viernes 16 de abril del 2021
SOCIEDAD Pandemia de coronavirus
21-07-2020 15:00

Hoteleros y gastronómicos piden beneficios impositivos por la cuarentena

Desde la entidad que nuclea a los establecimientos piden exenciones impositivas a raíz de la crisis que sufre el sector por el proceso de aislamiento.

21-07-2020 15:00

Suspensión del pago de Ingresos brutos, ABL y publicidad por un año; ampliación del plazo de gracia para el pago en los créditos vigentes; estacionamiento libre en Puerto Madero, y líneas de créditos a tasa cero, son algunos de los beneficios que piden de cara a la reapertura de sus establecimientos desde la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías, Cafés y bares de la Ciudad de Buenos Aires I(AHRCC) a solo 24 horas de entrada en vigencia de la nueva fase de cuarentena flexibilizada por la pandemia de coronavirus.

La entidad hizo conocer sus reclamos a través de un documento que difundió este martes 21 en el cual resaltan “la crisis sin precedentes” que atraviesan los asociados de la AHRCC, como consecuencia de las restricciones generadas por el COVID-19. “Los establecimientos que representa la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC) se encuentran cerrados desde hace más de 120 días debido al Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio. Una gran cantidad de ellos está sin ingresos o con ingresos mínimos por ventas marginales. Se trata de ocho mil empresas que dan empleo a más de 60 mil personas. Tanto los establecimientos como los puestos de trabajo están en serio riesgo”, destacaron desde la entidad.

En este sentido, solicitó al Gobierno porteño una serie de beneficios que apuntan a paliar, en parte la situación del sector. El pedido también lo hizo extensivo a la Legislatura porteña a quién reclamó la sanción de una Ley de Emergencia para la gastronomía y la hotelería.

 Turismo presentó protocolos para la reapertura de alojamientos y locales gastronómicos

Entre los beneficios que solicitan se destacan la suspensión del pago de Ingresos Brutos durante un año luego de la reapertura de los establecimientos y la reducción paulatina hasta su desaparición conforme el compromiso de la Ciudad en la reforma tributaria impulsada por el gobierno anterior.

Suspensión del pago de ABL también por un año. Ampliación del plazo de gracia para el pago en los créditos vigentes, que actualmente es de tres meses. También la eliminación de la obligatoriedad de los regímenes de Retenciones y Percepciones para el sector hotelero gastronómico, del Impuesto de Sellos. También, líneas de crédito a tasa cero para la puesta en marcha negocios.

Otro de los ítems que destacan es el libre estacionamiento (en ambas aceras) en la zona de Puerto Madero. Lo mismo que para la zona del Microcentro, además de extender los plazos para la libre circulación de vehículos y el estacionamiento en zona y calles aledañas a los establecimientos hoteleros gastronómicos. Suspensión del pago por servicios de recolección de residuos y eliminación de la obligación de contratar servicios privados de recolección.

Los trabajadores gastronómicos ya no pueden cubrir sus necesidades básicas

“Necesitamos más apoyo y de manera inmediata. Existen costos fijos que las espaldas financieras ya no pueden aguantar. No sabemos cuándo se abrirá la hotelería y, en el momento en que eso ocurra, tendrá que pasar un tiempo hasta que haya un funcionamiento aceptable. Esas compañías no sólo necesitarán ATP y asistencia hasta la apertura”, aseguró a Perfil, Ariel Amoroso, titular de la entidad. “Con la gastronomía pasa algo muy parecido. Por más que se levanten las persianas de un día para el otro, habrá que trabajar con un distanciamiento de mesas que no nos dejará operar al 100% de la capacidad. Hay que avanzar fuertemente para que la gente no tenga tanto miedo de salir y reunirse. Por ende, también necesitaremos ayuda adicional para los bares, confiterías y restaurantes de la ciudad, como para alcanzar un funcionamiento relativamente normal”, concluyó.

CP

En esta Nota