domingo 07 de agosto de 2022
POLITICA L'Osservatore romano

Crisis climática: el Papa Francisco pidió actuar con "urgencia, valor y responsabilidad”

“Al igual que tras la Segunda Guerra Mundial, hoy es necesario que toda la comunidad internacional dé prioridad a la puesta en marcha de acciones colegiadas, solidarias y con amplitud de miras”, abogó el sumo pontífice.

05-11-2021 19:59

“¡No hay más tiempo para esperar; hay demasiados rostros humanos que sufren esta crisis climática!”, por ello, “debemos actuar con urgencia, valor y responsabilidad”. Este fue el sentido llamamiento del Papa Francisco a los participantes en la 26a sesión de la Conferencia de los Estados Parte de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, que se celebra en Glasgow del 31 de octubre al 12 de noviembre. Está contenida en un mensaje en inglés —dirigido al presidente de la COP26— del que el Cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, leyó amplios extractos cuando se dirigió al Segmento de Alto Nivel reservado a los Jefes de Estado y de Gobierno en la Sala Plenaria Cairn Gorm de la ciudad escocesa la tarde del martes 2 de noviembre.

En esta edición semanal del L ́Osservatore Romano en lengua española se publica el texto completo y oficial del documento pontificio. En el mismo, el Papa Francisco continuó expresando que: "Las heridas causadas a la humanidad por la pandemia de Covid-19 y el cambio climático son comparables a las resultantes de un conflicto mundial. Al igual que tras la Segunda Guerra Mundial, hoy es necesario que toda la comunidad internacional dé prioridad a la puesta en marcha de acciones colegiadas, solidarias y con amplitud de miras. Necesitamos esperanza y valor. La humanidad tiene los medios para afrontar esta transformación, que requiere una verdadera conversión, tanto individual como comunitaria, y una voluntad decidida de emprender este camino. Se trata de una transición hacia un modelo de desarrollo más integral e integrador, basado en la solidaridad y la responsabilidad; una transición en la que también hay que tener muy en cuenta los efectos que tendrá en el mundo del trabajo. En esta perspectiva, debe prestarse especial atención a las poblaciones más vulnerables, con las que se ha acumulado una “deuda ecológica”, vinculada tanto a los desequilibrios comerciales con consecuencias medioambientales como a la utilización desproporcionada de los recursos naturales en su propio país y en otros. No podemos negar esto".

En este sentido y durante el tradicional Ángelus dominical, el Sumo Pontífice también tuvo palabras relacionadas a este tema tan sensible al mundo, y especialmente a todo su pontificado. Que la Cumbre de las Naciones Unidas sobre el cambio climático (Cop26) "escuche el grito de la tierra y el grito de los pobres" para que "pueda dar respuestas efectivas ofreciendo esperanzas concretas a las generaciones futuras". Lo deseó el Papa al finalizar el Ángelus del domingo 31 de octubre, día en el que se abrió la cumbre en Glasgow. Antes de la oración mariana desde la ventana del estudio privado del Palacio apostólico, con los fieles presentes en la plaza de San Pedro, el Papa había comentado el Evangelio del domingo, deteniéndose en el pasaje de Marcos 12, 28. El texto completo de esta oración dominical se incluye, como es habitual en esta edición del periódico vaticano.

Fotos: Madagascar, víctima de la primera hambruna provocada por el cambio climático
 

Resulta sumamente importante la homilía del Papa Francisco en el día de todos los santos, que se publica en forma completa y a doble página central con este ejemplar. “Tú, que estás en camino detén el paso y piensa, de tus pasos, en el último paso”. "Las guerras matan, no resuelven nada. Detengámonos y vayamos adelante en el camino de la paz”. Son las palabras que el Papa Francisco escribió en el libro de visitantes del Cementerio militar francés, en el barrio romano de Monte Mario, donde fue la mañana del martes 2 de noviembre —día dedicado a la conmemoración de todos los fieles difuntos— para presidir la misa. Antes de la celebración, Francisco depositó flores blancas en algunas tumbas, recogiéndose en oración delante de una de ellas, donde está sepultada una persona de la que no se conoce el nombre. Después saludó a un grupo de niños.

De regreso al Vaticano, el Pontífice hizo una parada delante del Instituto internacional de teología pastoral sanitaria “Camillianum” para saludar algunas personas ancianas, enfermas y con discapacidad. En el Vaticano, finalmente, fue a las Grutas Vaticanas para un momento de oración en sufragio de los Pontífices difuntos y depositó un homenaje floral en la capilla de la Virgen de Guadalupe. 

Por primera vez una mujer fue designada "número 2" del gobierno del Vaticano
 

La foto de tapa de este nuevo ejemplar del L´Osservatore está dedicada a la visita de esta mañana del viernes 5 de noviembre al Sanatorio donde Bergoglio estuvo internado en julio pasado. "Fuerza, hermano, el Señor es más grande que tus males, te coge de la mano y te acaricia. El corazón de Jesús te reconforta". Son las palabras del Papa Francisco en la homilía de la misa presidida en el Agostino Gemelli Policlínica Universitaria con motivo del 60° aniversario de la inauguración de la Facultad de Medicina y Cirugía de la Universidad Católica del Sagrado Corazón.

Como es habitual, se incluye en forma completa la catequesis semanal del Papa Francisco. "Cuando tenemos la tentación de juzgar mal a los otros", es necesario "sobre todo reflexionar sobre nuestra fragilidad" y "hacerse cargo de las dificultades", de las debilidades y de los pesos de los demás. Es lo que dijo el Papa Francisco en la mañana del miércoles 3 de noviembre, en el Aula Pablo VI, durante la audiencia general. Prosiguiendo el ciclo de catequesis sobre la carta a los Gálatas, el Pontífice se detuvo en el pasaje 5, 16-17.25. Y profundizando la reflexión sobre el tema "Caminar según el espíritu", invitó a evitar "el camino opuesto, el del egoísmo... que el Apóstol llama 'apetencias de la carne'".