sábado 14 de diciembre de 2019 | Suscribite
ACTUALIDAD / DE QUÉ SE TRATA
miércoles 20 febrero, 2019

Cumbre anti-pederastas en la Iglesia: "El objetivo es que se escuche la voz de los menores"

La reunión se realiza en un momento crítico para el papado de Francisco, tras la explosión del escándalo en varios países y denuncias por décadas de encubrimiento.

Ciudad del Vaticano Foto: Cedoc
miércoles 20 febrero, 2019

El Papa Francisco será desde este jueves anfitrión de una cumbre de cuatro días a partir del jueves para prevenir el abuso sexual del clero, una reunión con muchas expectativas cuya intención es que los obispos católicos de todas partes sepan que el problema es mundial y que el encubrimiento tendrá consecuencias.

La reunión se realiza en un momento crítico para la Iglesia y el papado de Francisco, tras la explosión del escándalo en Chile del año pasado y una renovada indignación en Estados Unidos ante décadas de encubrimiento que salieron a la luz en el informe de un jurado investigador en Pensilvania.

Las sesiones reunirán a 190 participantes, entre presidentes de todas las Conferencias Episcopales del mundo, religiosos y otros expertos que debatirán durante tres días sobre cómo atajar el problema de los abusos sexuales en la Iglesia católica.

Además del Papa, que estará presente en todas las sesiones de trabajo, participarán 114 responsables de la organización episcopal de cada país -36 de África, 24 de América del norte, Centroamérica y Sudamérica, 18 de Asia, 32 de Europa y 4 de Oceanía- 14 responsables de las Iglesias Católicas Orientales y 15 obispos ordinarios no integrados en una conferencia episcopal.

También estarán presentes 12 superiores generales de instituciones religiosas masculinas, 10 superioras generales de instituciones religiosas femeninas, 10 prefectos de dicasterios vaticanos, cuatro miembros de la curia romana, cinco miembros del Consejo de Cardenales, seis miembros del comité organizador, el moderador del encuentro y otros relatores, según explicó durante el exportavoz del Vaticano y uno de los organizadores del encuentro, Federico Lombardi.

Francisco desea cambiar la mentalidad de los obispos con un método muy jesuita, a través de tres días de debates, discursos, reuniones intercaladas con oraciones, pero sobre todo escuchando los conmovedores testimonios de víctimas de abusos sexuales cuando eran niños.

"Considero esta reunión un acto de fuerte responsabilidad pastoral ante un desafío urgente de nuestro tiempo", explicó el domingo el papa, cuyo pontificado se ha visto ensombrecido por la multiplicación de denuncias en Estados Unidos, Chile, Australia o España.

"Es el momento de la verdad. Aunque dé miedo y nos humille", reconoció el arzobispo maltés Charles Scicluna, entre los mayores expertos sobre el tema y uno de los organizadores de la cumbre.

A continuación lo que se puede esperar de la cumbre:

EL TEMARIO

La cumbre antipederastia que se celebrará desde este jueves 21 al domingo 24 de febrero en el Vaticano comenzará con la proyección de vídeos con testimonios de cinco víctimas de abusos por parte de sacerdotes o religiosos, y en cada uno de los momentos de oración vespertina, una víctima relatará su experiencia.

La participación de las víctimas en estas reuniones será limitada a causa de la breve disponibilidad de tiempo. "Por ese motivo, se ha pedido a los participantes en el encuentro que preparen la reunión escuchando a algunas víctimas en su país de origen. Así podrán percatarse de la gravedad del problema en su propio territorio", dijo Lombardi.

La reunión está dividida en tres días temáticos y la última jornada, el domingo, está destinada a una misa que concluirá con un discurso del pontífice. El primer día explorará la responsabilidad de los obispos hacia sus feligreses, incluida su responsabilidad legal de investigar y prevenir los abusos.

"Los que acusan a la Iglesia son amigos, primos o familiares del diablo", dijo el Papa

El segundo día está dedicado a la rendición de cuentas y se enfocará en que los jerarcas eclesiásticos trabajen coordinados con los católicos laicos para proteger a los niños. El tercer día será sobre la transparencia e incluirá comentarios de una hermana religiosa, un cardenal alemán y un periodista mexicano.

