miércoles 12 de mayo de 2021
UNIVERSIDADES Perfil Educación
29-06-2020 08:06

Myriam Bregman: "El Gobierno frenó el aborto, el impuesto a la riqueza y lo de Vicentin"

La legisladora de izquierda participó del Ciclo de Entrevistas, organizado por estudiantes de Periodismo de la Escuela de Comunicación. Críticas a Alberto Fernández por el "récord de despidos" y porque "cada vez hay más pobreza". Halagos para Cristina Kirchner.

29-06-2020 08:06

Myriam Bregman visitó de forma virtual la Escuela de Comunicación de Editorial Perfil y criticó al presidente Alberto Fernández por sus retrocesos. "¿Avanzó en el derecho al aborto, el impuesto a la riqueza o con Vicentín? Por ahora, no", cuestionó. "Se ve que unos gobiernan y otros resignan", agregó. La dirigente del Frente de Izquierda también aseguró que, en medio de la pandemia, Argentina destina cifras similares para asistencia social y para pagos al FMI. "Se gastaron 80 mil millones para ayuda social y 57 mil millones en intereses de deuda. No son cifras tan distantes", advirtió Bregman.

Por otra parte, la legisladora porteña y abogada en causas de lesa humanidad se refirió la captura en Brasil de uno de los secuestradores de Rodolfo Walsh. "Vamos a exigir al Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina para que solicite la extradición para que se haga justicia", adelantó Bregman en el Ciclo de Entrevistas a cargo de Rodrigo Lloret.

¿Por qué cree que no avanza el proyecto del impuesto a la riqueza que estaban impulsando Carlos Heller y Máximo Kirchner?

—Tanto lo de Vicentin, como lo que vos mencionás, creo que lleva una reflexión más profunda de lo que significan estas coaliciones tan amplias, armadas para ganar elecciones. En el caso de Alberto Fernández, le sirvió al peronismo para alcanzar la Presidencia. Pero a la hora de gobernar, se ve que hay unos que gobiernan y otro que se resignan. A una parte le toca siempre hacer ruido e imponer sus condiciones. No salió el impuesto a las grandes fortunas y se frenó lo de Vicentin, por lo que está claro que hay un sector que sólo le toca resignarse. Lo mismo le pasa a las mujeres que los votaron creyendo que se iba a tratar rápidamente el derecho al aborto. Ni hablar de lo que pensaron que se iba a volver atrás con lo regresivo de las políticas de Macri sobre los jubilados y fue, justamente, al revés. A mi, por lo menos, me queda esa idea de coaliciones muy amplias, que incluyen desde un sojero como Omar Perotti, hasta mujeres que luchan por el aborto. Pero que después, a la hora de gobernar, unos gobiernan y otros resignan.

Usted resaltó los retrocesos tanto de Vicentin como del impuesto a la riqueza y del aborto. ¿Alberto Fernández tiene miedo de dar un giro a la izquierda?

No sé si tiene miedo de dar un giro a la izquierda. Es evidente que cuando los poderes fácticos se plantan de manos, ahí se termina el tema. Mientras tanto, cada vez hay más pobreza. Algunos recién están por cobrar la segunda cuota del IFE. Son 20 mil pesos en toda la pandemia para una familia. Es muy grave. El Gobierno sacó un decreto de prohibición de despidos, pero hay récord de despidos. Se sacó un decreto que dice que las suspensiones están prohibidas, pero hay suspensiones con rebaja de salario en todos lados. Abrieron una puerta a empresarios que empezaron a cobrar el programa de ATP y después estos empresarios dijeron: “No sé si lo quiero seguir cobrando porque si lo cobro no puedo comprar dólares y no puedo sacar plata al exterior”. Es una vergüenza que estén aprovechando la crisis para hacer una flexibilización laboral de hecho en medio de la pandemia. Yo pregunto: ¿O en cuál tema avanzó el Gobierno? ¿Avanzó en el derecho al aborto? ¿Avanzó en el impuesto a las grandes fortunas? ¿Avanzó, acaso, con Vicentín? Por ahora, no. El Gobierno frenó el aborto, el impuesto a la riqueza y lo de Vicentin.

¿Cuál es la propuesta que ustedes tienen sobre Vicentin?

—Hoy el único proyecto presentado en el Congreso Nacional es del Frente de Izquierda. Proponemos la estatización bajo el control de sus propios trabajadores y que el Estado no se haga cargo del fraude que hicieron los dueños. El caso Vicentin lo podemos analizar sobre cómo se recuperan las fuentes de trabajo, que es lo más importante en estos casos, y cómo el Estado no pierde, porque no tenemos por qué admitir que tiene que hacerse cargo de estas defraudaciones. Estos hechos raros de estos barcos vacíos que vienen de Paraguay, hay muchas cosas para investigar. Lo que no puede haber es empresarios que se enriquecen, se llevan el dinero afuera y dejan un tendal de deudas en Argentina.

Escuela de Comunicación

¿Cómo cree que se están llevando adelante las negociaciones por la deuda externa argentina?

