lunes 26 de septiembre de 2022
ACTUALIDAD El ataque a Cristina

Fernández llamó en Casa Rosada a "un pacto demócrático con respeto, sin violencia ni odio"

A la reunión asistieron gobernadores, sindicalistas, empresarios y representantes de Derechos Humanos y otras organizaciones sociales. "Cristina hace muchos años es objeto de una persecución, por eso no podemos seguir mirando complacientes cómo se la estigmatiza y descalifica", dijo el Presidente.

02-09-2022 19:30

Rodeado de referentes políticos, gremiales y sociales, el presidente Alberto Fernández encabezó este viernes una reunión en Casa Rosada para repudiar el ataque a Cristina Kirchner frente a su casa en Recoleta, ocasión en la llamó a "volver a poner en práctica un pacto democrático donde la violencia sea excluida, el discurso del odio sea eliminado y el respeto sea un valor".

Gobernadores, representantes de sectores sindicales, sociales, empresariales y de DD.HH estuvieron en esa reunión en el Salón de las Mujeres, convocados con el fin de "construir un amplio consenso contra los discursos del odio y la violencia", y Fernández festejó que "la comunidad argentina esté llenando las plazas, reivindicando la convivencia, el respeto, la democracia y celebrando que Cristina está bien".

"Cristina hace muchos años es objeto de una persecución, por eso no podemos seguir mirando complacientes cómo se la estigmatiza y descalifica", dijo el Presidente

Estela de Carlotto (Abuelas de Plaza de Mayo), Taty Almeida (Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora); el jefe de Gabinete Juan Manzur y el gobernador bonaerense Axel Kicillof rodeaban al Presidente en al cabecera de la larga mesa, y el Mandatario resaltó los "puntos en común" trazados en la reunión, destacando que "todos los que estamos acá somos parte de la comunidad democrática, y por lo tanto lo primero que tenemos que hacer es decir basta a volver habitual lo que no debe ser habitual; a tolerar aquello con lo que no debemos convivir, porque la democracia nos exige respetar al otro".

Asimismo, el Jefe de Estado reafirmó que "Cristina hace muchos años es objeto de una persecución, por eso no podemos seguir mirando complacientes cómo se la estigmatiza y descalifica". Al respecto agregó que "es necesario advertir que debemos ponerle fin al discurso del odio mediático, porque son muy impresionantes las cosas que se dicen".

También asistieron a la actividad los gobernadores de La Rioja, Ricardo Quintela; de Chaco, Jorge Capitanich; de Formosa Gildo Insfrán; los vicegobernadores de Salta, Antonio Marocco; de Catamarca, Rubén Dusso; y el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti. Por parte de los organismos de derechos humanos concurrieron Graciela Lois (Familiares de Desaparecidos y Detenidos por Razones Políticas), Eduardo Tavani (Asamblea Permanente de los DDHH), Carlos Pisoni y Virginia Franco (HIJOS), Candela Fernández (NIETES), Paula Litvachky (CELS) y Malena Silveira (Liga Argentina por los Derechos del Hombre). También representantes de la AMIA, ACIERA, DAIA, del Centro Islámico, de la FAIE, de la Asociación Árabe Argentina Islámica y de la Conferencia Episcopal Argentina.

Acudieron, también, los secretarios generales de la CGT Pablo Moyano, Héctor Daer y Carlos Acuña; de la CTA, Hugo Yasky, de ATE, Daniel Catalano y los titulares de SUTEBA, Roberto Baradel, y de UPCN, Andrés Rodríguez. En tanto que, en representación de los empresarios, concurrieron el presidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, y de CAME, Alfredo González. Por las organizaciones sociales participaron Daniel Menéndez (Barrios de Pie), Esteban Castro (UTEP), Gildo Onorato (UTEP) y Dina Sánchez (UTEP).

Al finalizar el encuentro, algunos de los participantes de la reunión y parte del gabinete nacional se trasladaron a la Plaza de Mayo, en donde se leyó el documento "La paz social es una responsabilidad colectiva" como cierre de la marcha multitudinaria que se realizó en defensa de la democracia.

 

NA/HB