SOCIEDAD
Triple homicidio

La muerte del hijo de Federico Storani: los testimonios que complican al imputado

Una testigo aseguró que antes del incidente fatal en el delta, al conductor de la lancha le habían prohibido ingresar a un evento en San Fernando porque estaba "alcoholizado".

2023_10_01_federico_storani_choque_lancha_tigre_cedoc_g
Caso. El exministro será uno de los primeros testigos en declarar en el debate que evaluará la responsabilidad del hombre que embistió la lancha en la que viajaba su hijo. | cedoc

En el marco de la tercera audiencia del juicio oral por la muerte de Manuel Storani, su mamá, María de los Ángeles Bruzzone, y Francisco Gotti, se conocieron nuevos testimonios que comprometen al acusado, Pablo Torres Lacal, juzgado por el delito de "triple homicidio con dolo eventual"

Una testigo cuya identidad no fue revelada presentó su declaración el último miércoles ante el Tribunal Oral en lo Criminal de San Isidro. Fue uno de los 49 declarantes convocados para arrojar luz sobre la personalidad del imputado y sus hábitos.

Se trataría de una allegada que conoce a la novia de Torres Lacal, que optó por aportar ante los magistrados su versión sobre la tragedia ocurrida la noche del 31 de marzo de 2016.  Declaró en una sala apartada del acusado, por "temor" a su eventual reacción.

La testigo afirmó que al imputado le gustaba consumir alcohol y que, según declaraciones de su pareja, antes de que ocurriera el siniestro le habían impedido entrar a un evento organizado en San Fernando precisamente porque "había bebido de más".

Juicio por la muerte del hijo de Federico Storani
Juicio por la muerte del hijo de Federico Storani. Foto: Télam

 

"Era un desquiciado", juzgó la mujer en su declaración testimonial.

Por otro lado, manifestó dudas con respecto a los resultados supuestamente negativos del control de alcoholemia efectuado con posterioridad al accidente, dejando entrever la posibilidad de que los análisis hayan sido adulterados para borrar una evidencia clave.

A su vez, aseguró ante los jueces que jamás se subiría "a una lancha manejada por Torres Lacal. Tengo miedo de cómo maneja. Incluso Florencia Ulla [pareja del imputado] me confesó que tampoco lo haría”.

El testimonio concuerda con las palabras pronunciadas durante la audiencia por la novia del acusado, quien coincidió en la inseguridad que sentía por "la velocidad" a la que conducía la lancha su pareja, Pablo Torres Lacal.

“No me gustaba salir de noche con Pablo; le tengo aprehensión al oleaje. Una noche tuve miedo porque iba más rápido de lo que me gustaba”, explicó por su lado Ulla, en línea con el testimonio mencionado.

2023 19 09 Storani Tragedia San Isidro
Federico Storani junto a su hijo.

 

En la reconstrucción de la secuencia previa al fatal incidente, la mujer anónima advirtió que el acusado se comunicó por teléfono con su pareja para contarle que no había podido ingresar al evento realizado en San Fernando.

Según la testigo, el imputado argumentó que no le permitieron entrar porque había llegado tarde y solo disponía de dos entradas en lugar de tres, y él pensaba asistir con dos amigos.

En ese sentido, la declarante de identidad reservada reveló que su amiga (la pareja de Torres Lacal) encendió las alarmas al confesarle que, por la forma de hablar del hombre, consideró que estaba alcoholizado.

“No podía hablar, Pablo, estaba totalmente alcoholizado. Lo habían echado de la fiesta por estar en ese estado, no porque hubiese llegado tarde o porque le faltara una entrada”, objetó la testigo, contra la versión del acusado.

Un lancha a toda velocidad y un choque fatal: la muerte de Manuel, el hijo de Federico Storani

Más testimonios en el Tribunal de San Isidro

Durante la jornada también prestó declaración Andrea Torres Lacal, hermana mayor del grupo integrado por cuatro hermanos, quien recapituló el estado crítico del acusado tras el siniestro.

“[Torres Lacal] estaba todo lleno de vidrios, todo impactado y lleno de sangre en la cara. Tenía coágulos en la cabeza. En el lugar no tenían tomógrafo" observó la hermana del imputado y agregó que en el hospital de Pacheco a su hermano "no le hicieron ningún estudio de alcoholemia".

“Lo trasladamos al Hospital Italiano, donde entró solo a terapia intensiva, no me dejaron acompañarlo a pesar de que yo siempre presté servicios en ese hospital”, añadió Andrea Torres Lacal.

Por otra parte, se refirió al cambio en la personalidad de su hermano tras la tragedia en el delta de Tigre. “Era una persona alegre, activa y extrovertida. Ahora le quedó un dejo de tristeza en su andar", declaró la mujer.

En cuanto a la habilidad de su hermano para conducir la lancha, Andrea Torres Lacal indicó que Pablo "maneja muy bien, es experimentado y nunca había tenido un accidente”.

 

CA