jueves 02 de diciembre de 2021
ACTUALIDAD Efemérides 25 de noviembre
25-11-2021 08:00
25-11-2021 08:00

Juan XXIII, el “Papa bueno” que le dijo adiós a la misa en latín

De raíces italianas, como el Papa Francisco, el Papa Juan XXIII tuvo también otros puntos en común con el actual Sumo Pontífice. Quiso pacificar el mundo, convocó a todos los credos cristianos, hizo que el sacerdote mirara a los feligreses durante la misa y que les hablara en su idioma local. Para algunos fue un hereje y para otros, el "Papa Bueno" y conciliador.

25-11-2021 08:00

El 25 de noviembre de 1881 nació quien llegaría a ser el Papa Juan XXIII. Fue en Sotto Il Monte, provincia de Bérgamo, Lombardía, Ángelo Giuseppe Roncalli, quien llegaría a ser el Papa Juan XXIII. 

El Papa Juan XXIII, como el Papa Francisco, modernizó la Iglesia y extraoficialmente se lo consideró “el Papa de transición”.

El para Francisco, durante su homilia de Jueves Santo, este 9 de abril en el Vaticano.
Gracias a Juan XXIII, el sacerdote mira a los feligreses durante la misa y les habla en su propio idioma, ya no en latín.

En esa época la misa se celebraba en latín, con el pontífice dando la espalda a los feligreses. Pero durante su papado, empezó a celebrarse frente al público y en el idioma local. Estas fueron parte de las reformas del Concilio Vaticano II que promulgó Juan XXIII.

El Papa Juan XXIII convocó al Concilio Vaticano II para renovar integralmente la Iglesia Católica. Beatificado por el Papa Juan Pablo II, en el año 2000, y, fue canonizado por el Papa Francisco en 2014. 

 

Juan XXIII, el “Bueno”  


El Papa Juan XXIII y el Papa Francisco, Roncalli y Bergoglio, además de tener raíces italianas, han sido comparados por el renovado aire que le dieron a la Iglesia. A excepción de unos pocos integristas que lo consideraron “hereje”, el papa Roncalli gozó de una admiración casi unánime. 

papa Juan XXIII g_20211008
Por su buen carácter y sentido del humor lo llamaban "el bueno".

Tras suceder a Pio XXII, en su breve papado de 1958 a 1963, reconcilió a la Iglesia con el mundo moderno

Fue hijo de campesinos de antiguas raíces católicas, Giambattista Roncalli y Mariana Mazzola. Su infancia transcurrió en la pobreza y fue el tercer hijo de 11 hermanos. Al conocer que su hijo quería ser cura, Giambattista lo envió inmediatamente para aprender latín con el cura del pueblo vecino, Cervico. 

Dos hechos retrasaron la formación del futuro Papa Juan XXIII  en 1914: La muerte de monseñor Tedeschi, su gran amigo y guía, más el estallido de la Primera Guerra Mundial en la que participó activamente como sargento de sanidad y teniente capellán del hospital militar de Bérgamo. 

El futuro Papa Juan XXIII fue visitador apostólico en Bulgaria, Turquía y Grecia, lo que permitió que entrara en contacto con el credo ortodoxo y otras formas de la fe.

Ya durante la Segunda Guerra Mundial, se dedicó a llevar un mensaje de consuelo a las víctimas. En sus peregrinaciones pudo impedir el bombardeo a Atenas. 


El Papa Bueno y el nazismo

Finalizada la Segunda Guerra Mundial, el Papa Pio XII le encomendó una tarea delicada: a fines de 1944, lo nombró nuncio apostólico en Francia y debió afrontar los problemas que engendró la colaboración de la Iglesia Católica de Francia y los regímenes pro-nazis durante el conflicto bélico. Permaneció en ese cargo hasta 1953.

Ya en 1952, Ángelo Giuseppe Roncalli empezó a brillar ante los ojos de la curia. Fue nombrado Patriarca de Venecia por el Papa Pio XII y recibió la birreta cardenalicia de manos del presidente Frances Vincent Auriol. 

Cuando fue nombrado Papa en 1958 tras la muerte de Pio XXII, muchos se sorprendieron. Más aún por los cambios que logró, de los cuales no lo creían capaz por su carácter afable y sencillo. Su fama de sacerdote de buen carácter le valió el apodo de “El Papa Bueno”, con el que se lo recuerda hasta hoy.

Angelo Giuseppe Roncalli,el Papa Juan XXIII-20211124
El Papa que acercó la Iglesia al siglo XX.

Durante su pontificado redactó las encíclicas Mater et Magistra (1961) y Pacem in Terris (1963) que, escritas durante la guerra fría otorgaron a la Iglesia un rol moderador en el complejo mundo de mediados del siglo XX

En 1960 creó el Secretariado para la Unidad de los Cristianos y recibió a cuatro jerarcas de iglesias protestantes, para convertir en hechos concretos su voluntad de unificar todos los credos cristianos. El Papa Juan XXIII trabajó también para acercar el Vaticano con el Patriarcado de la Iglesia ortodoxa griega. De este Secretariado también depende una Comisión que aún hoy busca estrechar vínculos con el Judaísmo.


Juan XXIII y el adiós a la misa en latín

El punto culminante del trabajo apostólico de Juan XXIII fue, sin dudas, su iniciativa personal de convocar el Concilio Vaticano II, un cónclave pastoral y ecuménico que fue esencial en la historia de la Iglesia católica, cuando solamente llevaba tres meses como autoridad máxima en el Vaticano. Fue el día 3 de junio 1963.

No pudo concluir el Concilio Vaticano II ya que murió un año después de la primera sesión. Su sucesor, el Papa Pablo VI,  fue quien continuó y concluyó el Concilio el 8 diciembre de 1965.

Papa Francisco 20211119
Como sucede con el Papa Francisco, la gente sentía próximo a Juan XXIII.

En el transcurso de su papado, le dio forma a los objetivos del Concilio y dijo querer abrir ventanas para que los demás vean dentro de la Iglesia y que la iglesia pudiera ver fuera de ella.

Angelo no fue el único Papa que adoptó el nombre de Juan, ya que el cardenal Baldassare Cossa fue el primero que tomó ese nombre cuando se dividió la Iglesia Católica, a fines del siglo XIV. Cossa fue obligado a abdicar luego de que se resolvieron los conflictos.

Angelo Giuseppe Roncalli murió en los departamentos papales de la ciudad del Vaticano, por un paro cardíaco, luego de que un tumor estomacal afectara su salud un año antes. Todo el mundo despidió y lloró a “Il Papa Buono”, el “Papa bueno”, como le llamaban.