ACTUALIDAD
TRAGEDIA A 6000 METROS

Hallazgo de los tres andinistas sin vida: las condiciones climáticas impiden el rescate de sus cuerpos

Raúl Espir, Ignacio Lucero y Sergio Berardo, de La Pampa, habían emprendido la expedición el 22 de noviembre. El grupo perdió contacto con ellos y denunció su desaparición. Esperan poder recuperarlos el miércoles.

Ignacio Lucero raúl Espir Sergio Berardo andinistas perdidas los andes g_20231204
El guía mendocino Ignacio Lucero, el intendente de General San Martín, Raúl Espir, y el escribano Sergio Berardo. | Cedoc

Raúl Espir, Ignacio Lucero y Sergio Berardo emprendieron una expedición el pasado 22 de noviembre con el objetivo de alcanzar la cima del cerro Marmolejo, de 6108 metros de altura, ubicada en el límite internacional entre Chile y Argentina. Este 4 de diciembre se confirmó el hallazgo de sus cuerpos sin vida y dos de ellos aún no pueden ser rescatados por las difíciles condiciones climáticas.

La última noticia que se tuvo de los andinistas argentinos fue el miércoles 29 de noviembre, cuando transitaban la vertiente occidental de la montaña, del lado del país trasandino.

El cerro Marmolejo es un estratovolcán ubicado en la cordillera de los Andes, en la frontera entre ambos países y es el "seismil" más austral del mundo. El cónsul argentino adjunto en Santiago de Chile, Octavio La Croce, había explicado que el cerro tiene condiciones de accesibilidad “muy difíciles” sobre todo en esta época del año debido a los glaciares, los picos nevados y la gran altura.

“Suelen producirse avalanchas de nieve y además las condiciones de visibilidad no son buenas, ya que está muy cubierto de nubes para esas alturas y los vientos son muy fuertes con ráfagas de más 100 kilómetros por hora”, detalló La Croce a Télam.

Hallaron sin vida a los andinistas argentinos desaparecidos en el Cerro Marmolejo 

Son estas complejas condiciones las que impidieron que los restos de los hombres sean retirados del lugar. “Los cuerpos podrían ser retirados recién el miércoles porque se pronostica nieve en la cordillera”, dijo Miguel Muñoz, director regional del Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastre (SENAPRED) de la Región Metropolitana en diálogo con el diario chileno La Tercera.

La travesía la emprendieron junto a otras tres personas. Fueron estos andinistas quienes, al descender el pasado 2 de diciembre, denunciaron ante los Carabineros en la Comisaría 16a que Espir, Berardo y Lucero estaban desaparecidos.

A partir de entonces, la Unidad Patrulla de Rescate y Auxilio en Montaña de Mendoza (UPRAM) y el Cuerpo de Aviación Policial de la policía de Mendoza se mantuvo comunicación con personal del Grupo de Operaciones Policiales Especiales (GOPE) de Chile, que con helicópteros y personal rastrillaron el lugar.

Buscan a 3 andinistas argentinos extraviados en la cordillera de Los Andes: el pedido de Villarruel a Boric 

Un helicóptero pudo llegar hasta el campamento base, que estaba a algo más de 4.000 metros de altura, donde estaba la carpa de los andinistas y pudo constatar los elementos que pertenecían a los tres montañistas.

Finalmente, a las 8:40 de la mañana de este lunes 4 de diciembre y a más de 6.000 metros de altura, se tuvo contacto visual a 30 metros de distancia con los andinistas en la cumbre del cerro Marmolejo, donde la temperatura era de alrededor de -15 grados.

cordillera de Los Andes g_20231204
La cordillera de Los Andes. 

Quiénes eran los tres andinistas argentinos que perdieron la vida

Raúl Espir, de 55 años, era jefe comunal de General San Martín (La Pampa) por Juntos por el Cambio en 2019 y en las elecciones de este año consiguió su reelección con el 63% de los votos. Antes de dedicarse a la política trabajaba como farmacéutico y en sus redes sociales hay varias fotos en donde se muestra en distintas expediciones de andinismo, como por ejemplo en el cerro Domuyo, de Neuquén.

Antes de conocerse sobre el hallazgo de los andinistas sin vida, su hija Agostina pidió en sus redes sociales una cadena de oración para encontrarlos. “En lo más profundo de mi corazón sé que estás haciendo todo para poder salir, que los tres juntos van a salir. Te amamos”, publicó.

Ignacio Lucero tenía 49 años y trabajaba como guía de montañismo con gran experiencia y decenas de cumbres en el Aconcagua. Su historia se hizo pública después de que en octubre de 2011 sufriera un infarto y un ACV a 7.300 metros de altura, mientras escalaba el Himalaya.

Verano fatal en el Aconcagua: murió otro andinista estadounidense mientras escalaba el cerro 

Fue internado durante 20 días en un hospital asiático y tuvo que transitar muchos años de rehabilitación para recuperar el habla, lo que le provocó un cuadro de depresión. Su proceso de superación personal lo llevó a contar su historia en medios y redes. Su recuperación y su empeño para volver a la montaña lo convirtió en un referente.

Sergio Berardo, escribano y también oriundo de La Pampa, ya había hecho seis expediciones junto a Lucero y recomendaba hacer este tipo de expediciones junto a Lucero. "Personalmente, me siento seguro transitando por la montaña con Nacho, porque desde los 13 años que sube montañas y su vasta experiencia y profesionalismo es el sello principal de su trabajo. Aparte, es un aventurero nato”, escribió en la web de la empresa del guía a modo de recomendación.

AG / ED