EE.UU. arrojó dos bombas atómicas sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, respectivamente.
El 6 y el 8 de agosto de 1945, EE.UU. arrojó dos bombas atómicas sobre las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki, respectivamente. | Cedoc

Hace 78 años, el 6 de agosto de 1945, el ejército de Estados Unidos lanzó una bomba atómica sobre la ciudad de Hiroshima y, tres días después, repitió el ataque en Nagasaki. Las dos armas atómicas, las únicas utilizadas hasta el día de hoy sobre población humana, dejaron más de 200.000 muertos debido a la radiación y, en décadas posteriores, sumaron 400.000 decesos más por problemas de salud relacionados con las bombas, de acuerdo con datos de la ONU.

Japón se rindió el 14 de agosto y la ceremonia de rendición, presidida por el general Douglas Mac Arthur, se llevó a cabo en el acorazado USS Missouri, en la bahía de Tokio, el 2 de septiembre de 1945. Después de seis años y un día, había finalizado la Segunda Guerra Mundial.

Hiroshima bombardeo 20220315
Hiroshima tras el bombardeo estadounidense

El secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, advirtió hace un par de años que el nacimiento de la Organización ese mismo año está ligado para siempre a la muerte sembrada en Hiroshima y Nagasaki con tan letales armas. “Desde sus primeros días y resoluciones, la Organización ha reconocido la necesidad de eliminar por completo las armas nucleares. Sin embargo, seguimos sin lograr ese objetivo”, dijo Guterres. 

En el 2023, en el marco de la guerra entre Rusia y Ucrania, la violencia internacional continúa escalando a índices alarmantes. Dimitri Medvedev, expresidente y actual vicepresidente del Consejo de Seguridad ruso, recientemente amenazó con usar armas nucleares contra Kiev. Desde la Casa Blanca, paradójicamente, catalogaron sus dichos como "imprudentes e irresponsables".

 

Un fantasma que persiste: las amenazas rusas de una nueva crisis nuclear 

Dimitri Medvedev, hace un par de semanas, comunicó en su cuenta de Telegram: "Imagínense que la ofensiva, en conjunto con la OTAN, tiene éxito y termina con parte de nuestra tierra siendo arrebatada. Entonces tendríamos que usar armas nucleares en virtud de las estipulaciones del Decreto Presidencial de Rusia".

"Simplemente no habría otra solución. Nuestros enemigos deberían orar a nuestros combatientes para que no permitan que el mundo se incendie en llamas nucleares”, agregó. 

Sin embargo, no es la primera vez que Medvedev amenaza a Ucrania con un bombardeo nuclear. Previo a la posible adhesión de Suecia y Finlandia a la OTAN, ya había intentado intimidar a Kiev en sucesivas ocasiones. 

Nuevo ataque ruso a la ciudad natal de Volodimir Zelenski

Incluso, durante en septiembre del año pasado, poco después de la adhesión rusa de las regiones ucranianas de Donetsk, Lugansk, Jersón y Zaporiyia, Medvedev aseveró que Moscú podría llegar a usar armamento nuclear para defender su soberanía sobre estos territorios.

"La derrota de una potencia nuclear en una guerra convencional puede provocar el estallido de una guerra nuclear", escribió Medvedev en Telegram en enero. Y agregó: "Las potencias nucleares no pierden los grandes conflictos de los que depende su destino". En la misma línea, el expresidente ruso subrayó: "Esto debería ser obvio para cualquiera. Incluso para un político occidental que haya conservado al menos algún rastro de inteligencia".

Rusia tiene unas 4.477 cabezas nucleares desplegadas y en reserva, incluidas unas 1.900 armas nucleares tácticas, según la Federación de Científicos Estadounidenses.

Hiroshima bombardeo 20220315
La explosión en Hiroshima tuvo consecuncias trágicas, aun luego de décadas

Por su parte, un portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos afirmó que "el uso de armas nucleares en Ucrania, o en cualquier otro lugar, sería desastroso para el mundo entero y tendría graves consecuencias para Rusia" y opinó que, por el momento, no hay indicios de que Moscú se prepare para emplear armamento nuclear.

"Continuamos monitoreando este asunto de cerca, pero no hemos visto ninguna razón para ajustar nuestra propia postura nuclear ni ningún indicio de que Rusia se esté preparando para usar un arma nuclear", agregaron desde el Consejo de Seguridad Nacional estadounidense, según CNN.

Sin embargo, este año, en una sesión denominada “Asuntos globales complejos”, el G7 se reunió en Japón y discutió por última vez lo que fue el gran denominador común del encuentro llevado a cabo entre el 19 y el 21 de mayo: ratificar el apoyo a Ucrania e incrementar la presión contra Rusia en forma de nuevas sanciones.

La sombra del holocausto nuclear en Hiroshima

“Hubo dos mensajes claros. Uno es el respeto por el orden internacional libre y basado en el imperio de la ley. El otro es el engagement con los socios internacionales, con el Sur Global, para luchar contra las crisis complejas”, indicó a PERFIL un alto funcionario de la Cancillería japonesa previo al cierre del evento.

En esa sesión también se habló de la sostenibilidad de la deuda de los países emergentes que el G7 busca convencer –sin mayor compromiso en la práctica– para que incrementen la presión contra Rusia. En su representación estuvieron dos invitados especiales: el brasileño Lula da Silva, que se presentó como una tercera vía; y el indio Narendra Modi, presidente del G20 y titular de armas nucleares al igual que Pakistán, Corea del Norte e Israel.

 

ML