domingo 26 de junio de 2022
ACTUALIDAD 21 toneladas

Corrientes: una quema de marihuana cubrió a un pueblo y fue suspendida

Tras las quejas de los vecinos, un juez de Paso de los Libres suspendió el operativo montado por fuerzas federales para destruir 7 de las 21 toneladas de marihuana en un aserradero al sureste de la provincia.

01-12-2021 20:08

Un operativo de quema de marihuana en Corrientes tuvo que ser suspendido por la Justicia tras los reclamos de los habitantes de un pueblo aledaño, quienes denunciaron ante el intendente la presencia del humo en sus casas con potenciales riesgos a sus salud.

La falta de sincronización entre la justicia federal, las fuerzas de seguridad y la intendencia de un pueblo cercano a la localidad correntina de Monte Caseros, provocó la queja del pueblo de 2 mil habitantes por los efectos del humo provocado por una quema de 7 toneladas marihuana.

“El jueves de la semana pasada un comandante de Gendarmería nos comunicó que se iba a realizar la destrucción de drogas en el aserradero del pueblo pero nosotros nunca autorizamos ese procedimiento”, justificó Roberto Fracalosi, el intendente de Colonia Libertad, desde donde aseguran no haber autorizado el operativo que cubrió al pueblo de humo por varios días.

En manos de efectivos de Gendarmería y Prefectura Naval, el operativo que comenzó el pasado lunes tenía previsto la incineración de un total de 21 toneladas de marihuana en los hornos del aserradero ubicado dentro del pueblo ubicado al sureste de la provincia de Corrientes.

Video: un dron captó una impactante fila para comprar droga a plena luz del día

Lo que las autoridades no previeron fueron las ráfagas de viento sur que ocasionaron que el humo no se elevara, por lo que se expandió sobre las casas de la zona, alertando a los vecinos que aseguran haber temido por su salud ante su inhalación.

En tanto, el viceintendente Francisco Tribbia y un asesor legal acudieron al lugar e instaron a las fuerzas de seguridad a que eleven el pedido de suspensión al juez federal de Paso de los Libres, Gustavo Fresneda, en vistas del peligro que representaba para la salud de la población. Por su parte, el intendente Fracalosi subrayó que "nadie tuvo que recibir atención médica".

“La principal queja era por el humo que invadía todas las casas. Nosotros desconocemos las consecuencias que puede traer el humo sobre la salud y por eso pedimos que se suspenda (la quema) y se contemple la posibilidad de hacerlo en otro lado”, agregó el intendente, y destacó que, tras las quejas de los vecinos, el remanente de marihuana se realizará “en otro lado”.

“Desde el Juzgado nos mandaron un oficio en el que nos dicen que el resto de la destrucción se realizará en otro lado porque es muy escasa la capacidad del horno del aserradero”, concluyó.