sábado 12 de junio de 2021
ACTUALIDAD Gastos inútiles
06-05-2021 13:10

India construye un palacio multimillonario en medio de los estragos de la pandemia

El primer ministro indio, Narendra Modi, desoye las voces de protesta y levanta en Nueva Delhi un nuevo palacio fastuoso equivalente a 50 estadios de fútbol. Planea inaugurarlo para el 75 aniversario de la independencia de India.

06-05-2021 13:10

Mientras en India casi 30 millones de personas piden oxígeno o una cama en algún hospital; o mientras despiden a sus seres queridos entre lágrimas tan ardientes como la pira funeraria improvisada en una playa de estacionamiento; o mientras los cuerpos que nadie se anima a levantar yacen en las calles llenas de baches de Nueva Delhi, el primer ministro Narendra Modi invierte millones de rupias y dólares en reconstruir un sector del palacio que el rey Jorge V levantó en 1911, en el corazón de la capital de India.

En dos cámaras olvidadas del conjunto, el primer ministro puso a trabajar a dos mil indios del interior del país que, a diario, el gobierno transporta hasta allí en bus, para esforzarse con ahínco, pero sin restricciones contra el coronavirus. Cobran 120 rupias al mes, cuando cobran, según la tímida prensa local, que hasta ahora no ha hecho muchos comentarios al respecto. 

Palacio indio

La mayor parte de la información que Occidente comienza a compartir sobre este tema proviene de la prensa británica, ofuscada por semejante gasto en un país abatido por la segunda ola de covid-19, con 21,1 millones de contagios totales y 226.188 fallecimientos. Según Daily Mail, aunque se pretenda ocultar, la obra es “un cráter de aspecto caótico, superior a 50 estadios de fútbol” y será “como una inmensa torta de bodas triangular”. Su magnificencia empalidecerá el trabajo original de Sir Edwin Lutyens.

Tras causar un desastre en India, la nueva cepa del COVID-19 llegó a Europa

La intención de Narendra Modi es inaugurarlo en agosto de 2022, cuando el país celebrará los 75 años de su separación del dominio británico y este nuevo emprendimiento será la Vista Central del evento, un símbolo de lo que Modi denomina “Nueva India”.

Algunas cámaras del palacio original se convertirán también en salas de museo y se levantarán oficinas “futuristas” para las secretarías gubernamentales. También se trazará un ferrocarril subterráneo y una “opulenta mansión” para el premier de 70 años, un proyecto añadido a última hora que –dicen los crecientes detractores- no podía faltar en este “sueño vanidoso de Modi”.

La obra de sir Edwin Lutyens

La obra del arquitecto sir Edwin Lutyens, sobre la Colina Raisina, en el corazón de Nueva Delhi,  demoró 16 años en darse por concluida como la vasta y espléndida sede de gobierno de la nación. Y ahí está, como reliquia de lujo de los años en que India respondía a las órdenes del Raj británico, bajo el Imperio Indio de Jorge V, función vitalicia hasta su deceso en 1936.

Ese predio de 340 habitaciones sobre 19.000 metros cuadrados de construcción está rodeado de extensos jardines de estilo mogol, como los que que hay en Cachemira. Cuando se inauguró, en 1929, se llamó “El palacio del vicerrey“. India se independizó de Gran Bretaña en 1947 y la residencia fue rebautizada Rashtrapati Bhavan.

El centro del inmenso predio lo ocupa un edificio circular que combina el estilo clásico europeo con el mogol, y es la sede del Parlamento. 

India en la encrucijada: pandemia y geopolítica

El palacio de la vanidad

El primer ministro Modi inauguró la obra en diciembre pasado y colocó una piedra fundamental en el futuro nuevo emblema de la Nueva India. 
Inmediatamente sonaron algunas voces políticas de protesta y también de algunas personalidades significativas de la cultura, como la del escultor indio-británico Anish Kapoor, que propuso un nuevo nombre para el complejo: “el Palacio de la Vanidad del primer ministro”.