sábado 18 de septiembre de 2021
ACTUALIDAD Perfil Educación
03-09-2021 18:07

Diana Conti: “Sentí indignación cuando vi la foto del cumpleaños en Olivos”

La exdiputada participó del Ciclo de Entrevistas organizado por estudiantes de la Escuela de Comunicación. El Olivosgate, el Vacunatorio VIP y los errores del Gobierno. Por qué Alberto Fernández no le despierta la misma pasión que le generaban Néstor y Cristina Kirchner.

03-09-2021 18:07

Diana Conti participó de una conferencia de prensa virtual frente a estudiantes de Periodismo de la Escuela de Comunicación, en la que cuestionó el festejo privado en la Quinta de Olivos durante la pandemia. “Yo creo que no debió haber ocurrido, fue un error inadmisible porque Alberto es el Presidente de la Nación y Fabiola es su compañera”, sostuvo.

La dirigente del Partido de la Victoria y una de las mayores defensoras del kirchnerismo, comparó las sensaciones que le generaron los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner con lo que siente por la actual gestión de Alberto Fernández. “Fue una excelente decisión que Alberto encabezara la fórmula presidencial, pero Alberto no tiene el liderazgo”, definió Conti, en el Ciclo de Entrevistas a cargo de Rodrigo Lloret, director de Perfil Educación.

—¿El festejo de Fabiola Yañez en Olivos fue un delito o un error?

—Yo creo que no debió haber ocurrido, fue un error inadmisible porque Alberto es el Presidente de la Nación y Fabiola es su compañera. Desde la conducción política tenés que dar el ejemplo en todos los rubros. Sobre todo, en momentos tan sufrientes como el actual, en donde las restricciones que le hemos impuesto a la población y a las que hemos sido sometidos, fueron muy duras,  y se respetaron con un gran esfuerzo. Esto es lo que nos está permitiendo dar la batalla al Covid. Respecto a si es un delito o no, las normas sanitarias están dispuestas para que no se propague una enfermedad y están previstas en el Código Penal. Después, podemos ver si hubo intención, si no la hubo, si hubo daño causado o si no lo hubo. Pero eso lo tiene que analizar el Poder Judicial.

—¿Qué sintió cuando vio la foto del cumpleaños?

¡Es que es inadmisible! Es inadmisible el costo político que se genera en este caso para el Presidente, pero también para todo mi espacio político y yo formo parte de ese espacio político. Porque todos nos privamos de festejar el cumpleaños propio, el cumpleaños de un padre, de una madre, de un hijo, de un tío o de un abuelo, entonces no puede haber excepciones. Sí, yo sentí indignación cuando vi la foto del cumpleaños en Olivos. Sentimos indignación, digamos lo que digamos para afuera, sentimos indignación.

—¿Qué piensa del Vacunatorio VIP?

—Al Vacunatorio VIP lo veo de otra manera, lo analizo desde otra perspectiva. Yo creo que el personal esencial estaba previsto en el decreto y que no era un momento en el que solo se vacunaba al personal sanitario. Por lo tanto, me parece que no hubo un abuso. No es que alguien usó una vacuna y por eso produjo un daño irreparable a otro. Yo no hubiera hecho renunciar a un ministro de la talla de Ginés González García, en modo alguno, porque es un hombre muy valioso, solo superado por Ramón Carrillo y su historia en la Argentina con las políticas sanitarias. Aunque hubiera cometido un error, no lo hubiera dejado ir a Ginés. Hay otros errores que se están perdonando.

—¿Qué errores se están perdonando?

—Se están perdonando de otra manera. No quiero personificar, pero digamos que ha habido errores. No voy a ser yo la que difunda todos los errores o irregularidades que puede cometer un Gobierno. Pero, hay datos de irregularidades que no se ha tomado la misma resolución como, pedirle la renuncia al ministro de Salud en época de pandemia.

—¿Qué piensa de la definición de Victoria Tolosa Paz sobre el sexo en el peronismo?

—Yo prefiero a una persona que es sincera y dice las frases que le salen. Además, no me parece que sea un tabú toda esta cuestión. Pero, probablemente, si querés captar un número de votos al que no llegás, esa frase es con la que vas a piantar esos votos. Pero, bueno, por ahí nosotros hemos sido así. No hemos sido muy demagógicos. En realidad hacemos, decimos y pensamos coherentemente, guste a quien le guste.