—Mi opinión es muy mala. Argentina tenía una gran oportunidad para poner un freno, para parar la pelota y discutir. Esta deuda es impagable. La deuda nuestra entra en la categoría de lo que el derecho internacional llama una "deuda odiosa", ni qué hablar de la que tomó Mauricio Macri con el Fondo Monetario. Dicen que las deudas se pagan, ¿pero las estafas por qué hay que pagarlas? Se gastaron en el mes de mayo 80 mil millones para el IFE y el programa ATP, y se pagaron de intereses de la deuda, 57 mil millones. 80 contra 57, son cifras no tan distantes. Piensen que si no se hubiesen pagado esos 57 mil millones de deuda, se podría haber aumentado considerablemente la cantidad de dinero disponible para las ayudas sociales. Ojo con los discursos. Cuando uno ve los números, se observa que se está pagando todo, se está convalidando la estafa macrista. Porque cuando uno paga sin chistar, convalida. Y a la par dedicamos sólo 80 mil millones a IFE y a ATP.

¿Cree que este año se aprobará la legalización del aborto?

—Espero que así sea. Pero se habla mucho y se ha avanzado poco. Me preocupan expresiones que indican que las mujeres una vez más tenemos que esperar. Siempre hay algo que hace que nuestro derecho no sea urgente. Mientras tanto, tenemos casos muy terribles, de mujeres que mueren por abortos clandestinos o por situaciones de violencia de género. Son dos temas que preocupan mucho y deberían avanzar aún en estas condiciones de crisis. Son excusas cuando se dice que no es momento de consenso, porque siempre va a haber algún problema.

¿Qué opinión le merece la medida del Gobierno con respecto al Ingreso Familiar de Emergencia (IFE)?

—Es una discusión difícil por la situación social que hoy atraviesa la Argentina. Nos corresponde exigir que toda medida vaya acompañada de la cobertura necesaria para que no se cumpla la máxima que dijo el Presidente, cuando reconoció que podrían aumentar un 10% los pobres. Eso no tiene que ser así pero, lamentablemente, está ocurriendo. Hay cifras de UNICEF que hablan de que Argentina podría terminar con el 60% de los niños bajo la línea de la pobreza. Es muy grave la situación. ¿Alcanza con ese ingreso de emergencias por diez mil pesos por familia? No. Si comparás lo que los distintos países dedicaron a ayudas sociales, en proporción a su PBI, Argentina está entre los más bajos. Debajo de Brasil estamos, para compararlo con un país que no ha hecho nada bien y tiene un presidente que yo deploro, como Bolsonaro.

Con respecto al asesinato de Facundo Escalso, un caso en el que está implicada la Gendarmería, ¿van a realizar acciones?

—Nosotros queremos que la Legislatura de la Ciudad repudie ese hecho y exigimos que se haga justicia. Se han agravado muchísimo los hechos llamados violencia estatal o violencia institucional durante la cuarentena. Todo el discurso que se tuvo durante los primeras semanas de la cuarentena alentando a las fuerzas de seguridad, llamándolos héroes, dándole vía libre para que controlen a la población, fueron un mensaje muy grave. Como vemos, en los días posteriores, comenzaron a aumentar los hechos represivos, las detenciones arbitrarias, las torturas en comisarías. Hay un problema sanitario, se tendría que haber tratado de forma médica, no con medidas represivas. Eso después se paga con estas consecuencias.

En algunos sectores de la oposición se plantea la idea de que el poder real en el gobierno lo ejerce Cristina Kirchner, ¿usted que cree?

Creo que hay un poco de fábula en todo eso. Más que nada de sectores de la derecha que le ponen un poco de picante para polarizar con Cristina Kirchner, porque eso les sirve. Supongo que del otro lado se polarizará un poco con Mauricio Macri. Me parecen estrategias políticas que tienen que ver con formas de hacer un discurso político de con quién uno quiere polarizar o quiere tener como antagonista. Después, la realidad la sabrán ellos. Yo no la conozco.

¿Qué opinión tiene acerca de Cristina Kirchner como figura política?

—Me parece una figura política muy relevante de los últimos años que representa un sector del peronismo Yo siempre fui opositora a su espacio político. Luché mucho durante su gobierno por la defensa de los derechos de los trabajadores. Recordarán ustedes grandes protestas en las que iba Sergio Berni y reprimía en la Panamericana. Yo fui abogada de todos esos trabajadores. Reconozco que Cristina es una mujer con una fuerte presencia política en la vida nacional, y por eso, a veces, se hace este contrapunto sobre si gobierna ella o gobierna Alberto Fernández. Es una figura muy importante.

—¿Le gustaría cerrar la entrevista con algún comentario final?

—Quisiera mencionar algo especial para ustedes, futuros periodistas. En Brasil se encuentra uno de los genocidas que participó del secuestro de Rodolfo Walsh. Él mismo reconoció que participó. La Corte Suprema de Brasil, un poco influenciada con la política de Bolsonaro, se niega a extraditarlo. Estamos trabajando con su hija Patricia y con un grupo de abogados, para exigir al Ministerio de Relaciones Exteriores de Argentina que reclame la extradición para que uno de los periodistas más relevantes que ha tenido nuestro país, pueda tener justicia y que no se permita esta impunidad. Así que, por Rodolfo Walsh, por ese gran profesional amerita que lo mencionemos aquí en una Escuela de Periodismo. Vamos a seguir peleando para que se haga justicia.

Fernando Jaime y Pamela Vargas
Estudiantes de Periodismo

Escuela de Comunicación de Editorial Perfil

En esta Nota