sábado 24 de julio de 2021
SOCIEDAD Combinarán presenciales y virtuales
04-11-2020 15:31

Cada provincia deberá definir cuándo empiezan las clases en 2021

Tienen que informar al ministerio nacional antes de fin de año. La Ciudad de Buenos Aires sostiene que comenzarán el 17 de febrero.

04-11-2020 15:31

Antes de que termine el 2020, las 24 jurisdicciones educativas del país deberán definir cuándo vuelven las clases el año que viene. Así lo definió este miércoles 4 el Consejo Federal de Educación (CFE), que estableció que las fechas de los calendarios escolares de cada provincia y de la Ciudad de Buenos Aires serán informadas formalmente “en las próximas semanas” al ministerio de Educación nacional. 

El encuentro determinó también las pautas en común para empezar el ciclo lectivo en cada jurisdicción bajo las tres formas de escolarización acordadas, según lo permita la situación epidemiológica en cada una. La vuelta podrá ser presencial, no presencial y combinada. El objetivo es cumplir los 180 días de clases obligatorios del Acuerdo Federal 374. 

La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, había adelantado que la Ciudad de Buenos Aires comenzará las clases el lunes 17 de febrero, y fuentes de su ministerio lo ratificaron a Perfil tras la reunión de este miércoles. Para su par nacional, Nicolás Trotta, que había ratificado esta semana que el ciclo lectivo 2021 empezaría el 1 de marzo, “el desafío es poder dar una respuesta común y transmitir certezas” a las familias, sin perder de vista “las diversas realidades de cada jurisdicción”, dijo. “Los criterios organizativos y las complejidades del regreso seguro a las aulas deben ser abordados con responsabilidad para fortalecer los consensos en este contexto excepcional”. 

Consejo Federal de Educación 20201104
El ministro nacional, Nicolás Trotta, y sus pares de las 24 jurisdicciones en reunión del Consejo Federal de Educación. 

La asamblea del CFE -que cumplió este miércoles cien encuentros desde su creación en 2007- también consideró a nivel nacional la vuelta a clases presenciales para la educación inicial, y sugirió “priorizar el regreso a la presencialidad de sala de cinco años, combinándola con propuestas virtuales”. En algunos distritos, como la Ciudad de Buenos Aires, eso ya sucedió. 

Para las salas de tres y cuatro años, en tanto, “se considerarán las posibilidades de regreso a la presencialidad en función de las condiciones que garanticen la reducción de riesgo de los niños y adultos involucrados, y las condiciones laborales de los docentes”. Proponen una asistencia alternada de grupos de alumnos “para garantizar el cumplimiento de las normas establecidas en los protocolos de ocupación de estas instituciones, entrada y salida de las mismas y el transporte de los chicos, las familias, los docentes y auxiliares”. 

Familias de todo el país piden "respuestas en educación" al gobierno

Otro de los puntos que acordó el Consejo fue el retorno prioritario para la educación especial, un tema que no se había considerado hasta ahora en los regresos presenciales. “En las escuelas de los distintos niveles educativos, la organización de los grupos en el interior del aula debe contemplar indistintamente a los estudiantes con y sin discapacidad que la integran. En tanto, en las escuelas de educación especial, se recomienda dar prioridad a aquellas y aquellos estudiantes que no han mantenido vinculación con las propuestas de enseñanza así como a quienes asisten a los primeros y últimos años de enseñanza en los distintos niveles educativos”, dice el documento. 

Seguimiento

El CFE ratificó también el Sistema Integral de Información Digital Educativa (SInIDE) como componente central del Sistema Federal de Información Educativa. Se trata de un sistema nominal de alumnos, docentes y edificios escolares para el acompañamiento de las trayectorias educativas y garantizar el derecho a la educación en todo el país. 

En este contexto, se comenzará por la construcción de una base federal de alumnos a partir de los avances que ya vienen desarrollando las jurisdicciones y el Ministerio de Educación de la Nación para identificar a los estudiantes desvinculados del sistema educativo y orientar políticas específicas para garantizar su derecho a la educación.

“Establecer los criterios organizativos nos permitirá dar continuidad y clarificar en un momento de angustia e incertidumbre, cómo van a transitar nuestros estudiantes el año próximo su educación”, agregó Trotta. “Un punto que queremos trabajar es cómo fortalecer las instancias del programa Acompañar para revincular y contener a los estudiantes que han tenido baja o nula continuidad pedagógica”, dijo. 

CP