domingo 02 de octubre de 2022

Espectaculares atardeceres a causa de la erupción del volcán de Tonga

En Chile comenzaron a visibilizarse impactantes imágenes que tiñen el cielo de rojo. El Observatorio ALMA explicó que se debe a la presencia de dióxido de azufre a causa de la erupción del volcán Hunga Tonga.

04-02-2022 12:33

Esta semana en Chile, particularmente al norte y en la región de Antofagasta, los habitantes se encontraron con el cielo teñido de tonalidades rojizas y anaranjadas. Según expertos, la causa de este fenómeno encuentra explicación en la erupción del volcán Hunga Tonga.

El pasado 14 de enero el volcán Hunga Tonga -Hunga Ha'apai entró en erupción y este hecho aún continúa repercutiendo en diferentes zonas del mundo. En este caso, desde el Observatorio ALMA indicaron que el rojo intenso que podía apreciarse en el cielo se debía a la presencia de azufre despedido por el volcán en su última erupción.

Cielo Rojo en Atacama 20220204

“Es similar a los incendios, también se liberan gases, eso queda en el aire, sube y ocasiona ese color”, explicó por su parte la meteoróloga Edita Amador, de la Dirección Meteorológica de Chile, en diálogo con T13. La especialista remarcó que se trata de gases expulsados por el volcán, convertidos en vientos de azufre que a mayor altura y exposición a la luz solar producen el efecto visto.

La erupción volcánica en Tonga y su repercusión en el resto del Pacífico

“La gran erupción en el volcán Hunga Tonga Hunga Ha’apai, como resultado dejó una columna eruptiva de más de 30 km de altura junto a una emisión de más de 400.000 toneladas de dióxido de azufre alcanzando la estratosfera”, explicó más específicamente la Red Geocientífica de Chile.

“Actualmente, parte de este gas se encuentra ingresando por la parte norte de nuestro país y desplazándose día a día más al sur con una presencia promedio de 25 mg/m2 y a una altura aproximada de 9.360 metros sobre el nivel del mar”, ampliaron desde la Red.

Cielo Rojo en Atacama 20220204

A pesar de tratarse de azufre, esto no representa ningún riesgo para la salud de la población ya que los gases se encuentran a gran altura: “Al ser una baja cantidad de gas y que se encuentra esparcido en el ambiente a gran altura, no reviste peligro. En casos extremos (que no aplica en este caso), la contaminación del aire por SO2 causa dificultad para respirar, inflamación de las vías respiratorias, irritación ocular por formación de ácido sulfuroso sobre las mucosas húmedas, entre otros síntomas”, indicaron los especialistas. Se espera que el fenómenos desaparezca en los próximos días.

AS./FL