lunes 26 de septiembre de 2022
SOCIEDAD Mendoza

Reconstruyen el rostro de José de San Martín y lo exhiben en una muestra

El artista Ramiro Ghigliazza reemplazó cada segmento del rostro del Libertador utilizando como base viejos retratos. Así, reprodujo la cara de San Martín en distintas edades. Los retratos pueden verse hasta el 31 de agosto en la Legislatura de Mendoza.

25-08-2022 10:30

El artista gráfico Ramiro Ghigliazza reconstruyó digitalmente el rostro de José de San Martín desde sus 3 años de edad hasta los 70. A través de fotos de diversas personas y técnica digital, Ramiro utilizo aplicaciones como el Photoshop, para reemplazar cada segmento de la cara del Libertador, tomando como base viejos retratos. Estas reconstrucciones son exhibidas en una muestra, que se puede ver, hasta el 31 de agosto, en el salón de los Gobernadores de la Legislatura de Mendoza.

Este es el primer destino de la exhibición, que luego comenzará una gira que la llevará por distintas ciudades de Europa.

Para este proyecto, Ghigliazza realizó un gran trabajo de investigación. Además, debió basarse en la única fotografía que existe de San Martín, que fue tomada en París en el año 1848, cuando tenía unos 70 años de edad, y en los relatos de sus contemporáneos. De esa forma, logró “humanizar” los rasgos del prócer, desde su infancia en Yapeyú hasta su muerte en Boulogne Sur Mer, en el norte de Francia.

Cómo era la verdadera fisonomía de José de San Martín

El artista dijo a Telam que decidió basarse en la única foto existente del general porque "Es la imagen más fiel que tenemos de él, por eso pensé: qué bueno sería reconstruir su piel, su textura y a partir de esa imagen hacer un viaje por su vida". También agregó: "La idea es ponerse en la piel de San Martin en todas sus etapas, un viaje en el tiempo hacia su infancia, su etapa de cadete en Murcia, sus batallas, la etapa española que es fabulosa porque además de ser argentino él es universal y referente en todo el mundo".

La muestra se titula San Martín: la reconstrucción y el enigma de su rostro, está compuesta por 15 obras, 14 de ellas pertenecen a Ghigliazza y una es preexistente. Según relata el artista, esta idea surgió en él cuando tenía 12 años. "Yo tenía una obsesión, que era quedarme con la última imagen de una persona, ese último gesto que tienen cuando están en su mundo y no están impostando alguna posición", explicó y añadió: "Cada rostro, cada imagen, te lleva a hacer un viaje hacia su personalidad y su historia. Y, en el caso de San Martín, son sus cejas y su mirada lo que más resaltan".

El ingeniero químico que analizó el sable de San Martín reveló que está hecho con acero árabe y no europeo

Respecto de esto último, Ramiro señala que “una de las diferencias entre los retratos pintados que conocimos y el retrato digital está dada por la forma de las cejas. Los retratistas obviaban detalles que quizás les parecían feos, pero yo los incluyo porque hacen del prócer una persona más interesante, más cercana y más humana".

MAR / fl