Diana Conti en el Ciclo de Entrevista

—Una de las medidas contra el Covid fueron los beneficios del sistema penitenciario a personas que estaban condenadas. ¿Cuál es su opinión como integrante del Comité Nacional de Prevención de la Tortura?

—El beneficio se frustró por la campaña que hubo en contra, decían que se liberaban violadores y asesinos, lo que era falso. Cuando la pandemia nos azotó el primer temor era que el virus entrara a las cárceles, a los lugares de encierro. Si bien algunas personas accedieron a la prisión domiciliaria, no fue en un número tal que reduzca el hacinamiento carcelario. Es brutal la sobrepoblación carcelaria. Es la cuna de todo maltrato, de toda tortura y de toda enfermedad.

—¿Qué opina de las declaraciones de Sergio Berni sobre que los presos no eran prioridad para vacunar y que la mayoría de los que fueron liberados por la pandemia volvieron a robar?

No es verdad que la mayoría volvió a robar. No creo que Sergio tenga el registro con nombre y apellido de cada persona que roba y de cada persona que estuvo presa. En relación a los derechos humanos, para las personas en situación de encierro, que es mucho más que cárceles y comisarías, hay que tratar de lograr un cambio cultural. Hay que defender el buen trato, la práctica humanitaria en los lugares de encierro, más allá y piense lo que piense una mayoría social.

—¿Qué opinión le merece Berni?

Sergio me parece una persona muy inteligente. Me parece, operativamente, muy eficaz. Es una persona a la que yo tendría como ministro, como mano derecha, para manejar conflictos de toma de tierra, para los temas que él toma.  Incluso para la seguridad. Me parece correcto, lo quiero mucho, aunque en muchos temas disentimos.

—¿Por qué cree que Javier Milei genera tanto magnetismo en los jóvenes?

—En mi época los jóvenes éramos revolucionarios, estábamos en la izquierda, con el Che. Creo que la postura política de Milei es claramente antipolítica, representa exactamente eso. En un sector de la población joven produce lo que produce, lo cual es un error, porque a esos jóvenes les falta instrucción cívica.

—Durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner usted tuvo una participación muy activa remarcando la conducción de esos presidentes. ¿Qué piensa del liderazgo político de Alberto Fernández? 

Es tan diferente… Néstor me conquistó. Yo venía de una desilusión política con la Alianza y era senadora en lugar de Raúl Alfonsín. Y Néstor volvió a generarme esa pasión por la política partidaria y Cristina también. Me sentía muy protagónica dentro de sus gestiones de gobierno porque tenía roles parlamentarios que fueron importantes. A Alberto lo conocí con Néstor. Con lo cual, Alberto siempre me pareció un excelente gestor, operador político y como jefe de Gabinete fue importantísimo. Fue una excelente decisión que Alberto encabezara la fórmula presidencial, pero Alberto no tiene el liderazgo. No tiene esa cosa del bicho político, del animal político, él mismo se define como profesor de Derecho Penal. Está mostrando tal cual es, pero tampoco tiene interés en otra cosa.

—¿Alberto no le transmite la misma pasión que Néstor y Cristina?

Alberto no genera tanta pasión. Lo de Alberto no es despertar pasión, si es un refunfuñón, un calentón. A él le importa un pito si despierta pasión, si te tiene que cortar el rostro te lo corta sin asco. A mí me viene teniendo bastante cortita desde que asumió. No me da bola, ni me constesta los WhatsApp que le mando.

—¿Qué le diría si puede hablar con Alberto?

—Le diría que tiene que seguir teniendo fuerza, no importa los errores, no importa las pifiadas, que confiamos totalmente en su amor por la patria, por la Argentina y en tratar de hacer las cosas bien. Le diría que le doy, sin la pasión, la misma fuerza que le doy a Cristina, a Néstor y a Máximo.

—Agradecemos su participación en el Ciclo de Entrevista de Perfil Educación y le damos la posibilidad de cerrar el reportaje con un comentario final que quiera realizar.

—Creo que el periodismo es el cuarto poder. Es un formador de opinión pública y, por lo tanto, quienes estudian periodismo deben estar imbuidos del sentir patriótico, de lo que dice nuestra Constitución Nacional, de lo que dice por el respeto de los derechos humanos y la ecuanimidad en la mirada que se transfiere a la opinión pública. Así que la carrera que ustedes están desarrollando para mí tiene un prestigio especial.

Por Gustavo Winkler, María Gabriela Maidana y Gustavo Zandonadi
Estudiantes de Periodismo de Perfil Educación

Escuela de Comunicación