viernes 24 de septiembre de 2021
ACTUALIDAD
14-09-2021 17:31
14-09-2021 17:31

Juicio por femicidio de Araceli Fulles: un imputado quiso ingresar con una faca

En la segunda jornada del proceso judicial, uno de los ocho sospechosos del asesinato de la jovén de 22 años intentó entrar con un arma blanca entre sus ropas al tribunal. Fue detenido.

14-09-2021 17:31

En el segundo día del juicio por el femicidio de Araceli Fulles, uno de los ocho imputados por el asesinato de la joven de 22 años quiso ingresar al tribunal con una faca. Se trata de Hugo Cabañas quien fue detenido por este hecho.

El cuerpo de la chica fue encontrado, en 2017, con signos de ahorcamiento y enterrado debajo de los escombros en una casa en José León Suárez, en el partido bonaerense de San Martin.

En la segunda jornada del juicio por este femicidio, Cabañas intentó ingresar a la sala del tribunal, pero al ser revisado por personal de las fuerzas de seguridad se le detectó un arma blanca de fabricación casera, la cual escondida debajo de su vestimenta. El sospechoso, que había llegado libre al juicio, fue detenido hoy.

Otro de los imputados por la muerte de Aracelli, Carlos Damian Cassalz fue detenido el domingo pasado al salir de votar en las PASO, en un establecimiento eleccionario ubicado en José León Suárez, San Martín. Este hombre, además, está acusado de estar detrás de las amenazas que recibió la madre de la joven asesinada.

Ni Una Menos: se registraron 133 femicidios en los primeros 6 meses de 2021

El juicio por el crimen de Araceli comenzó el lunes 10 de septiembre en el Tribunal Oral en lo Criminal 3 de San Martín y está al mando de los magistrados Martín Klobovs, Carolina Martínez y Aníbal Bellagio. Se espera que el acto judicial se extienda hasta la primera semana de octubre, donde comparecerán más de 150 testigos.

Los ocho imputados por “homicidio agravado por femicidio y por la participación de dos o más personas”, además de ellos recién detenidos Cabañas y Casalz, incluye a Hernán Rodrigo Badaracco, Carlos Antonio Ibarra, Marcelo Escobedo, Daniel Alaniz y los hermanos Jonathan y Emanuel Ávalos. Los acusados, de ser hallados culpables, podrían ser condenados a prisión perpetua.

Otro de los sospechosos, Darío Badaracco, en cuyo domicilio fue hallado el cuerpo de Aracelli, 25 días de búsqueda de comenzada su búsqueda, murió en la cárcel en 2019.  

De los acusados, sólo Casalz se encontraba detenido, mientras que los otros siete permanecían en libertad por un fallo de la Cámara de Apelaciones de San Martín de septiembre de 2017, en el que se argumentó que no pudieron obtenerse las pruebas necesarias para probar sus participaciones en el hecho.

La falta de los resultados de los peritajes, la mala conservación de las muestras recolectadas en el lugar del hallazgo del cuerpo y el sembrado de "falsas pistas", fueron los argumentos esgrimidos por el presidente de la Cámara, Carlos Hermelo.

mf / ds