sábado 28 de mayo de 2022
ACTUALIDAD Efemérides 22 de febrero
22-02-2022 08:00

A 10 años de la Tragedia de Once sólo hay una persona en prisión (y por otra causa)

Los tres peores accidentes ferroviarios del país sucedieron en febrero. El de 2012, costó la vida de 52 personas, dejó 789 heridos y llevó a prisión a 21 sentenciados. Hoy, sólo Ricardo Jaime sigue detenido, pero por otras causas y goza de libertad condicional desde 2020. Julio De Vido estuvo preso en Marcos Paz, también por otras causas y nunca por la Tragedia de Once, en la que sigue sin sentencia firme.

22-02-2022 08:00

El 22 de febrero del año 2012 se produjo el accidente ferroviario que quedó en la memoria de los argentinos como la “Tragedia de Once”.

El tren número 3772 de la Línea Sarmiento, operada por Trenes de Buenos Aires (TBA), no detuvo su marcha cuando estaba arribando a la estación terminal Once y chocó con los paragolpes de contención de la plataforma número 2, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La Tragedia de Once le costó la vida a 52 personas (una de ellas era una mujer embarazada), dejó un tendal de 789 heridos y un sinfín de preguntas cuyas respuestas, diez años después, no a todos satisface.

sarmiento once
El accidente sucedió a las 8:33 hs del primer día hábil luego del feriado de Carnaval.

Era el primer día laborable tras el feriado de Carnaval. A las 8:33 de la mañana, más de 1.200 pasajeros del tren Sarmiento ya tenían bolsos, carteras y maletines en la mano para salir del tren y seguir cada uno a lo suyo, en plena hora pico. Pero no pudo ser.

Los primeros tres coches del tren de la línea Sarmiento, identificado con la chapa 16, se aplastaron entre sí, quedando cada uno de ellos incrustado en el anterior.  El impacto fue tal que el resto de los pasajeros creyó que el tren había explotado y que la onda expansiva había roto los vidrios de todos los vagones restantes. 

Casi todos los que murieron estaban en los dos primeros coches, repletos con la gente que se había amuchado para descender primero, por esa mala costumbre vial que tenemos los argentinos de querer ganarle un minuto al que está adelante. 

Dos helicópteros, 110 ambulancias públicas, otras varias de empresas privadas, centenerares de policías y numerosas dotaciones de bomberos participaron en el rescate de víctimas. El conductor del tren, Marcos Córdoba, fue milagrosamente rescatado con vida, pero herido en las piernas. Apenas se los pudo liberar del enjambre de fierros, doscientos heridos fueron llevados a 13 hospitales de la ciudad de Buenos Aires. 

sarmiento once
Doscientas víctimas fueron llevadas a 13 hospitales.

Cincuenta y un personas murieron, pero una de ellas estaba embarazada, por eso cuando se recuerda la Tragedia de Once se habla de 52 víctimas fatales, entre quienes además había 3 menores. 

Dos días después de la tragedia y cuando ya se lo daba por desaparecido, Lucas Menghini Rey (20) fue encontrado sin vida, por su propio padre, Paolo, dentro de una cabina de conductor en desuso, entre el tercer y cuarto vagón. 

Gracias a un video de vigilancia, el padre lo había reconocido subiendo al tren por la ventanilla del cuarto vagón. Sin embargo, los rescatistas nunca habían revisado ese lugar supuestamente clausurado y vedado a los pasajeros.

sarmiento once
Los tres primeros coches fueron los más afectados.

Sin saberlo y sin desearlo, Lucas Menghini Rey, que ese día había tomado el tren para ir a su trabajo en un call center de Once, terminó convirtiéndose en el icono de las víctimas de accidentes ferroviarios y en la cara visible del pedido público de condena a los funcionarios implicados, cuya máxima jerarquía recaía entonces en Julio De Vido, Ministro de Planificación. Leonardo Menghini, tío de Lucas, fue el abogado querellante de la mayoría de las víctimas de la Tragedia de Once.

Con la Tragedia de Once se terminó el Carnaval 2012: Cristina Fernández de Kirchner, presidenta de la Nación, decretó 48 hs de duelo nacional; en simultáneo, Mauricio Macri y Daniel Scioli hicieron lo propio en sus respectivas jurisdicciones, la ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires.

Luego de perder a su hijo en la tragedia de Once, María Luján Rey, escribió un libro, Desde mis zapatos, y se vinculó a la fuerza política Juntos por el Cambio. En las elecciones legislativas de 2019, ingresó al Congreso de la Nación como diputada nacional y participó en varias comisiones de la cámara baja; entre ellas, la de Transportes.

 

Tragedia de Once, causa judicial 


La investigación de la Tragedia de Once recayó en el juzgado del Dr. Claudio Bonadío y hubo dos juicios orales, realizados en 2014 y 2018, conocidos como Once I y Once II.

sarmiento once
Dos helicópteros ayudaron en los traslados.

