sábado 15 de mayo de 2021
ACTUALIDAD Integración
30-04-2020 18:02

Mercosur: el Gobierno consiguió una tregua parcial con sus socios

Resolvieron analizar la propuesta argentina de negociar un acuerdo comercial con Corea del Sur en dos velocidades el próximo jueves 7. Deberán presentar documentación que la sustente.

30-04-2020 18:02

Tras la tensión que generó la decisión de Argentina de oponerse a acelerar las negociaciones con Corea del Sur, tal cual reclamaba Brasil en alianza con Uruguay y Paraguay, el Gobierno consiguió este jueves lo que califican de "victoria relativa": una tregua parcial con sus socios para que su propuesta de negociar a dos velocidades, dentro del Mercosur, sea, al menos, considerada dentro de una semana. Y así despejar, de momento, cualquier imagen de quiebre mayor.

Fue en el marco de una nueva reunión de los coordinadores del Mercosur de la cual formó parte, por la Argentina, el secretario de Relaciones Económicas Internacionales, Jorge Neme. En el ministerio se dicen "confiados" en que se aprobará este formato de consenso para evitar mayores turbulencias. Por si acaso, ya piensan en alguna contrapropuesta en caso de que la negociación se endurezca todavía más y que puede contemplar "otro formato" de ritmos diferenciados. De uno y otro modo, la idea es mantener un observador en la mesa, no retirarse de la misma pero firmar solo cuando lo crean prudente.

En el ministerio se dicen "confiados" en que se aprobará este formato de consenso para evitar mayores turbulencias. Por si acaso, ya piensan en alguna contrapropuesta

De todos, el representante del gobierno brasileño siguió siendo el más intransigente durante la reunión virtual en cuanto a la necesidad de "acelerar" el tratado de libre comercio con Corea del Sur. Uruguay acompaña la voluntad de cerrar un acuerdo que dice perseguir desde hace más de una década y Paraguay, en la presidencia temporal, apenas intenta preservar al Mercosur lo más ileso posible durante su guardia. La reunión de hoy fue a instancias suyas como había sido la propuesta, el viernes pasado, de llamar a una cumbre de cancilleres que no prosperó.

La mayor resistencia de la Argentina es la no inclusión de un capítulo que contemple la cuestión de las barreras fitosanitarias en tanto entienden que puede perjudicar al sector de mayor competitividad para el país. Sugieren que es una estrategia de Seúl para proteger a su campo con aranceles que pueden escalar hasta más del 800 por ciento, como en el caso del arroz. En paralelo, las ventajas tecnológicas coreanas dejan en desigual posición de competencia a la industria local.

Felipe Solá, en el Senado: "Nosotros no rompemos el Mercosur"

"No podemos permitir que se mate empleo por consumir tecnología de alta calidad", explicó un funcionario a PERFIL al describir uno de los argumentos argentinos puestos sobre la mesa. El martes próximo, el Gobierno debe presentar toda la documentación que sostiene su postura de negociar a diferentes velocidades para que sea evaluada por el resto de los socios con voz y voto en las 48 horas siguientes.

Para consolidar su posición, el Gobierno gestiona el apoyo explícito de diversos actores que pueden verse afectados por un eventual acuerdo de libre comercio, como ser cámaras y uniones, no solo de la Argentina. Citan el apoyo de la Unión Industrial Argentina y también de la Confederación Nacional de la Industria brasileña. Y esta semana mantuvieron contactos también con referentes del campo, como Coninagro. En paralelo trabajan en un estudio de impacto económico sobre los efectos de comercializar con Corea del Sur bajo un acuerdo de libre comercio.   

"No podemos permitir que se mate empleo por consumir tecnología de alta calidad", explicó un funcionario a PERFIL al describir uno de los argumentos argentinos puestos sobre la mesa. 

"Respecto al eventual acuerdo con Corea del Sur, diversas entidades que representan a los sectores productivos manifestaron formalmente sus objeciones respecto al impacto que dicho instrumento podría tener en el tejido industrial, sobre todo en el marco de la crisis global generada por el Covid-19", asegura un comunicado emitido, horas después de la reunión, por el ministerio que comanda Felipe Solá. Y agrega: "El Gobierno argentino dispuso como modalidad de trabajo para llevar adelante las negociaciones la consulta permanente con los sectores productivos a fin de incorporar sus puntos de vista".

El objetivo, aseguran, es evitar caer en la invocación de la regla del consenso de todos los socios plenos con derecho a voto para cerrar un acuerdo comercial en el marco del Mercosur. Tampoco lo descartan, llegado el caso, aunque entienden que esa jugada puede terminar siendo funcional a la postura brasileña y sus propios reparos sobre el bloque mismo. Temen que Brasilia sea entonces la que patee el tablero.

"El Gobierno  dispuso como modalidad de trabajo para llevar adelante las negociaciones la consulta permanente con los sectores productivos a fin de incorporar sus puntos de vista"

La regla del consenso es una de las normas que se pretendían modificar durante la gestión de Mauricio Macri y sobre la cual se había alcanzado consenso con el Brasil de Jair Bolsonaro aunque se quedaron sin tiempo. También la rebaja al arancel externo común. La llegada al poder de Alberto Fernández abrió una grieta conceptual dentro del bloque y con Paraguay y Uruguay en manos de fuerzas conservadoras, y Venezuela suspendido, la Argentina quedó en minoría. Con todo, insisten en que pertenecer es una política de Estado.