domingo 03 de julio de 2022
SOCIEDAD Clima extremo

Sumidos en el calor intenso, los españoles atraviesan una ola de calor sin precedentes

Desde finales de la semana pasada, altas temperaturas especialmente agresivas azotan a España. Se trata de la ola de calor más temprana jamás registrada. Las temperaturas llegan a 47,5 grados.

15-06-2022 16:20

España ha vivido ya muchas olas de calor, pero esta es especial. Los meteorólogos españoles afirman que no sólo es la ola de calor más temprana jamás registrada, sino también la más intensa. Estos días, sobre todo en las llanuras de Andalucía, Extremadura y Castilla y León, se han registrado en las proximidades de Badajoz temperaturas asombrosas de 46, 47 o incluso 47,5 grados.

Para algunos, se acerca el día en que España experimentará un récord de 50 grados, una temperatura digna del desierto del Sahara. Este nuevo periodo de olas de calor forma parte de una tendencia de intensificación y aceleración de las olas de calor: desde 1975, se han producido diez olas de calor en junio y se han observado cinco desde 2011.

Por ello, las olas de calor son más numerosas e intensas, y cada vez más tempranas y largas, con una duración de casi una semana o más. En agosto de 2021, una terrible ola de calor afectó a 36 de las 52 provincias españolas.

Sin pronto alivio

La agencia estatal de meteorología informó a la población que la ola durará hasta el sábado 18 y que las mínimas no darán alivio en gran parte del país. "Mañana es probable un nuevo aumento térmico en el área cantábrica así como un ligero descenso en la vertiente atlántica y otras zonas del interior y este peninsulares. El viernes, la mayoría de los escenarios apuntan a un nuevo ascenso en la mayor parte de la Península. Durante este episodio las temperaturas mínimas están siendo también elevadas, con valores entre los 20 y los 25 grados en amplias zonas del sur, zona centro y valle del Ebro", detallaron en un comunicado oficial. 

Además el mismo organismo señaló que es la primera vez que se registran temperaturas superiores a la media para todo el año durante ocho años consecutivos. Esto, por supuesto, va acompañado de un importante descenso de las precipitaciones: en 2021, la cantidad de lluvia caída en la península fue un 11% inferior a la usual, calculada en el periodo comprendido entre 1981 y 2010.

Los bomberos de España en alerta y el riesgo del viento intenso

Esta primera ola de calor, y las que le seguirán este verano, crean riesgos contra los que es importante estar preparados. Todos los cuerpos de bomberos se han puesto en alerta, ya que el riesgo de incendio es muy alto. Casi 3.800 hectáreas de bosque se han convertido en humo en los últimos días en la región malagueña de Andalucía.

También se teme que los vientos faciliten la propagación de posibles incendios forestales. Varios municipios han reforzado sus servicios sociales para los ancianos y las personas con problemas cardíacos, mientras que otros han intensificado el uso de las fuentes públicas para que la población pueda refrescarse.

Ola de calor infernal en Australia

Aunque ello suponga apartarse de la política de ahorro de agua, ya que la mayoría de las cuencas hidrográficas son muy deficitarias. Uno podría imaginar que los sistemas de aire acondicionado funcionaran en todas partes. Sin embargo, este no es el caso, debido al considerable aumento de los precios de la electricidad a causa de la guerra en Ucrania. De esta manera, sin posibilidad de mantener un ambiente agradable y con los peores días por venir los españoles buscan el alivio de los cursos de agua y mares. 

Fuente: RFI