martes 28 de septiembre de 2021
ACTUALIDAD El fin del mundo
02-08-2021 18:30
02-08-2021 18:30

Nueva Zelanda es el país mejor preparado para enfrentar una catástrofe global

Un estudio realizado en una universidad británica determinó que Nueva Zelanda es el país que tiene más posibilidades de sobrevivir a un colapso mundial. Menos población, energías renovables y autosuficiencia económica serían algunas claves, pero no las únicas.

02-08-2021 18:30

Una flamante investigación realizada por el Instituto de Sostenibilidad Global de la Universidad Anglia Ruskin (ARU) sólo rescató cinco países como los mejor posicionados para salvar la civilización si hay un colapso inminente. Entre ellos, Nueva Zelanda es el gran ganador.

El trabajo llevado adelante por la Universidad Anglia Ruskin –rankeada entre las 40 mejores de Gran Bretaña- se publicó en la revista especializada Sustainability. Nueva Zelanda se posicionó en el primer puesto relegando a ciudades de otros 20 países y superando a Islandia, Reino Unido, Irlanda y Australia (sobre todo, Tasmania)

mares del Pacífico Sur en la zona de Nueva Zelanda 20210225
País insular, volcánico, pero con mucha costa.

Los "viajeros del tiempo" y sus advertencias apocalípticas proliferan en TikTok

Hace apenas un mes, Nueva Zelanda también fue noticia cuando la Unidad de Inteligencia Económica  (EIU, por sus siglas en inglés, Economist Intelligence Unit) eligió Auckland como “la mejor ciudad del mundo para vivir”, tras el clásico relevamiento anual que mide la educación, la estabilidad política-económica-social y la infraestructura de servicios sociales. El puerto neozelandés alcanzó el primer puesto entre otras 140 ciudades del mundo que estaban en condiciones de competir.

Un dato interesante es que todos los países ganadores son insulares y -a pesar de o gracias a ello- tienen más posibilidades de sobrevivir al apocalipsis que sobrevendrá si no se logra frenar el cambio climático y la destrucción de la biodiversidad. Sin embargo, no todos los parámetros que se midieron tienen que ver con la salud planetaria ya que el paper también habla de alguna futura pandemia –similar o peor al COVID-19, el colapso del sistema financiero mundial, el fracaso de los acuerdos internacionales o, incluso, la combinación de variables

Catástrofe global

Según los firmantes del trabajo publicado, los efectos de una catástrofe ambiental podrían extenderse a gran velocidad por la hiperconectividad e interdependencia de nuestra economía globalizada.

"Es posible que se produzcan cambios significativos en los próximos años y décadas", asegura el profesor Aled Jones, director del Instituto de Sostenibilidad Global de Anglia Ruskin, en un comunicado. "El impacto del cambio climático, incluido el aumento de la frecuencia e intensidad de las sequías e inundaciones, las temperaturas extremas y el mayor desplazamiento de la población, podría dictar la gravedad de estos cambios".

mares del Pacífico Sur en la zona de Nueva Zelanda 20210225
Escaso turismo y escasa población.

Los cinco países mencionados, con Nueva Zelanda en la cima, “son los más aptos para mantener altos niveles sociales, tecnológicos y de complejidad organizacional dentro de sus fronteras si se produjera un colapso global”, insiste Aled Jones. Otro factor interesante es que todos tienen clima oceánico y precipitaciones variables que garantizan la fertilidad de sus terrenos cultivables.

Ante todos, Nueva Zelanda resultó ser el país más fuerte para embestir contra el aumento poblacional, las catástrofes naturales, la escasez de alimentos y la merma de recursos energéticos.

Tres rutas de senderismo en Nueva Zelanda
Nueva Zelanda conserva su biodiversidad; el 80% de su energía es renovable.

Nueva Zelanda, potente y lejana

Nueva Zelanda, que antes de la pandemia recibía, por año, la mitad de los turistas que arribaban a Argentina y tiene una población total 8,5 veces menor, disfruta de un “aislamiento” que la favorece.

El país puede producir sus propios alimentos, mantener su red eléctrica, conservar cierta industrialización y proteger sus fronteras contra una invasión masiva de migrantes, si no quisiera recibirlos en su territorio. 

Tanto Nueva Zelanda como el resto de los países insulares que alcanzaron los primeros lugares de supervivencia están beneficiados por un clima templado, baja densidad de población y condiciones estables que podrían relativamente perdurar a pesar de los efectos del cambio climático. Y entre todos, el más apto para sobrevivir es Nueva Zelanda, tanto si sobreviniera una catástrofe paulatina, a lo largo de años o décadas, o una catástrofe súbita, con un colapso veloz que se manifieste en un año o incluso menos.

Nueva Zelanda 20201028
Podría resistir una invasión de migrantes.

Nueva Zelanda tiene 4,9% de desempleo, 70% de población de origen europeo y 8% de nativos de origen maorí. Sin embargo, el idioma maorí de la población originaria –hoy minoría- es la segunda lengua obligatoria que se estudia en las escuelas, además del mal denominado “lenguaje” de señas, la tercera lengua oficial. En su conjunto, el 99% de la población está alfabetizada.

¿Cómo ser el número uno?

Hace 20 años, Nueva Zelanda dejó de ser un país enteramente agrario y si bien conoció la recesión, la inflación y la deuda pública, logró industrializarse a partir de sus mejores recursos: alimentos, bosques, textiles. Exporta la mitad de su producción de petróleo y el 80% de su consumo energético proviene de fuentes renovables (hidroeléctrica, geotérmica, eólica). 

Nueva Zelanda 20201028
Además de producción de petróleo y gas para exportar, lidera en la industria alimenticia.

Con todo, también tienen sus problemas. Casi todo el país es montañoso y muchos de sus frecuentes terremotos están en la primera plana mundial, pero aprendieron a sacar provecho de sus 15.000 kilómetros de costas.  Auckland, la ciudad más visitada, exhibe sus homeless a la vista de todos: 1% de la población, según las estadísticas.

A pesar de que Gran Bretaña es una potencia mundial, no logra encabezar la lista ya que la densidad de población le hace perder disponibilidad de tierras aptas para la agricultura. Esto podría poner en tela de juicio su futura autosuficiencia, si ocurriera una catástrofe mundial, añadió Jones, portavoz de los investigadores.

“En los próximos años y décadas es posible que haya cambios significativos. El impacto del cambio climático, que incluye aumento en la frecuencia y la intensidad de sequías e inundaciones, temperaturas extremas y un mayor movimiento de poblaciones pueden dictar la severidad de estos cambios”.

 rescate de ballenas en Nueva Zelanda 2021024
Fuerte conciencia ambiental.

"Además de demostrar qué países creemos que están mejor preparados para gestionar un colapso de este tipo –que sin duda sería una experiencia profunda que cambiaría la vida–“, en palabras de Jones, el estudio que lideró la universidad británica quiere “poner de relieve las acciones para abordar los factores interrelacionados del cambio climático, la capacidad agrícola, la energía doméstica, y la capacidad de fabricación son necesarias para mejorar la resiliencia de las naciones que no tienen las condiciones de partida más favorables".

mm / ds