Los testimonios de los sobrevivientes estarán intercalados con momentos de oración, pero no habrá sesiones para escuchar sus historias. Se dijo a los participantes que se reunieran con las víctimas antes de ir a Roma para conocer de primera mano su dolor, y que llevaran a casa la idea de que el abuso del clero no está limitado a ciertas partes del mundo.

LOS ASISTENTES

Se espera la asistencia de aproximadamente 114 presidentes de conferencias episcopales, aunque al menos dos _el arzobispo chileno Santiago Silva y el arzobispo costarricense José Rafael Quirós_ enviarán a colaboradores porque ellos mismos están implicados en el encubrimiento de abusos.

La lista de invitados incluye a 14 líderes de iglesias católicas orientales, 12 superiores de órdenes religiosas de hombres y 10 de órdenes religiosas de mujeres. Aproximadamente una docena de prefectos del Vaticano, así como media docena de consejeros cardenales del papa y un puñado más, suman el total de 190 participantes.

Uno de los organizadores, el padre Hans Zollner, reconoció que son pocas las mujeres representadas, y que su papel es crucial para prevenir los abusos alrededor del mundo. “Es verdad que las mujeres, en particular las religiosas y en particular en Asia y África son de la mayor importancia para la salvaguarda”, dijo.

La cumbre 'anti-abuso' del papa Francisco es una hipocresía

EL DESENLACE ESPERADO

Sobre el cuestionario, Lombardi indicó que servirá para darse cuenta de la "complejidad de la situación actual" y para "usar las impresiones de todos" y así "poner en marcha medidas de prevención a nivel local y global".

Las preguntas del documento preparatorio se centraban en: la situación actual del problema de los abusos en la Iglesia local; el nivel de conciencia de este tema en el público; los factores de riesgo más importantes en los abusos sexuales; los factores que contribuyen a una ausencia adecuada de respuestas y las medidas de prevención más eficaz que el país en cuestión ha adoptado para proteger a los menores.

Zollner expresó la esperanza de que se creen grupos de trabajo en cada continente para ayudar a las conferencias episcopales nacionales a elaborar normas para combatir el abuso y atender a las víctimas y dijo que cada uno de los líderes religiosos asumirá el tema de los abusos sexuales de forma distinta. "En torno a las distintas iglesias locales hay factores de riesgo socioculturales distintos que no podemos obviar", señaló.

EL TEMA DE LOS SACERDOTES GAY Y EL ABUSO DE ADULTOS

El escándalo en torno al excardenal Theodore McCarrick, que fue despojado del estado sacerdotal luego de ser condenado por el Vaticano de abuso sexual de menores y de seminaristas adultos, sacó a la luz el tema de la homosexualidad en la jerarquía católica y el abuso sexual de adultos bajo su autoridad.

Las declaraciones recientes de Francisco sobre los abusos sexuales que sufren las monjas dejó en claro que no solo los menores son víctimas de los curas depredadores.

Sin embargo, estos temas no figuran en la agenda. El cardenal de Chicago, Blase Cupich, uno de los organizadores de la cumbre, dijo que es necesario abordar el abuso sexual de los adultos, pero que el encuentro de cuatro días debe concentrarse en su intención original. “Los jóvenes, los menores, no tienen voz. Se los acalla”, dijo. “El objetivo (de la cumbre) es que se escuche su voz”.

D.S.


Comentarios

Lo más visto

RECOMENDAMOS...

Periodismo puro

© Perfil.com 2006-2018 - Todos los derechos reservados

Registro de Propiedad Intelectual: Nro. 5346433 | Edición Nº 4843

Domicilio: California 2715, C1289ABI, CABA, Argentina  | Tel: (5411) 7091-4921 | (5411) 7091-4922 | Editor responsable: Ursula Ures | E-mail: perfilcom@perfil.com | Propietario: Diario Perfil S.A.