El eje de la causa se centró en el maquinista, Marcos Córdoba: ¿se había quedado dormido y no frenó a tiempo? ¿Frenó, pero los frenos fallaron? ¿Los frenos no respondieron porque los responsables de TBA no habían hecho el mantenimiento obligatorio?  
Seis ingenieros diferentes hicieron peritajes. Cinco de ellos concluyeron que los frenos funcionaban correctamente (es decir, el maquinista tuvo la culpa), excepto un perito de la Universidad de Buenos Aires, el ingeniero Juan Brito, que sostuvo que el conductor se había quedado sin poder de freno (por una pérdida de presión, el freno se activó tarde). 

En medio de acusaciones cruzadas de sobornos protagonizados por los funcionarios de TBA, la taba se dio vuelta y el maquinista quedó procesado, tanto como los ex ministros Ricardo Jaime y Juan Pablo Schavi, en la mira por “mal desempeño de sus funciones”. La empresa TBA también fue procesada por administración fraudulenta. 

Más aún, en 2012, el propietario de TBA Claudio Cirigliano, y otros ejecutivos fueron detenidos por presunta obstrucción de la investigación, cuando el programa de canal 13, Telenoche, difundió un video en el que los empleados de una empresa de mudanzas revelaban que los habían contratado para transportar documentación desde las oficinas de TBA, en Retiro, hasta la firma TATSA en San Martín, “sin dejar un papelito”. 

sarmiento once
Lucas Menghini Rey fue encontrado sin vida dos días más tarde; se dijo que lo habían visto con cuello ortopédico y la confusión aumentaba.

Sergio Cirigliano y sus socios dijeron que “los delegados les habían armado una causa con intencionalidad política”.

 

Tragedia de Once 1

En el juicio oral en primera instancia -Once 1-, el Tribunal dictó sentencia en el año 2014 y hubo 21 condenados: 18 empresarios de TBA; 2 funcionarios del estado; y el maquinista, Marcos Córdoba. Los ingenieros peritos resultaron absueltos.

El directorio de TBA fue condenado por incumplir con el deber de administrar y cuidar los bienes del Estado Argentino, al no realizar las tareas de mantenimiento necesarias en la línea Sarmiento, que por otra parte, ya había protagonizado otro accidente, en Flores, el 13 de septiembre de 2011, en el que habían muerto 11 personas y 228 sufrieron lesiones.

A su vez, dos funcionarios de la Secretaría de Transporte, Juan Pablo Schiavi y Ricardo Jaime, respectivamente ex titular de la Administración de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), y ex Secretarios de Transporte, fueron condenados por no cumplir con su obligación de controlar el sistema ferroviario, pese a haber sido alertados por la Comisión Nacional de Regulación del Transporte sobre el mal funcionamiento de los ferrocarriles y las demoras de TBA para solucionarlo. 

 

Tragedia de Once, Julio De Vido


En Once II, que tuvo lugar en el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N.º 4 (Pablo Bertuzzi, Guillermo Costabel y Gabriela López Iñíguez), comenzó a mirarse el rol que había tenido el Ministro de Planificación Federal Julio De Vido, titular del área entre 2003 y 2012, porque no podía desconocer que el dinero que se destinaba para el mantenimiento de los ferrocarriles no se invertía. 

julio de vido ricardo jaime 29112021
Julio De Vido y Ricardo Jaime; el primero está en su casa de Zárate; el segundo, detenido, pero otras causas, no ya por la Tragedia de Once.

Sin embargo, no se consideró a Julio De Vido culpable de la Tragedia de Once sino responsable de administración fraudulenta, sentenciándolo a 5 años y 8 meses de prisión, además de inhabilitarlo de por vida a ejercer cargos públicos. Cabe recordar que en el momento del jucio era diputado y debió ser desaforado para que se presentara ante la Justicia.

Cuando recibió su condena, en Once II, Julio De Vido ya estaba preso sin sentencia desde el año 2016, pero por causas de corrupción que no tenían que ver con la Tragedia de Once. En 2018, recibía su primera condena efectiva, por la tragedia del 22 de febrero de 2012. 
Sin embargo, la condena de Julio De Vido aún hoy no es firme y está en manos de la Corte Suprema. Puede deducirse entonces, que la Tragedia de Once, en sentido estricto, nunca lo llevó a la cárcel.

La prisión que lo retuvo en el Complejo Penitenciario Federal II de Marcos Paz hasta el 14 de diciembre de 2019, cuando se le otorgó prisión domiciliaria en su casa de Zárate, fue por causas anteriores a la de Once. 

 “Soy objeto de una persecución política y mediática”, dijo en una videoconferencia desde Marcos Paz, el 10 de octubre de 2018, antes de oír cuál sería su condena. “Estoy acá por orden de (Mauricio) Macri”, agregaba.

Gustavo Simeonoff, responsable de la Unidad de Renegociación y Análisis de Contratos de Servicios Públicos, fue absuelto de todos los cargos.


Tragedia de Once, Ricardo Jaime


Once II ratificó la condena al Ricardo Jaime, durante la Tragedia de Once, pero elevó la pena inicial de seis años de prisión efectiva a ocho años. 

Ricardo Jaime, ex secretario de Transporte
Ya tiene 67 años y solicita prisión domiciliaria; probó con la huelga de hambre, pero no resultó.

