martes 09 de agosto de 2022
SOCIEDAD temen que pierda “su fisonomía original”

Reclaman por “obras reiteradas” y retiro de veredas en un sector del Parque Chacabuco

La presencia de obreros, maquinaria y las veredas levantadas con nuevos baldosones no pasó desapercibida ante un grupo de vecinos preocupados por los trabajos en un sector del pulmón verde del barrio de la Comuna 7. También reclamaron por el cambio de bancos que se habían puesto hace pocos meses. El ejecutivo porteño explicó que se busca mejorar la transitabilidad de la zona y mejorar senderos internos que estaban en mal estado.

03-07-2022 02:35

La puesta en valor de un sector del Parque Chacabuco por parte del gobierno porteño puso en estado de alerta a los vecinos de la zona. La presencia de obreros, maquinaria y la instalación de un obrador en un sector del parque, además de no contar con la información al respecto, no pasó desapercibida y se encendieron las alarmas de los habitantes del lugar. Los integrantes de la Asamblea Parque “temen que el parque sume sectores con más cemento y pierda su fisonomía original”.

Entre los distintos puntos que los vecinos cuestionan, figuran la falta de información sobre los trabajos que allí se desarrollan; el cambio de las piedras absorbentes por hormigón en la base del tradicional monumento Yaguareté de Emilio Mitre y Asamblea, como así también el cambio de los asientos en el sector de glorietas. Allí se instalaron asientos de metal que, de acuerdo a lo que explicaron los asambleístas, tienen poco que ver con el diseño original del Parque. 

“Tras las diferentes intervenciones que se hicieron en el parque a lo largo de los años, habíamos alcanzado una línea arquitectónica estética y funcional, que ahora parece retroceder. El sector de glorietas, por caso, era uno de los que mejor había quedado. Lo habían remodelado hacía poco tiempo, y ahora vuelven a cambiar los bancos. No se entiende la dinámica”, agregaron.

Luego de una recorrida de PERFIL por la zona, consultó sobre esos trabajos en la Comuna 7, encargada del mantenimiento y administración de ese espacio verde.

En este sentido, desde la sede comunal explicaron que “se trata de revitalizar un sector del parque que estaba en desuso, con presencia de escombros en el terreno, incluso a nivel superficial, que condicionaban su calidad”. 

En ese espacio se creará un área deportiva con postas de ejercitación, canchas de ping-pong, de fútbol-tenis y un sector de calistenia. Además, se sumarán senderos para mejorar las condiciones de accesibilidad y tránsito interno. 

El proyecto también plantea dos islas cuyo diseño se adaptó a la arboleda existente. También se diseñó un nuevo acceso y senderos que conectan con el resto del parque. “Del total de la superficie afectada por la obra, el 8% pasará a ser área seca, el 6% caminos drenantes y la restante, permanecerá verde. El sector se reforzará con resiembra y parquización”, agregaron.  

Por otro lado, los vecinos también cuestionaron el recambio de las baldosas de las veredas del barrio Simón Bolívar, que eran del tipo “vainilla”, por la instalación de “hormigón peinado” (marcado con rastrillo) o baldosones en diferentes sectores de las aceras de las calles Dávila, Eva Perón y Curapaligüe. 

A tal punto llegó el descontento por este tema, que los residentes del lugar presentaron una petición en Change.org donde señalaron que con esas trabajos “se atenta contra el valor histórico y el patrimonio, transgrediendo su estilo y diseño original”, del barrio.

Respecto a este tema, desde el Ministerio de Espacio Público e Higiene Urbana informaron que “se realiza una intervención sobre las veredas perimetrales, con el principal objetivo de mejorar la transitabilidad y accesibilidad de la zona; que presenta veredas rotas, baldosas faltantes y cruces de difícil acceso”.

En esta Nota