martes 25 de febrero de 2020 | Suscribite
SOCIEDAD / Nuevas ofertas pensadas para abordar temas tabu
sábado 15 febrero, 2020

Juegos de mesa inclusivos para hablar de identidad de género y educación sexual

Soy, Consexuate y Taca-Taca son tres propuestas que muestran la oferta alternativa para el ocio de niños y adolescentes. Hay muñecos sin género y rompecabezas no tradicionales.

Fernando Jaime

Emprendedoras. Soledad Toriggia (izq.), creadora de Soy, Jugando a Ser, y Rosa Curcho y María Sol Biondi, autoras de Consexuate. Foto: gza. consexuate

En el histórico Espacio Unzué de la ciudad de Mar del Plata, decenas de emprendedores presentan sus productos y los ofrecen a niños y niñas para que puedan jugar con ellos. Mónica Lemes es una de ellas. Comercializaba muñecas de crochet y observaba la curiosidad innata que poseen los niños. “¿Por qué siempre hacés nenas?”, “¿por qué siempre tienen vestido?”, “¿por qué no se les puede poner otra ropa?” eran algunos de los cuestionamientos de los más pequeños hacia la creadora. Había un chico que era muy insistente con estas preguntas. Era Ignacio. Hoy se llama Pilar. “Siempre me dice que una de las cosas que la hicieron sentir bien en ese momento es que podía identificarse con un juguete”, cuenta a PERFIL, dimensionando el poder del juego para ayudar a un niño en etapas difíciles. Años más tarde creó Taca-Taca, unos muñecos sin género predeterminado, que permiten a los niños diseñar su propio personaje. Mónica hace énfasis sobre este recuerdo, que según sus propias palabras le hizo “un clic”. “Dejé de hacer otros personajes y dije ‘hay que ir por este lado’”, asegura.

Al calor del tiempo social y de los debates que amplían y reconocen nuevos derechos, surgieron iniciativas en todos los sectores que reflejan los avances. Estos cambios también llegaron al mercado de los juegos de mesa. Soy, Consexuate y Taca-Taca son tres propuestas que muestran la nueva oferta alternativa para el ocio y el entretenimiento de niños y adolescentes. “Vi el caso de una niña que armó un personaje de ella misma. Llevaba su nombre y estaba triste porque a ella le gustaba construir y sus amigas se burlaban por eso. Ella pudo contarlo a través del juego”, relata Soledad Toriggia, creadora de Soy, Jugando a Ser, un rompecabezas de personas destinado a niños desde los 4 años. El juego invita a los participantes a “armar” personas mezclando diferentes partes del cuerpo, gustos, hobbies, lugares y profesiones, para luego imaginar historias.

“Los juegos de rompecabezas tradicionales suelen ser muy sexistas y estereotipados. Hay que armar una persona que es de tal manera en ese mundo. Ahí es como se va construyendo y condicionando una mirada”, enfatiza Toriggia.

La nueva oferta no está dirigida únicamente al público infantil. María Sol Biondi y Rosa María Curcho crearon Consexuate, un juego para adultos y adolescentes desde los 16 años, que propone hablar de temas tabú y busca contribuir a reforzar la enseñanza sobre educación sexual integral. ¿Qué significa ser una persona trans?, ¿qué son los métodos anticonceptivos? son algunas de las preguntas que se encuentran al abrir el mazo compuesto por 71 cartas divididas en cinco categorías.

“Tenemos muchos colegios que nos abren las puertas. Se dieron cuenta de que es una herramienta útil para hablar de temas difíciles”, cuenta Rosa María, también autora, junto a Sol, de Más coraje, menos represión, un libro que habla de la homosexualidad y la bulimia. “Como estaba en debate la interrupción voluntaria del embarazo (IVE), se nos ocurrió hacer un juego, algo distinto”, comentan sobre la idea que dio origen a su producto.

El objetivo de Consexuate es hablar y enseñar. A lo largo de sus categorías, los participantes juegan a crear leyes, pensar preguntas incómodas sobre sexualidad, preguntarse “¿qué es el amor?”, conocer cómo evitar enfermedades de transmisión sexual y debatir “soluciones posibles ante un caso de abuso”.

 

El lugar que ocupan en el mercado

Según las emprendedoras, estas experiencias todavía no logran encontrar lugar entre la venta tradicional de las jugueterías. “No es el lugar primordial. Nuestra idea es entrar en algunas jugueterías didácticas que quieran proponer otras opciones de juego”, comenta Soledad, creadora del rompecabezas de personas. “Estaría bueno que los grandes locales puedan ver que hay una nueva tendencia”, agrega Toriggia.

Desde la Cámara Argentina de la Industria del Juguete se muestran abiertos a este propuestas que revalorizan el mensaje que dejan los productos. “Muchas empresas vienen comprendiendo la necesidad de indagar sobre el jugador que existe más allá del consumidor, dándole lugar al jugador en sus propuestas”, asegura Emmanuel Polleto, presidente de la cámara que representa a las firmas más importantes del sector.


Temas

Comentarios

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4916

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: María José Bonacifa | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Editorial Perfil S.A.