Está detenido desde el 2 de abril de 2016 y, aunque desde octubre de 2020 ya podría disfrutar de la libertad condicional que benefició a sus socios delictivos, es el único que continúa tras las rejas, pero no por la Tragedia de Once

El ex secretario de Transporte está detenido desde el 2 de abril de 2016. La Justicia la agregó un año más de condena a los siete iniciales porque, pese a que el ex secretario de Transporte había cesado en funciones en el año 2009, también lo encontraron responsable de  administración fraudulenta.

Es el único que aún sigue preso. Sin embargo, a 10 años de la Tragedia de Once, su situación judicial es compleja porque está imputado por la compra de “trenes chatarra”, enriquecimiento ilícito, cobro de coimas, robo de pruebas, etc

Tiene 67 años, pero tampoco obtiene de la Justicia el permiso de prisión domiciliaria.

 

Once: Juan Pablo Schavi, hoy

 

Juan Pablo Schiavi Ex secretario de Transporte 20211115
Juan Pablo Schiavi hizo varios cursos en prisión y redujo notablemente su condeno.


En cuanto al ingeniero agrónomo Juan Pablo Schiavi, el El 15 de noviembre de 2021, abandonó la cárcel de Ezeiza y ya está en libertad condicional. Había sido condenado a cinco años y medio de prisión, sin embargo por haber hecho algunos cursos en la cárcel, el Tribunal Oral Federal nº 2 consideró que con dos tercios de la pena cumplida, ya había pagado su deuda con la sociedad. Los cursos fueron sobre fotografía, diseño, panadería, reciclado, inteligencia artificial, google drive, etc.

 

Once: Sergio Cirigliano, hoy

Todos los sentenciados apelaron la decisión de la Justicia. En el año 2020, la Cámara Federal de Casación Penal ratificó la condena a cinco años y ocho meses de cárcel que había recibido por defraudación contra la administración pública, hecho que derivó  en la Tragedia de Once.

Sergio Cirigliano, dueño de Trenes de Buenos Aires (TBA), recibió la condena más prolongada, diez años, que se cumplirían el 15 de septiembre de 2025. 

La justicia lo consideró “coautor del delito de administración fraudulenta en perjuicio de la administración pública”, en concurso real con “el delito de estrago culposo agravado por haber causado la muerte de 52 personas y lesiones en 789 personas” en la Tragedia de Once.

La línea Sarmiento interrumpio su servicio 20200804
Hubo una seguidilla de accidentes en la Línea Sarmiento, pero no fue la única.

Sin embargo, si bien la Cámara Federal de Casación rechazó el recurso extraordinario solicitado por los abogados de Cirigliano para llegar a la Corte Suprema de Justicia y rever la pena -que consideró ejecutable-, fue luego beneficiado con una reducción de pena y su condena pasó a ser de 7 años y quedará en libertad antes de lo inicialmente previsto.

El 22 de abril de 2021, se concedió a Sergio Cirigiliano la prisión domiciliaria “por problemas de salud” (hipoglucemia). Y pudo cambiar la cárcel de Ezeiza por su departamento sobre la Av. Libertador, en la Ciudad de Buenos Aires. Su esposa salió de garante y tiene una tobillera electrónica. 

Diez ex integrantes jerárquicos de la empresa TBA también cumplen prisión domiciliaria.

 

Once, el maquinista

Marcos Córdoba, el hombre contra el que apuntaron todos los funcionarios de TBA en Once I, fue condenado a tres años y tres meses de condena en Once II. Su sentencia se cumplió en diciembre del año 2021, pero su buena conducta y el hecho de tener una propuesta laboral (mantener una cancha de golf) favorecieron que le quitaran dos meses de la pena inicial. De todos modos, en septiembre del año 2020 había obtenido la libertad condicional, como todo el resto de los condenados por la Tragedia de Once, a esa altura.

 

Febrero, mes de tragedias ferroviarias


El de la Tragedia de Once no fue el peor accidente de la historia ferroviaria argentina. En 1970, también en febrero, un tren del ramal Mitre que venía desde San Miguel de Tucumán embistió, de noche, a otro que estaba detenido con poca iluminación cerca de la estación Benavídez. Fue el primer día del mes y dejó 236 fallecidos y más de 400 heridos

Ocho años más tarde, otro accidente hizo que, también en febrero pero a las 7:22 de la mañana del 25, “La Estrella del Norte”, el tren de la Línea Mitre que regresaba –una vez más, vaya coincidencia- de San Miguel de Tucumán, no pudiera evitar la embestida contra una camión Ford que transportaba 25.000 kg de grasa vacuna y había cruzado el paso a nivel de la localidad santafesina de Sa Pereira haciendo oídos sordos a la chicharra que anunciaba la llegada de un convoy.

Con el impacto, la locomotora saltó de las vías y continuó viaje durante varias cuadras más, como si tuviera vida propia, sorda a los gritos de pánico de 2.100 pasajeros. Murieron 55 personas. Y el único consuelo, 44 años más tarde, es pensar que, en ese escenario, todo podría haber sido aún peor.