viernes 18 de junio de 2021
ACTUALIDAD Debía atracar en mar del plata en enero
12-02-2021 21:28

La Guardia Costera de EE.UU. descartó malestar con la Argentina por la cancelación de su visita

Ante la consulta de PERFIL, el vicealmirante Steven Poulin, aludió a problemas logísticos y tiempos diplomáticos. Y remarcó que seguirán cooperando para erradicar la pesca ilegal.

12-02-2021 21:28

Estados Unidos descartó cualquier tipo de malestar con el gobierno argentino por la imposibilidad de culminar en el puerto de Mar del Plata el viaje inaugural del buque USCG Cutter Stone, de su Guardia Costera, luego de una travesía que lo llevó por Guyana, Brasil y Uruguay. Aunque reiteraron que las dificultades que impidieron atracar respondieron a logística y tiempos diplomáticos, insistieron en que se logró articular un trabajo de cooperación con las autoridades locales y renovar el compromiso conjunto.

“Pese a que no pudimos parar allí, tuvimos un trabajo de cooperación muy bueno y queremos seguir trabajando de ese modo”, indicó el vicealmirante Steven Poulin, comandante de la Zona Atlántica de la Guardia Costera de los Estados Unidos, ante una pregunta de PERFIL. A poco más de una semana de concluir la operación Southern Cross que trajo a la nave hasta el Sur, en un operativo contra la pesca ilegal, según informaron, Poulin participó de una teleconferencia desde Washington a modo de balance.

"Aunque el USCG Cutter Stone no pudo llegar a puerto en Argentina, tuvimos una muy exitosa cooperación para intercambiar información y renovar nuestro compromiso mutuo contra la pesca ilegal", dijo Poulin.

“Deseábamos que el USCG Cutter Stone, de la Guardia Costera, pudiera hacer una escala en la Argentina para trabajar con ese país en una base naval. Y mientras trabajábamos en la logística, descubrimos que el agua no era lo suficientemente profunda para que un buque grande pudiera ingresar de un modo seguro”, explicó Poulin en línea con la versión oficial que había comunicado la embajada de aquel país en Buenos Aires, el viernes 29 de enero.

“Para el momento que analizamos cambiar del puerto original, era muy tarde ya en el proceso para conseguir la aprobación diplomática”, se justificó. Aunque enfatizó en que, así y todo, pudieron cooperar con las autoridades argentinas en torno a las operaciones para desalentar la pesca ilegal en el Atlántico.

“Quiero subrayar algo: tenemos un compromiso asumido con la Argentina y deseamos seguir construyendo nuestra relación y, aunque el guardacostas USCG Cutter Stone no pudo llegar a un puerto en Argentina, tuvimos una muy exitosa cooperación con nuestros socios argentinos para intercambiar información, hablar sobre la naturaleza del problema y renovar nuestro compromiso mutuo contra la pesca ilegal”, detalló Poulin.

El súbito cambio en el programa de la Operación Southern Cross (Cruz del Sur) despertó todo tipo de suspicacias, más allá de la explicación oficial por parte de la representación extranjera a la que la Cancillería suscribió. Incluso se ligó a la presencia de buques chinos a la búsqueda de calamar en la región.  Desde el ministerio admitieron que “nosotros descartamos desde el vamos la cuestión de dejarlos patrullar pero no teníamos problema en la visita protocolar”.

En Guyana, el 9 de enero, el buque Stone de la USCG y la Guardia Costera de la Fuerza de Defensa de Guyana habían participado en ejercicios de cooperación contra la pesca ilegal sobre la base de un nuevo acuerdo de embarque que fue ratificado en 2020. Esta fue la primera operación dentro de ese entendimiento bilateral. También en Brasil, otra escala de la travesía de la embarcación estadounidense, patrullaron junto con la Marina vecina, con escalas programadas en Río de Janeiro y Salvador.

Cuando se desató la polémica, el sitio especializado infodefensa.com destacó que la decisión de no atracar en el puerto bonaerense ocurrió luego de que la Cancillería argentina rechazara la realización de un operativo conjunto con la Prefectura Naval Argentina (PNA). Fuentes del Ministerio de Seguridad de la Nación indicaron que nunca se tramitó un pedido de ejercicios conjuntos a través de los canales institucionales con el aval correspondiente del Congreso.